www.diariocritico.com

Trampas y ausencias en el Comité Federal dejarán gobernar a Rajoy

lunes 24 de octubre de 2016, 12:46h

El titular político de este domingo, 23 de octubre, tiene que ser este: las trampas en el PSOE permiten gobernar a Rajoy. El Comitè Federal de los socialistas ha reunido solo a 237 miembros del mismo cuando su composiciòn real está entre los 280 y los 300. Es difícil de precisar pues es el propio partido el que esconde la cifra por más que se le pregunte.

Si nos quedamos con el número más bajo, el 280, veremos que los 139 votos a favor de la abstención en segunda vuelta representan menos de la mitad del pleno del Comité, y que la diferencia frente al no de 43 es un burdo montaje de cifras que pretende esconder la auténtica realidad: el PSOE ya no es un partido de gobierno, el PSOE es un partido miedoso, el PSOE ha dejado de creer en los suyos y ha dejado su futuro en manos del tiempo.

Pedro Sánchez y los suyos, que tampoco son unidad y que podemos dividir entre los que aspiraban a gobemar con todos los votos posibles de la izquierda de Podemos y la derecha nacionalista de catalanes y vascos; y aquellos que jugaban su propio y personal futuro a otras elecciones a base de impedir que Mariano Rajoy obtuviese la minoría mayoritaria en una segunda votación en el Congreso.

¿Cuántos dirigentes socialistas tenían que haber estado en la sede de Ferraz este pasado domingo?. Es una pregunta básica y una respuesta necesaria. Si Sánchez, Luena y compañía han sido unos pèsimos gestores de su partido, que lo han sido, no les van a la zaga los que les han sustituido, desde la presidenta andaluza al presidente asturiano y presidente de la Gestora.

El Partido Socialista está partido por la mitad y su reconstrucción, si es posible, le va a costar dos años por lo menos. Siempre que desde el poder conservador, por un lado, y los errores y maximalismos de las tribus de Podemos, por otro, les ayuden. Se han quedado sin discurso por ambos lados. No era una lucha ideológica la que estaba planteada, era puro y duro personalismo y ambiciones personales. Por eso Susana Díaz no ha utilizado la palabra abstenciòn y por eso presidentes aitonòmicos como Page, Lambán o Puig han tenido mucho cuidado en no enfrentarse con la formación que les apoya en sus territorios y que no es otra que Podemos.

Si esta semana que comienza Rajoy vuelve a ser presidente con todos los poderes, va a tener que afrontar la segunda parte de esta obra teatral que los partidos llevan representando diez meses: la aprobación de los Presupuestos Generales, que necesitan la misma mayoría que la investidura. ¿ También se abstendrá el PSOE?. Puede que consiga el líder del PP una Legislatura larga, por encima de los tres años, pero es posible que de nuevo haya que ir a las urnas el año que viene. Europa ya está exigiendo nuevos y duros recortes que van a salir de la ya castigada clase media; en Cataluña la desobediencia se proclama desde la Generalitat y desde el Parlament todos los días, con Euskadi a la espera, y las reformas necesarias sean o no de índole constituicional, van a exigir pactos y mucha mano izquierda. Desde dentro del Congreso, entre los dos Hernando y Albert Rivera. Y desde fuera en las autonomías que marcan el ritmo de España. La formación del Gobierno, los ministros que se mantengan y los nuevos que aparezcan van a darnos la primera pista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios