www.diariocritico.com

La era de los bufones peligrosos

miércoles 16 de noviembre de 2016, 08:46h

El triunfo de Donald Trump es un castigo a los gobiernos del establishment, escribe el senador chileno Alejandro Navarro en una serena reflexión que puede leerse en www.navarro.cl/sename. Apunta que los gobiernos progresistas que llegan al poder acaban, por presión de la macroeconomía globalizada, haciendo políticas claramente neoliberales en perjuicio de las clases más vulnerables.

El castigo a estos gobiernos reside en que la gente se cansó de entregarle el poder a quien sólo ofrecía más de lo mismo. Los electores optaron por Donald Trump, que si bien representa lo peor de la cultura norteamericana, también supo representar el hastío de los sectores precarizados por el neoliberalismo, la globalización y los empleos precarios. Paradójicamente, pero sólo en apariencia, fueron estos los que votaron mayoritariamente por él y le ayudaron a conseguir la victoria. Esos blancos, protestantes y anglosajones que pueblan el inmenso mundo agrícola de EEUU.

Afirma también el senador que no debemos olvidar que en Estados Unidos, el país más rico, poderoso e influyente del planeta, viven 45 millones de personas en situación de pobreza o cerca de ella, que comen diariamente gracias al ticket de alimentación que el gobierno entrega a los trabajadores blancos y a los hijos de inmigrantes que tienden a rechazar la llegada de nuevos inmigrantes por considerar que su posición privilegiada está en riesgo.

Y no vacila en afirmar que si el temible presidente electo representa lo peor, lo malo lo revela su antagonista Hillary Clinton. En este sentido escribe, el profesor de la Universidad de Columbia, Jeffrey Sachs, considerado uno de los mayores especialistas mundiales en la relación entre economía, pobreza y desigualdad social. Y cita en su artículo Hillary es la Candidata de la Máquina de Guerra que comienza con estas palabras: “No hay duda de que Hillary es la candidata Wall Street. Más peligroso aún es que ella es la candidata del complejo militar-industrial; apoyó todas las guerras solicitadas por el estado de seguridad estadounidense, dirigido por los militares y la CIA”.

El profesor Sachs no vacila en calificarla de ferviente neocon porque, aunque demócrata, incentivó las guerras contra Irak, las del norte de África y contra Siria. Encontró divertido declarar sobre el depuesto y fanático líder de Libia, Gadafi: We came, we saw, he died (Vinimos, vimos y él murió). Siendo todavía Secretaria de Estado intentó reiniciar la Guerra Fría con Rusia, a propósito de la conquista de Crimea y de la guerra en Ucrania. El balance final que hace Sachs de las acciones torpes de Hillary como Secretaria de Estado es devastador: desde cualquier punto de vista que consideremos, ella batió el record de los desastres.

Con la victoria de Trump, cuyo enigma todavía hay que descifrar pero cuyos primeros movimientos de piezas nefastas sobre el tablero de sus colaboradores más próximos, nos liberamos de un liderazgo belicoso, el de Hillary, que como política de estado habría elegido la violencia militar como forma de resolver los problemas sociales mundiales. Porque no sabemos qué mundo tendremos de aquí en adelante con la presidencia de Trump. Ojalá sea menos belicoso y desdiga en la práctica las medidas duras prometidas contra inmigrantes, mejicanos y musulmanes, ciudadanos negros y los millones de origen latinoamericano.

Con los anunciados recortes en la sanidad pública logrados por el actual Presidente, y entre otras barbaridades el desengancharse del Acuerdo de Paris sobre el cambio Climático con una miserable frase negando la existencia de tal peligro. Como en su día también nos abochornó el actual Presidente del Gobierno citando a un primo suyo que le había dicho que todo eso del cambio climático era una farsa sin base científica alguna. Y eso, creo recordar que apuntaló, que su primo era profesor de universidad. Y se quedó tan fresco, sí, pero ahora tendremos que padecerlo en la más peligrosa magistratura ejecutiva del país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios