www.diariocritico.com

Todos en la foto

sábado 24 de diciembre de 2016, 09:22h

De eso se trata, de la foto. Apunta a que será la política y el gobierno de España a partir de ahora. Y si no estoy en la foto, contrafoto. El problema de la pobreza energética no es la factura de la luz, el problema de la pobreza energética es integral: luz, gas y agua. Y las placas solares, y todas las energías renovables. El problema de la pobreza energética es global. Han sido muchos los intentos fracasados en la materia; el último hace apenas unas horas en Cataluña. Demasiados para resultar, digamos, desaciertos. En el año 2014 se contabilizaron hasta 43 políticos que, tras dejar sus cargos en el bipartidismo, habían fichado por empresas energéticas.

Si tanto saben los políticos de energía como para que se les rifen en estas empresas, qué incapacidad la suya ante ello cuando están sentados en las Cortes. Incapacidad capacitada, se diría. Y tan capacitada… La factura de la luz ha subido en los últimos diez años un 90%, duplicando el precio del término fijo en los últimos dos, con ellos, con los políticos en esas empresas. Qué bien gestionan ‘dentro’ y qué mal lo hicieron ‘fuera’.

Los que estuvieron en aquellas fotos de decenas de intentos por domar a las energéticas, luego se las hicieron para éstas. Ahora, sus “compañeros” de partidos en las Cortes dicen que lo van a hacer, que van a firmar un decreto-ley para reformar el sector eléctrico. Aunque la ley tiene que tramitarse, es decir, que tardará tres meses en entrar en vigor, cuando ya haya finalizado el invierno y con ello la gran demanda energética. Claro, quizá por eso el PP rechazó esta propuesta en el mes de septiembre; ¿no salían las cuentas invernales? En estos tres meses seguro que veremos muchos movimientos energéticos-políticos.

En esta última foto están PP y PSOE, que son los que han firmado el pacto, un pacto ambiguo y endeble, todo hay que decirlo, que no ata ni ataja en concreto; ¿qué es un consumidor “vulnerable”? Ciudadanos defiende que la instantánea es suya, que ese pacto ha sido posible por sus requerimientos y aportaciones. Y también dicen que no les han permitido salir en la foto, mientras a la vez aseguraban que han sido ellos los que no han querido salir en la foto; ambas negaciones en una misma frase. En Podemos, fuera del pacto, buscaron la suya propia echándose a la calle, cuando, en vez de ‘irse’ fuera, lo que tocaba en ese momento era trabajar dentro, en el Congreso, y presionar con sus propuestas y luchar donde la ciudadanía les ha puesto.

Propuestas que no figuraban porque no habían entregado, según el ministro de Energía, pero que luego resultó que sí habían entregado, según Pablo Iglesias. Parece más verosímil lo segundo y, de ser así, debe imponerse la seriedad y el rigor en el Congreso, porque esto va a ser una veleta con su señalador y sus cuatro direcciones. Y entre los cuatro, una vez se la jugarán a uno, otra a otro… Qué necedad continua.

Podemos debe seguir en ‘la calle’, pero eligiendo el momento, y ese no fue, desde luego. Eso sí, hubo foto, siempre la buscan y siempre la crean. Movilizaron a la sociedad cuando falleció la anciana de Reus (ha tenido que ocurrir algo así para que se haya abordado este problema), y ya venían de una campaña en las calles sobre la pobreza energética. Le han devuelto a la sociedad española su espíritu luchador y quijotesco, pero tienen que recordar que ya están las Cortes y que también tendrán que luchar por sus ideas allí dentro; sentido de Estado, no de continuo mitin universitario.

Y el quid de la cuestión no es el pacto, ni la reforma, ni el decreto-ley… Lo que tiene abordarse es: ¿por qué esa subida continua de las energías y por qué se permite? (Gas Natural acaba de anunciar un incremento del 3,5% a partir de enero); ¿por qué seguimos teniendo una de las energías más caras de Europa?; ¿dónde estuvieron los gobiernos —en alternancia de colores— y dónde ahora mientras todo esto se desfasa?; ¿por qué no han participado en este pacto las organizaciones de la sociedad civil?, esas 26 asociaciones de consumidores que existen y que así lo han reivindicado; ¿por qué no se ha liberalizado el mercado de las energías en España?; ¿por qué no se genera un debate completo del sector energético?; ¿por qué no se favorece el desarrollo de las energías renovables?; en España no se sabe cuál es la cifra exacta de personas, familias o viviendas que no pueden pagar la factura energética; ¿qué pasa con Europa y su directiva de 2009 sobre el mercado eléctrico, en la que se incluye la prohibición de los cortes o desconexión a consumidores vulnerables en periodos críticos? Y un largo etcétera.

¿De verdad que PP y PSOE van a cambiar el modelo energético que ellos mismo generaron? Ese modelo que persigue la instalación de placas solares, o cualquier otro sistema tecnológico de producción de energía renovable, con impuestos y multas de hasta 60 millones de euros. Esto no consiste en promulgar un decreto-ley. Esto es un gran problema de fondo y forma. ¿Lo próximo que será? ¿Las velas? ¿La cera? Aún no tienen un impuesto especial como la energía lumínica que ya es en demasiados hogares españoles. En la foto va a haber y debe haber sitio para todos, para todos los que entiendan que esto de las mayorías absolutas de acabó, que lo del cómodo y cómplice bipartidismo también, y que lo del letargo de la sociedad, idem.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios