www.diariocritico.com

Las palabras clave de ‘este’ discurso del Rey

Pese a las indudables reiteraciones en un análisis comparativo con años anteriores, el discurso de Nochebuena de Juan Carlos de Borbón, en un contexto muy especial para la Corona y en fechas casi preelectorales, ha tenido en esta ocasión un significado que considero bastante especial. Me he permitido, por tanto, subrayar las palabras que considero clave en el discurso del Rey, que este año posee, sin duda, un mayor contenido, a pesar a la similitud formal con la estructura y la semántica de años anteriores, lo que indica que han sido más o menos las mismas manos que lo hicieron en 2006 y 2005 las que han intervenido en la redacción del borrador del texto.

Las palabras ‘España’, que se repite trece veces, y ‘Constitución’ (ante su trigésimo aniversario), en cuatro ocasiones, siguen siendo las más reiteradas en los discursos del Rey, junto con ‘unidad’ y conceptos como ‘bienestar’, democracia’, ‘solidaridad’, etc. SE repite igualmente la consideración de España como país próspero con envidiable crecimiento económico. Como cada año, se repite la curiosidad de los españoles que preparan la cena de Nochebuena por conocer el contenido de los retratos que acompañan como fondo el discurso del Rey, en esta ocasión carente de referencias familiares y sí con un recuerdo al medio ambiente.

 Sin embargo, he percibido, en un análisis comparativo con años anteriores, una más enérgica llamada al consenso  de los  “grandes partidos” (es decir, de PSOE y PP) en los “grandes temas de Estado”.  Un llamamiento que sin duda, como indican las encuestas, coincide con los deseos de una amplia mayoría de los ciudadanos. Lo mismo que la mención a la unidad rente al terrorismo, reiterada ya en años anteriores. Ahora bien, como no podía ser de otro modo, el Rey no entra a detallar cuáles son estos grandes temas, si se exceptúa el terrorismo.

Sorprende, sin embargo, un lenguaje tan genérico si se lo compara con la mención muy específica a otros temas, como los accidentes de carretera o la violencia de género, por ejemplo.

De todas formas, que el Rey solicite “el debido apoyo para nuestras instituciones y poderes” parece sintomático en unos momentos en los que la Corona (sólo mencionada como tal una vez) ha sufrido acosos desde diversos ángulos y sectores. Y cuando el poder judicial y el Tribunal Constitucional parecen vivir momentos de crisis. Considero este pasaje uno de los más significativos del discurso.

Muchos aguardaban alguna referencia indirecta a lo sucedido en la pasada cumbre iberoamericana de Santiago de Chile, en noviembre, con el presidente venezolano Hugo Chávez. Obviamente, no ha existido sino un compromiso de solidaridad con Iberoamérica, sus pueblos y su futuro.

En cualquier caso, como un ejercicio acaso conveniente al comentario político, adjunto el texto del importante discurso del jefe del Estado con subrayados de las palabras y frases que, en mi opinión,  son más dignas de resaltar. Queda al lector sacar las conclusiones de esta lección anual de Don Juan Carlos, que, a sus ya casi setenta años, reitera su voluntad de servicio a los españoles.


Las claves en el discurso
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios