www.diariocritico.com
La importancia de ser famoso aunque no hagas nada

La importancia de ser famoso aunque no hagas nada

Ayer tuvo lugar en Madrid una de esas fiestas que uno se pregunta de dónde saca la gente tanto dispendio para celebrar por todo lo alto. Se presentaba la ropa oficial de las chicas que conforman la tripulación del barco Mondariz (Musto). Dicho así, no suena del todo glamuroso porque estas chicas, salvo para los que se dedican a navegar, no son conocidas para casi nadie. Aún así, los patrocinadores, Mondariz y la revista Avenue Illustrated, decidieron organizar el fiestón en el pentahouse del hotel Me by Meliá de la plaza de Santa Ana.
Para tirar de prensa llamaron a Viky Martín Berrocal haciéndola madrina del acto. Vicky, que es muy mona pero sólo sabe posar con una cara, la de entreabrir un poco la boca, así estilo la mujer de David Beckham y con una caída de pestañas perfectamente estudiada, no estuvo a la altura de las circunstancias. Y digo esto porque todos los focos se centraron en ella (of course ella es la famosa) pero las importantes eran las otras, las del equipo de vela. Al fin y al cabo para ellas estaba dedicada la fiesta, circunstancia que a la mayoría de los periodistas allí concentrados, se les escapó.

Durante los últimos tiempos hemos visto y participado todos (periodistas incluidos) de hacerles la ola a personajes y personajillos cuya única ocupación en la vida es mamonear, cuanto más mejor (no digo que sea Vicky un ejemplo de ello porque no es exactamente así). Estos personajes, que todos ustedes ya saben quienes son, salen en portadas de revistas y ocupan horas en la parrilla de televisión contando lo extraordinario que hacen en sus vidas y que no es más que acostarse con otros. Como si eso fuera algo extraordinario en la vida de una persona. De esa factoría han salido muchos y variados especimenes. Muchos de ellos hoy, afortunadamente, condenados ya al olvido.

La fiesta de ayer, ya digo, por todo lo alto, concentró muy pocas miradas de la prensa hacia las integrantes del equipo de vela. Unas muchachas que tienen en su haber verdaderas hazañas deportivas y muchos motivos para que España se sienta orgullosa de ellas. Además, viendo la página web del barco (www.aguasdemondariz.com) , una se queda pasmada al comprobar que, encima, han tenido el tiempo suficiente para estudiar y ejercer sus carreras profesionales. Ainhoa Sánchez, Pilar Casares, Amalia Calviño, Helga Garcés, Prisca Naya, Sofía Toro, Paloma Botas, Nuria Quintás, Amelia Briones, Julia Torregrosa y Mireia Pardo, son ellas las tripulantes. Las que hacen constantemente demostración de su valía y ejemplo de deportividad. Pero no salen en revistas y por ello había que tirar de agenda de famosos para convocar a periodistas que tuvieran una excusa para publicar. Y en ese lío estamos todos. No lo niego. Si no hay famoso, no hay noticia. Así de simple. Y de triste.

También paseó su cuerpo serrano por el penthouse Marisa Jara, modelo de extraordinarias curvas que dice tener problemas para desfilar en España precisamente por eso, por sus curvas. ¿? Parece coña, pero no lo es. Sus piernas son delgadas, sus brazos, idem. Pero, tiene la “mala suerte” de tener curvas, como si eso fuera un defecto en su estilizado cuerpo.

A las chicas de la tripulación, ya digo, casi nadie les hizo caso, salvo cuando posaron con Viky Martín Berrocal. Luego llegó una tal María José Ruíz que ha sido Miss España y además aporta como currículo ser la novia de De Dani DJ, que es conocido porque un día se lió con Belén Esteban que en su día parió la niña que tiene con Jesulín de Ubrique, que ese sí es conocido por una profesión: la de torero. Y así, si vas tirando de la madeja llegas a uno que sí es conocido por su trabajo, y que suele ser la nave nodriza de todo lo que se nutre bajo sus pies.

Las chicas del barco Modariz, encantadoras todas ellas, debieron de cansarse de esperar y enseguida se subieron a sus habitaciones a ponerse las lentejuelas y disfrutar de la fiesta. Al fin y al cabo, se hizo en su honor. La fiesta, con canapés y bebidas como para toda la legión, tuvo un marcado acento gallego. Te giraras hacia donde te giraras, todo sonaba con el soniquete típico galaico. Andaba por allí también Chuni Bermúdez de Castro, patrón del Caixa Galicia y que, entre otras hazañas, tiene en su haber la vuelta al mundo. Igualito que Álvaro de Marichalar sólo que éste último tiene más prensa por lo que ya saben ustedes.

Buena suerte al equipo de Mondariz. Seguiremos vuestros pasos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.