www.diariocritico.com

Podría llegar a volver a la prisión

Barreda tuvo un primer día de arresto domiciliario tranquilo

Barreda tuvo un primer día de arresto domiciliario tranquilo

El odontólogo Ricardo Barreda, condenado a reclusión perpetua por asesinar a su esposa, sus dos hijas y su suegra, cumplió este sábado su primer día de arresto domiciliario en el departamento de su pareja, ubicado en el barrio porteño de Belgrano.
Pese a que los días previos a la llegada de Barreda algunos vecinos se mostraron "molestos", este sábado no hubo ninguna protesta frente a la casa e incluso algunos vecinos taparon con pintura negra algunos insultos escritos contra el dentista.

"A mí me da lo mismo (su presencia), es una persona más, yo miedo no le tengo. Nosotros no estamos para juzgarlo, está Dios para eso, y hay que ver lo que vivió el señor", dijo una vecina que vive enfrente del edificio de Vidal 2333.

Incluso, la mujer relató que en los últimos días se quitaron los pasacalles que se habían colgado sobre Barreda y que durante la madrugada alguien tapó las leyendas escritas en su contra en la pared del edificio porque nadie quiere que el odontólogo viva "una situación tensa".

Respecto de la novia del dentista, Berta "Pochi" André, la vecina afirmó que "es muy apreciada en el barrio, porque es una persona muy servicial y muy solidaria".

Luego de abandonar este viernes la cárcel de Gorina donde estaba detenido, el dentista llegó cerca de las 22 de anoche al edificio de Belgrano donde lo aguardaba su novia, quien es garante de su detención.

El arresto domiciliario le fue concedido por la Sala I de la Cámara Penal de La Plata tras evaluar los informes psicológicos positivos elaborados por profesionales que lo entrevistaron en los últimos días.

Según explicaron a Télam fuentes judiciales, Barreda no podrá salir bajo ningún concepto del departamento de André, ni siquiera al pasillo, y además deberá continuar con el tratamiento que tenía en el penal de Gorina.

Pese a que la Cámara ya concedió el arresto, hay pendiente de resolución un recurso presentado ante la Suprema Corte de Justicia por el fiscal del Tribunal de Casación, Carlos Altuve, para que revoque el arresto domiciliario.

Barreda se encontraba detenido desde el 15 de noviembre de 1992 cuando asesinó a escopetazos a su esposa, su suegra y sus dos hijas en la casona en la que vivían en la calle 48 entre 11 y 12, en pleno centro de La Plata.

El odontólogo fue sometido a juicio oral y condenado a reclusión perpetua en 1995, por lo que podría pedir la libertad condicional en 2012
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios