www.diariocritico.com

Piqué contra la conspiración

Ha sido siempre Josep Piqué una conciencia crítica dentro del Partido Popular contra la línea dura encabezada por Acebes y Zaplana.

Pese a los intentos de ambos dos por marginarle en Cataluña y apartarle de la Dirección de Génova y, en concreto de Rajoy, el dirigente catalán y ex ministro con Aznar ha conseguido mantener su papel de confianza con el líder del partido.

Tras escuchar sus mensajes, en el desayuno organizado por Europa Press, resulta cada vez más palmaria la necesidad que los populares tienen de contar con esta clase de dirigentes que, desde la cordura y la serenidad, centren al partido y lo alejen de aventuras conspirativas.

Ante la plana mayor de su partido, salvo las curiosas ausencias de Acebes y Zaplana, recordó que el PP no puede centrar su atención en el 11-M. Con su referencia al papel de la prensa quería advertir de los peligros de seguidismo de ciertas informaciones que, hasta ahora, sólo han hecho el ridículo al intentar relacionar ETA y los islamistas por un producto de droguería o al dar pábulo a delincuentes acusados de crímenes tan horrendos como los atentados de Madrid.

Este apoyo de Zaplana, en el que se juega su carrera política, a los intereses de dos medios de comunicación muy concretos, es la guinda que le faltaba a Piqué en las dificultades que ya tiene frente a la campaña catalana. Su intento de llegar a un acuerdo con Convergencia da un paso atrás cada vez que su compañero desde Madrid apoya una nueva teoría pintoresca sobre los autores de la matanza.

De momento, el dirigente catalán ha pedido que estos ilustres colegas no aparezcan en sus mítines porque más que ayudar le echan una mano al cuello y bastante difícil lo tiene. Porque ha sido también este sector del PP el que más duramente se ha opuesto a la reforma del Estatuto de Cataluña del que Pique ha dicho que mientras esté en vigor "es mi Estatuto aunque no me guste". Le va a resultar muy complicado a Piqué convencer a Mas, acérrimo defensor del Estatuto, que hay algún punto en común entre ambos cuando el PP mantiene el recurso de inconstitucionalidad contra el texto. Con todas estas "ayudas" hay que concluir que el candidato popular es realmente un corredor de fondo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios