www.diariocritico.com

Fútbol/Liga de Campeones

El Barça empata en Bremen ante el Werder (1-1) y Valencia gana en casa al Roma (2-1)

El Barça empata en Bremen ante el Werder (1-1) y Valencia gana en casa al Roma (2-1)

No es que se esperara que Barça y Valencia igualaran la 'machada' del Real Madrid de ganar por goleada en la Liga de Campeones. Pero tampoco que no pasasen de discretos. Los azulgrana, que fueron perdiendo casi todo el partido, empataron sólo en el último minuto en Bremen ante el Werder, y los valencianistas ganaron con muchos apuros al Roma en Mestalla (2-1).

El Valencia venció por 2-1 a la Roma en Mestalla con goles de Miguel Ángel Angulo y David Villa, en la segunda jornada de la Liga de Campeones con lo que se ha colocado líder en solitario del grupo D con seis puntos.

La victoria sirvió para cobrar varias deudas futbolísticas, por una lado se vengó la derrota por 0-3 ante la Roma de hace tres temporadas también en la Liga de Campeones. Además Angulo, que marcó el primer gol de su equipo, también se cobró una deuda que tenía con la 'Champions', ya que en el último partido disputado fue expulsado y le cayeron siete partidos de sanción.

El Valencia se pareció mucho al de la primera mitad del pasado domingo contra el Barcelona. Bien asentado atrás, buenas combinaciones en el centro del campo y letal arriba. El encuentro era vistoso para el espectador porque en los primeros 10 minutos fue el conjunto romano el que disparó en tres ocasiones a la portería de Cañizares, todas ellas fuera.

Sin embargo, el que acabó de abrir las hostilidades fue Angulo, que se encontró con un balón rechazado por el portero Doni e improvisó un lanzamiento pegado al poste. Era el minuto 12 y el choque ya tenía color blanquinegro. A pesar el tanto, la Roma no se arrugó ni se precipitó y pudo empatar en el minuto 18 gracias a un inocente penalti de Moretti a Cassetti.

Partido nuevo, pero poco le duró la alegría a los italianos porque al filo de la media hora Villa se inventó un lanzamiento desde la frontal que fue tan pegado al poste que Doni poco pudo hacer. La jugada la fabricó Moretti por lo que se exoneró de su error en el penalti.

Con su tanto, el 'Guaje' volvía a poner en franquicia el marcador para el Valencia. El asturiano, a punto estuvo de marcar el 3-1 pero su tiro a la media vuelta desde fuera del área se marchó por poco. Cada vez que el equipo de Quique apretaba un poco el acelerador pasaba por encima de su rival. Después llegaron los apuros valencianistas hasta los últimos minutos, pero también la victoria final.

El Barcelona rozó la derrota

Por su parte, el FC Barcelona rozó su primera derrota en la Liga de Campeones en la visita al Werder Bremen, ante el que ofreció un mal partido que complicaba su objetivo de ser primero de grupo hasta que apareció el joven Leo Messi, quien salvó a los azulgrana con un gran gol tras una pared con Deco justo al final del duelo que igualó el gol en propia puerta de Puyol en una noche que mostró al peor Barça y que, además, le puede dejar un tiempo sin Samuel Eto'o a causa de una lesión de rodilla.

Lesionado Eto'o y desconocido Ronaldinho, que jugó uno de sus partidos más flojos, Messi fue el salvador del Barcelona en un partido que mereció ganar el Werder Bremen. Tras un primer tiempo igualado, el Barcelona comenzó el segundo tiempo con un nuevo intento en un remate de cabeza del pequeño Giuly en un saque de esquina.

Aunque, como al inicio del partido, la presión de los alemanes hizo sufrir a los azulgrana y volvieron los problemas en defensa. Entonces la fortuna se puso del lado del Werder Bremen, que se adelantó gracias a un gol de Puyol en propia puerta en un mal despeje del defensa a un pase de Hunt que buscaba el remate de Borowski.

El Weserstadion volvió a rugir y el Werder acabó de crecerse con el gol. Para colmo, Eto'o se lesionó una rodilla en un mal gesto y un minuto después Borowski casi marca el segundo. Entró Messi por Giuly y Gudjohnsen en lugar del camerunés, aunque era el Werder el que buscaba el segundo, que estuvo cerca en un tiro de Klose que atrapó Valdés.

A un cuarto de hora del final, sin embargo, llegó la reacción del Barcelona. Messi lo bordó en una extraordinaria jugada de regates en el área, aunque Wiese desbarató la oportunidad, pero, en el minuto 89, el argentino se marchó hacia el área, tiró una pared con Deco que el portugués entendió a la perfección y Messi culminó con un gol que mantuvo la imbatibilidad del Barcelona desde hace más de año y medio en el torneo, desde el 4-2 de hace dos temporadas en Stamford Bridge, su próximo destino.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios