www.diariocritico.com

Confirmaron su categoría

Nalbandian y el básquet le dieron alegría a los sueños argentinos

Nalbandian y el básquet le dieron alegría a los sueños argentinos

El seleccionado de básquet se recuperó de la caída del debut ante Lituania al vencer con autoridad a una Australia que no la complicó en ningún momento del partido, mientras que David no tuvo problemas para superar al chileno Massú por 7-6 y 6-1.
La generación dorada con el prestigio bien alto

De esta manera dejaron en claro que el sueño de obtener una nueva medalla sigue intacto, y con un Ginóbilli inspirado como el de esta noche todo puede ocurrir.
Manu fue la gran figura y goleador del equipo al finalizar con 21 tantos, y fue muy bien acompañado por Scola (17 unidades) y Delfino (con 14).

En Australia todavía no logran entender como en los primeros cinco minutos Argentina se escapó por 18 a 3 ante un Scola intratable que en los primeros tres minutos concretó nueve tantos.
Este inicio arrollador se extendió hasta el 23 a 5, donde la diferencia de calidad entre un equipo y otro era notoria, y con la ventaja lograda aflojaron el ritmo pero siempre controlando los tiempos del juego.

A diferencia del primer partido ante Lituania, donde los hombres de Sergio Hernández marcharon por detrás de la selección lituana todo el partido y lograron igualarlo al borde del precipicio, pero pifiaron el titánico esfuerzo desplegado al permitir el triple de Kleiza. El golpe les desencajó el mentón. Toda la escalada despeñada en una décima de segundo y al límite de la bocina, así que recibieron a los 'aussies' pisando el acelerador a fondo.

A Scola se le sumó Fabricio Oberto -otros nueve puntos en el primer cuarto- y, por fuera, el perfecto complemento de Pablo Prigioni y Andrés Nocioni. El campeón olímpico es la expresión más pura que puede permitirse ahora que faltan seis de los hombres encumbrados en Atenas 2004 y comienza el cambio generacional.

Brian Goorjian, técnico de los oceánicos, utilizó los tiempos muertos, se volcó desde la banda para intentar que los suyos reaccionaran y recurrió a todos los resortes a su alcance para impedir que el daño infligido resultase irrecuperable pero sólo atisbó un salvavidas flotando en medio del azul (23-11 m.10)

Los 'boomers', titulares de la corona de Oceanía, disponen de la calidad, los arrestos y la experiencia internacional necesarias para dar la cara en momentos oscuros y regresaron de las tinieblas (39-29 m.20).

Pero ya no encontraron más concesiones por parte de los medallistas dorados de Atenas 2004. El tercer y el último cuartos impregnaron con los colores albicelestes el pabellón Wukesong, en una jornada de intensas emociones y de rehabilitación y esperanza para el baloncesto de los suramericanos.
.
- Ficha técnica:
85 - Argentina (23+16+24+22): Prigioni (8), Ginobili (21), Nocioni (6), Scola (17), Oberto (12) -cinco inicial-, Delfino (14), González (4), Porta (-), Quinteros (-), Gutiérrez (3) Kamerichs (-).

68 - Australia (11+18+17+2): Newly (11), Bogut (7), Bruton (2), Barlow (6), Nielsen (3) -cinco inicial-, Anstey (-), Andersen (10), Mills (22), Saville (3), Ingles (2), Worthington (2) y Redhage (-).
Árbitros: Pitsilkas (GRE), Arteaga (ESP) y Seibel (CAN).
Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada de la primera fase del torneo de baloncesto masculino de los Juegos de Pekín 2008 disputado en el pabellón Wukesong ante unos 11.000 espectadores. Kobe Bryant, estrella del equipo estadounidense, presenció el partido.

Ahora el encuentro contra Croacia resultará clave en la búsqueda de uno de los dos primeros lugares de la zona, lo que le permitiría evitar en cuartos de final a los dos máximos candidatos Estados Unidos y España.

Nalbandian puso su categoría para eliminar a Massú

David Nalbandian, séptimo favorito, eliminó al defensor del título olímpico, el chileno Nicolás Massu al derrotarle en segunda ronda por 7-6(0), 6-1.

David demostró que es “otro” cuando defiende los colores argentinos, y luego de un primer set parejo que lo llevó al tie break, no tuvo ningún inconveniente para arrasar al chileno en el segundo set.

En el segundo set el último campeón olímpico se entregó y Nalbandian, a media máquina, se lo llevó por un contundente 6-1, para ganar en 1 hora y 25 minutos.

Su próximo rival será el francés Gael Monfils, verdugo del rumano Victor Hanescu por 6-4, 7-6 (5).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios