www.diariocritico.com

La M-40 ha sido la vía más afectada

Las fuertes lluvias provocan 160 kilómetros de atascos en las carreteras de entrada a Madrid

La intensa lluvia que ha caído sobre Madrid durante toda la noche ha vuelto a colapsar las entradas y salidas de la capital. A las doce del mediodía aún se registraban 34 kilómetros de retenciones en las carreteras de la región, siendo la vía más afectada la M-40, con 18 kilómetros de atascos entre los puntos kilométricos 17 y 35 en dirección a la A-1. A primera hora de la mañana las retenciones alcanzaron los 160 kilómetros.

Las fuertes lluvias que cayeron en la capital durante la madrugada y que continuaron por la mañana, junto a un fuerte viento, han dificultado el acceso de los vehículos a Madrid. En total, se han registrado 160 kilómetros de atascos en la red de carreteras de la Comunidad de Madrid, según informó hoy la Dirección General de Tráfico. Al mediodía los atascos todavía alcanzaban los 34 kilómetros en las carreteras de la ciudad.

   La M-40 era la vía más afectada, registrando 60 kilómetros de retenciones en cuatro tramos diferentes, a primeras horas de la mañana.  La avería de un vehículo en uno de los túneles en la zona de El Pardo ha sido el desencadenante de los atascos que se han ido extendiendo, como la caída de fichas de dominó, por la red de carreteras madrileñas.  A las doce de la mañana los atascos en direccción a la A-1 en la M-40 alcanzaban los 18 kilómetros.

   Por su parte, la A-5 presentaba 12 kilómetros de circulación interrumpida entre el 4 y el 14, en la capital, y entre los kilómetros 22 y 24, a la altura del término municipal de Móstoles. Asimismo, la A-6 tenía otros tres tramos que registraban dificultad para los vehículos, dos de ellos a la entrada de Madrid y un tercero en la localidad de Las Rozas.

   En cuanto a los atascos que se han producido fuera del entorno de la capital, destaca el que se produjo en Tres Cantos, en la M-607, con 14 kilómetros donde los vehículos se encontraban parados. Por su parte, los términos municipales de Parla y Pozuelo de Alarcón tenían ambos 4 kilómetros de circulación difícil en la A-42 y la M-504, respectivamente.

   En la capital, según un  portavoz de Emergencias Madrid asegura que al no tratarse de una lluvia torrencial y al haberse producido de manera continúa durante la madrugada y esta mañana, el agua discurría mejor por las calles y se no se producían balsas de agua. Por tanto, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid apenas tuvieron que realizar una decena de actuaciones hasta las 10 de la mañana de hoy, ninguna de ellas de gravedad.

Atascos en la M-30
La M-30 también sufre retenciones debido a la avería de un vehículo, que ha provocado atascos desde la parte baja del Manzanares hasta el puente de Ventas, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios