www.diariocritico.com

La 'número dos' de McCain arremete contra quien no crea que puede ser vicepresidenta

Sarah Palin contraataca y se declara preparada para una 'dura batalla'

Sarah Palin contraataca y se declara preparada para una "dura batalla"

La gobernadora de Alaska, Sarah Palin, aceptó este miércoles el nombramiento del Partido Republicano como candidata a la vicepresidencia, en una noche en la que, además de criticar con dureza al candidato demócrata Barack Obama, contraatacó a quienes han puesto en duda su capacidad para ocupar un cargo tan elevado.
"Acepto el desafío de una dura lucha" electoral, dijo Palin ante los asistentes en Minesota a la Convención Republicana, quienes, en el momento en que apareció en el escenario, le ofrecieron una cerrada ovación que duró tres minutos y que se repitió al final del acto, cuando el candidato John McCain apareció por sorpresa junto a su polémica elegida.

"¿A qué he acertado con mi selección de vicepresidente?", preguntó McCain a un publico encendido ante el que arropó a Palin y a los miembros de su familia, entre los que se encontraban Bristol, la ya famosa embarazada hija de 17 años de la gobernadora, y el novio de ésta y futuro padre de la criatura.

McCain, sin embargo, no fue el único que defendió la elección de Palin, ya que, a lo largo del tercer día de convención, todos los oradores, como el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, y los ex gobernadores de Arkansas, Mike Huckabee, y de Massachusetts, Mitt Romney.

Palin demostró, sin embargo, que no necesita la ayuda de ninguno de sus correligionarios para defenderse y que se basta por sí misma para hacerse respetar, como ha dejado claro en una intervención que suponía la oportunidad de la gobernadora de responder a muchas críticas.

"He aprendido en los últimos días que, si uno no es miembro de la elite de Washington, algunos en la prensa consideran que el candidato carece de cualificaciones sólo por eso", argumentó la "número dos" de McCain, quien, además, aseguró que no va a Washington buscando "buenas críticas, sino para servir a la gente de este país".

Palin desgranó así todas sus credenciales como candidata idónea y, para acabar con los interrogantes sobre su experiencia y el proceso que se siguió para seleccionarla, explicó con mucho detalle en qué ha consistido hasta ahora su labor como gobernadora.

Todos esperaban que Palin hiciera algún tipo de referencia al embarazo de su hija adolescente, pero la gobernadora de Alaska se limitó a decir que su familia tiene "los mismos altibajos que cualquier otra, los mismos desafíos y las mismas alegrías", ante la atenta mirada de sus cinco hijos y su esposo.

Palin también dedicó buena parte de su discurso a alabar a McCain y arremeter con dureza contra Obama, al que aseguró que no ve preparado para gobernar el país.

"Es un hombre que ha escrito dos libros de memorias pero ni una sola ley o reforma importante, ni siquiera en el Senado estatal", dijo Palin, quien dijo que "en la política, hay ciertos candidatos que usan el cambio para promover sus carreras, y hay otros, como John McCain, que usan sus carreras para promover el cambio".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios