www.diariocritico.com

Drogadicciones (I)

jueves 25 de marzo de 2021, 17:30h

A la ruina cívica, económica, física, mental, etc., que provocan los excesos de las drogas duras-blandas “clásicas”, -alcohol, cannabis, cocaína, hachís, heroína, opio, tabaco, y derivados…soy fumador de seis-ocho cigarrillos, y profano en el resto de drogas-, hay que añadir las ruinas de ciencia, conciencia, criterio, moral, sapiencia, ética y estética que causan las drogas modernas… como pueden ser las fanáticas adicciones-drogadicciones del “aparentar, de apuestas viciadas-viciosas, del balompié, de la codicia, del cotilleo, del lujo-moda insultante, de la imitación-inercia pajarera-pasajera, de la vanidad… o de las contradictorias-enrevesadas ideologías X, XX, XXX”.

Entre las personas normales; normales… en el más completo y mejor sentido de la plural palabra, hay como un hartazgo-rechazo a tantísimas banalidades-frivolidades tóxicas y costosas, protagonizadas por drogodependientes más-menos enfermos de todos los colores-olores-sabores que no aportan nada de nada constructivo al raciocinio genérico y que directa-indirectamente restan posibilidades de logística-solución-tiempo-inversión al sector público-sanitario y a otros menesteres urgentes de verdaderas atenciones-necesidades hacia el sector más canino-inocente de la población.

Con la acentuada crisis de crisis que trajo el éxito-fracaso financiero de hace unos años, más el enigmático, letal y casi paralizante Covid 19 parece que aumente el tráfico-consumo de drogas clásicas, modernas, ¿y futuras? Drogodependencias-drogas como pueden ser las derivadas de la picaresca que la abismal desigualdad económica obliga, o casi, como pueden ser las artimañas, bulos, mentiras, trucos, para sacar más-menos dinero a personas ancianas, confiadas, solitarias, vulnerables, a cambio de falsas vacunas, certificados, revisiones o seguros de pura-dura ficción. Por otra parte están aumentado las ganancias de los que desde arriba manejan las tragedias de estas y de todas las crisis-drogas habidas y por haber.

Sí, “el insaciable y triunfal libre mercado”, sin límites para la riqueza-pobreza, parece que por la cobardía-complicidad-dejadez de los politicastros está desembocando en: “libres pecados mortales sin fin”.

Resulta que en España, se celebran cientos-miles de fiestas ilegales cada fin de semana-puentes, donde abundan drogas blandas-duras y “clásicas-vanguardistas”… según afirman las autoridades de esas cosas desastrosas. Fiestas ilegales obvias y fiestas caras; es decir, “fiestas” obvias-caras porque requieren de viajes en avión, en automóvil, de abundante-sobrante dinero para “alternar-comer-dormir-obsequiar”, fiestas de las que “disfrutan” las y los jóvenes más descarados-descerebrados-libertinos del sistema y que no paran de incordiar-provocar cueste lo que cueste y caiga quien caiga…jóvenes de casi toda España y partes del mundo… que nada tienen que ver con jóvenes que en general son becarios, precarios, estudiosos, mileuristas, parados, sensatos o sobrios sin más.

Hasta ahora el relato de las drogas es solo descriptivo-tímido. No entiendo como esas y otras autoridades no nos dan información integral del por qué y para qué de las drogodependencias-drogadicciones. No nos dan datos sobre los porcentajes de las motivaciones-desmotivaciones que a las y a los jóvenes más boatos-chuflas-débiles conducen a las drogas. Por lógica-razón “el “mundillo alegre-artificial de todo tipo de excesos-drogas” acaban en tristísimos cielos-infiernos de borrosos borrachos- borregos-burros que genera un “modelo de sociedad” que ya es tanto o más sucio que social. ¿Quién-quienes se benefician de tan evidentes-sospechosos silencios? ¿Hay “personajes influyentes-importantes, o parientes”… metidos en ese maligno-rentable berenjenal?

¿Cómo es posible que los llamados medios informativos, “formales-formativos-libres” según sus directores, dediquen muchos más espacios a las andanzas-caprichos de “ases del deporte-espectáculo”, o a las miserias-vivencias de “ases del cotilleo tóxico”… que a intentar analizar-dialogar-solucionar los problemas esenciales que maltratan a altos porcentajes de la sociedad civil-civilizada propiamente dicha? ¿Qué tiene que decir la exagerada-exigente y casi genérica publicidad al uso, al abuso y al respecto? ¿Ya no hay compañías públicas-mixtas-privadas que inviten a información-utilización comercial justa y cabal? ¿Nada ni nadie tiene libertad-moralidad para frenar-prohibir tantas barbaridades-bajezas-basuras-drogadiciones mucho más escabrosas que edificantes? ¿Qué ejemplos a seguir con ciencia-decencia tienen muchos de nuestros adolescentes y jóvenes viendo como derrochan-viven esos cotillas-ídolos casi de fango-fanfarria-figuración?

Continuará.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios