www.diariocritico.com

Espiar

jueves 12 de mayo de 2022, 10:41h

Los espías en general despiertan pocas simpatías en el conjunto del personal. Entre otras razones porque también se dedican a despistar para mal. Son como las setas venenosas… se parecen a las setas sabrosas, crecen en iguales o parecidos parajes… pero como las confundas, pasan de ser un bocado exquisito para el paladar a ser un malestar en el estómago que te puede llevar a las urgencias o cementerio del lugar.

Los espías son imprevisibles-inquietantes. Los espías son personajillos, que con disimulo, escucha-observa lo que acontece… para informar a quién tiene interés y paga o premia por saberlo. Los espías, “normalmente”, son “agentes” al servicio del poder local-nacional-global, o de sus contrincantes, para averiguar informaciones ocultas-secretas relacionadas, fundamentalmente, con lo belicoso, beneficioso, barricadas, liderazgos, etc., etc. Espiar, es o parece un “oficio” de taciturnos-traicioneros.

Espiar es acechar… acechar es vigilar. Se debe-puede vigilar el decadente-decepcionante gallinero capitalista dictatorial… para comprobar si son las zorras o son las ladronas las que van restando huevos-pollitos en el corral-nidal. Digo zorra-ladrona… como podía haber dicho lobo-avaro.

¡Ojo con especular-jugar con los necesarios casos-cosas de comer…como suelen hacer los mercachifles-politicastros! ¡Hasta la montera estamos de que nos espíen sin dar explicaciones-soluciones a lo esencial!

Espiar es acechar-vigilar haciéndose el tonto, o casi, al servicio de una organización-país-patrón para que sepan lo que dicen-hacen los públicos-pueblos con-sin fronteras… y poder sacar provecho propio o de banda-bando por equívocos X o por coyunturas XX.

Los espías dobles y “contraespionajes” tan recurrentes en cinematografía-literatura, existen en la realidad y suelen ser como los mercenarios-sicarios sin ciencia-conciencia que sirven a partes contrarias por una bolsa-puñado de billetes. No, no sé si hay espías triples… además de triperos.

En un mundo, en un modelo de sociedad-sostenibilidad suficiente sobrarían todos o casi todos los espías. Pero como estamos en un modelo de suciedad-sucedáneos sin límites, los espías-espionajes adquieren un protagonismo tal patente-potente como temible-falso-falaz.

Sí, en un mundo a merced de las exclusivas maniobras del ultra capitalismo tradicional-privado, o de las maniobras del nuevo-privado-exclusivo capitalismo ultra, casi nada y casi nadie se fía-confía en las maniáticas elites que manejan-marean-minan el mañana.

Los espías suelen ser chivatos para y por el “mejor” postor. Los espías suelen ser profesionales de las cochinadas y cotilleos, ¿secretos?, públicos-mixtos-privados. Los espías suelen sentirse tan atormentados-verdugos como coléricos-caros.

Los espías, conociéndoles o no, suelen estar bajo sospechas de esto, eso y aquello.

Los espías con más avales-medios tienen capacidad para aparentar-tergiversar cosas que son otras… o que son la intención-invención de quien les ampara-paga.

Los espías son como la pescadilla que se muerde la cola, hubo-hay-habrá espías porque no hay transparencias y no hubo-hay-habrá transparencias porque hay espías.

Hay espías para “progresar-subir-bajar” entre los propios amigos-camaradas-compañeros de bandos-camadas… ¡que horror-terror!

Por un espía-espionaje más-menos justificado hay nueve espías-espionajes adúlteros-adulterados. En mi siguiente “reencarnación” tampoco seré espía.

¿Espías?... que se lo pregunten a los políticos y opositores más críticos con el sistema ultra capitalista-partidista-global en estas vísperas de San Isidro del año 2022.

¿Qué, quienes están detrás de los espías-espionajes más graves e inquisitoriales? ¿Son misterios-secretos como nos dicen desde las instituciones o son milongas sin más?

¿Quién vigila a las elites-elitistas que nos bloquean-espían por la gracia-desgracia de no se sabe que-quien con exactitud?

¡Hay secretos que son excrementos tóxicos que van-vienen por cloacas malintencionadas-malolientes!

Y así tampoco vamos-venimos a ninguna parte con claridad-naturalidad suficiente y verdadera.

¡Menos espías y más alegría-claridad-sabiduría!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios