www.diariocritico.com

Llenos

sábado 01 de octubre de 2022, 13:55h

Claro, si firmo una crónica breve con el título “VACIOS”, es lógico firmar otra con el título “LLENOS”.

Y cuando hay tantos vacíos en casi todos los casos-cosas esenciales que parecen llenos…es porque hay abundancia de basura-corrupción, de chapuzas-chiringuitos, de contagios-gases tóxicos, de tramas-trampas-trepas, de ignorantes-oportunistas-parásitos-vividores, de impresentables propagandas-propagandistas-protagonistas.

Las llamadas iniciativas privadas, manejadas en todos los “altos-bajos” solo y exclusivamente por las elites de mercados-mercaderes, echan la culpa de todos los males pasados-presentes-futuros al aparato administrativo-burocrático de los estados y gobiernos. En efecto, para las elites, son mucho más culpables los estados-gobiernos que menos sintonizan con su naufragado “espíritu-filosofía” privado y mercantil.

Ojo, tendrían parte de razón si no fuese porque en iniciativas privadas hay tantos o más fallos-folloneros que en las in iniciativas mixtas-públicas. A demasiados sujetos de esas especies les descalifica-pierde la avaricia-codicia-postureo sin límites. Las elites mercantiles lo quieren todo-casi todo para sus patrimonios y parentescos.

Los estados-gobiernos más-menos democráticos y sus partidas-partidos políticos que llegan al “poder”, han llenado el sector público de amigos, compañeros, familiares o interesados… que aportan-producen-trabajan tan poco y tan mal para el bien común como muchos de los herederos de los insaciables y peligrosos mercaderes. ¿Hay excepciones?

Es decir, los llenos, o casi, de apariencias-indiferencias, de excesos-carencias, son casi parejos en el sector público, en el sector mixto y en el sector privado…ahí nacen todas las agresividades, desasosiegos, desigualdades, frustraciones, males, etc., etc. La crispación-indignación de más del 50% de la población local-nacional-global va de menos a más.

Sí, en el sector público hay llenos de jefes-jefecillos con cargos políticos, sociales o abstractos bien retribuidos…es menester hacer una limpia con sentido-sentimiento común en los llenos-vacíos y en los vacíos-llenos que padece y paga el sector público.

Los herederos de los mercaderes elitistas no deben, ni pueden-podrán tener tanto poder económico privadísimo como tenían-tienen. Hay demasiados herederos que actúan sin escrúpulos…”porque mis antepasados así lo hicieron”, “porque me sale de la entrepierna”, o “porque lo hago así o destruyo-deterioro mis-sus tinglados”.

Tinglados propios con materias-materiales naturales-públicos que restan posibilidades a los intereses comunes.

Sí, también es menester hacer curas de generosidad-humildad a las ambiciones-arrogancias desmedidas.

En pleno siglo XXI la sociedad-suciedad casi genérica no ha planteado-solucionado de verdad un tira y afloja privado-público que sigue perjudicando a la inmensa mayoría de la población mundial.

Por cierto, el sector mixto… es el vecino limbo-linde del cielo y del infierno. Es un importante sector que también hay que aclarar-sanar-enfocar para y por el bien de casi todos.

Los “politicastros”, llamo así a los políticos… porque “los-sus” hechos casi generales dejan mucho o todo por desear. En campañas electorales nos llenan las cabezas de necesarias promesas… que luego no se cumplen, se tergiversan, o se olvidan. Mala cosa.

Los mercaderes, por norma, nos llenan el coco de publicidad-alegría-felicidad-pájaros-vanidad… y más de la mitad de la población mundial no puede aguantar ni siquiera mantener el criterio-pájaro que creen-creemos tener entre manos. Sí, en el fondo, los mercaderes solo son profesionales-becarios del bla, bla, bla, y del ji, ji, ji… que parece gustar a las personas banales y disgustar a las personas cabales. Mala y confusa cosa.

Completan los llenos de esto y de lo otro, con tantos o más libertinajes que libertades, con tantos o más precios que aprecios… ojo, los bolsillos de casi todos los clientes-posibles clientes cada día están más vacíos que llenos… la carestía del sistema la marcan las “drogadictas” elites económicas.

Me viene a la memoria el peculiar torero cordobés de mediados del Siglo XIX, José Roriguez y Rodriguez “Pepete” cuando dijo:

El mayó mal de los males

Es bregá con quien no entiende

Y… con quien no sabe.

Eterno, elemental y genial verso… al que hoy podríamos añadir otro-otros que digan más o menos así:

El mal de casi todos los males

Digan lo que digan… elites y señorías

Son las extremas desigualdades-hipocresías.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios