www.diariocritico.com

La Ciudad del Alzheimer Madre Teresa de Calcuta

miércoles 09 de septiembre de 2020, 09:19h

Hoy hablaré sobre la Ciudad del Alzheimer Madre Teresa, que promueve la Fundación Padre Damián y Madre Teresa de Calcuta. La citada Fundación, de carácter benéfico cultural, tiene como objetivo prioritario la atención y asistencia terapéutica de enfermos de Alzheimer, incluyendo en su labor la investigación y puesta a disposición de los mismos medios y cuidados terapéuticos y de su entorno para mejorar la calidad de vida de estos enfermos. La futura “Ciudad del Alzheimer Madre Teresa” estará ubicada en la finca que ha puesto a disposición la Congregación de los Sagrados Corazones en El Escorial.

Todos somos conscientes de la creciente importancia en nuestra sociedad del Alzheimer, la causa más común de demencia. Unos datos nos aproximan a su realidad. Según la Sociedad Española de Neurología alrededor de 800.000 españoles padecen el Alzheimer, entre el 30 y 40 % de los casos están sin diagnosticar, y cada año se diagnostican unos 40.000 nuevos casos. El coste medio es entre 17.100 y 28.200 €. por paciente. El coste global del tratamiento es de 1,5 % del producto interior bruto. El envejecimiento es básico en su desarrollo. Un 25 % de nuestras familias tiene un familiar con Alzheimer. Los enfermos necesitan compañía, ayuda y sobre todo la soledad. que es la gran epidemia del S.XXI.

Por todo ello, hace unos pocos años el Dr. Francisco Rico Pérez, Profesor Emérito de la Universidad Complutense, constituyo la Fundación Padre Damián y Madre Teresa de cuyo Consejo Asesor es presidente Ignacio Buqueras y Bach y de la que yo formo parte, para crear la ciudad del Alzheimer.

La propuesta planteada en la finca conocida “La Huerta” de los Sagrados Corazones ofrecerá 9.000 m2 distribuidos en un centro especializado en el cuidado del Alzheimer. Se pretende también aunar en un mismo edificio la labor asistencial del centro de Alzheimer con la formativa, en él se ubicarán:

Centro de Día “PADRE DAMIÁN”, En el que habrá un Centro de Día enfocado a personas que se encuentren en etapas tempranas de la enfermedad

Centro de Formación Profesional “ALFONSO CORONEL DE PALMA”

Centro de Investigación “ENRIQUETA AYMER” de la enfermedad de Alzheimer. Los océanos se hacen con gotas de agua, según la Madre Teresa de Calcuta y así con estos apoyos civiles se hace esta iniciativa grandiosa y pertinente en los tiempos que vivimos.

Hoy hace 110 años que nació la Madre Teresa de Calcuta. Su nombre, Inés Gonxha Bojaxhi, nació en Skopie República de Macedonia el 26 de agosto de 1910. Inés, cuyo nombre significa “capullo de rosa”, sintió su vocación religiosa a los 12 años. Cuando tenía 18 años, en peregrinación al Santuario de la Virgen Negra de Letnice, tomó la decisión de su consagración religiosa. En los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola se formuló con fuerza la pregunta “¿Que hago por Cristo?”. En 1928 ingresó en el Instituto de la Beata Virgen María, “ las Hermanas de Loreto”, una orden por la que ella se había interesado, leyendo cartas de misioneros jesuitas, ya que mandaba a las hermanas especialmente a la India. Su llegada a Calcuta fue el 6 de enero de 1929. El 23 de mayo del citado año, Inés recibió el hábito religioso como novicia, adoptando el nombre de María Teresa del Niño Jesús.

El 7 de octubre de 1950 nacen las Misioneras de la Caridad. Su tarea prioritaria era atender a los más necesitados, los marginados, los enfermos, moribundos,... Su primera sede fue una minúscula casa en la que convivían 12 monjas. Los requisitos para ingresar en la Congregación eran: la santidad y la felicidad. Las hermanas destacaban, a pesar de la fuerte entrega emocional a su trabajo y al apostolado que desarrollaban, por su permanente sonrisa y la alegría que irradiaban sus ojos.

En 1962 recibió el Premio Padma Shri, la máxima distinción civil india. Sus reconocimientos internacionales fueron múltiples. Entre ellos el Premio Nobel de La Paz en 1979. El 5 de septiembre de 1997, falleció afectada por un ataque al corazón, hace pocos días 23 años, por lo que acudí a una misa en la iglesia de San Antón, oficiada por el padre Ángel de Misioneros de la Paz, con quien me fotografié en compañía de Ignacio Buqueras, presidente y alcalde de la Ciudad del Alzheimer y con Juan Vera, todos miembros del Consejo Asesor.

Dos años después de su fallecimiento, el Papa Juan Pablo II, haciendo una excepción sobre los 5 años previstos, permitió iniciar la causa de canonización. El 19 de octubre de 2003, la Madre Teresa fue declarada Beata. El 4 de septiembre de 2016, dentro de las grandes iniciativas convocadas para el jubileo de la misericordia, la Iglesia proclamó Santa a Madre Teresa. Con anterioridad, la ONU en su honor había fijado el 5 de septiembre de 1993 Día Internacional de la Caridad. Su canonización fue aprobada por el Papa Francisco en diciembre de 2015.

Según la Mayo Clinic: La enfermedad de Alzheimer es un trastorno progresivo que hace que las células del cerebro se consuman (degeneren) y mueran. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia, una disminución continua de las habilidades de pensamiento, comportamiento y sociales que altera la capacidad de una persona para funcionar de manera independiente. Es un drama degenerativo

Los primeros signos de la enfermedad pueden aparecer cuando se olvidan eventos recientes o conversaciones. A medida que la enfermedad avanza, una persona con la enfermedad de Alzheimer desarrollará un deterioro grave de la memoria y perderá la capacidad de realizar tareas cotidianas. Necesita ser atendido, según su estado en una Institución especializada, como es el proyecto de la Ciudad del Alzheimer que lleva el nombre de Madre Teresa de Calcuta.

Los medicamentos actuales para la enfermedad de Alzheimer pueden mejorar temporalmente los síntomas o retardar la tasa de disminución de las capacidades. En ocasiones, estos tratamientos pueden ayudar a las personas con la enfermedad de Alzheimer a maximizar la función y mantener la independencia por un tiempo. Los diferentes programas y servicios pueden ayudar a las personas con la enfermedad de Alzheimer y a las personas responsables de su cuidado.

No existe un tratamiento que cure la enfermedad de Alzheimer o que altere el proceso de la enfermedad en el cerebro. En las etapas avanzadas de la enfermedad, las complicaciones de la pérdida grave de la función cerebral, como la deshidratación, la desnutrición o la infección, causan la muerte.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios