www.diariocritico.com

Los 'aparatos del Estado' contribuyen a romper España

lunes 05 de noviembre de 2018, 14:47h

El juicio contra los políticos independentistas catalanes llega en un mal momento para el régimen del 78 y sobre todo para con su Justicia y su Corona.

El independentismo habla en nombre del todo el pueblo catalán y no es cierto -aunque dos millones de independentistas con derecho a voto, contrastados, es mucho- pero los jueces están ayudando tanto a la República, como a 'romper España' con su aplicación politizada.

La Justicia llega muy desprestigiada al momento procesal, no solo en Cataluña, sino en todas partes del reino y su tolerancia tanto con violadores y maltratadores, sus postulados machistas, su constante apelación a la falta de formación por parte de personas que han sacado al menos una carrera universitaria y una oposición, es en parte un cuento para ocultar su ideario reaccionario.

Si a esto le añadimos su tolerancia con conductores borrachos y drogados o el narcotráfico, percibida por las víctimas, indigna. Su sentencia sobre las hipotecas con el pago de gastos e impuestos y la marcha atrás del Tribunal Supremo han demostrado que no tienen independencia de los poderes reales, es decir los financieros y los poderosos.

La Corona está igualmente desprestigiada. El cambio de titular no hace olvidar una institución muy dañada por la corrupción y relaciones con comisionistas o monarquías teocráticas. Cada vez cuenta con menos apoyos, contrastado en diversas encuestas y análisis sociológicos entre los que sobresale su rechazo por la juventud, demostrándose su nulo futuro. La actitud de los borbones, es distante, engreída y reaccionaria. Educando a sus herederas familiares, en colegios caros de ricos, elitistas y confesionales, esto demuestra lo que en realidad son y a quienes representan. A la consorte del monarca, sus múltiples operaciones de cirugía estética -que nuestros impuestos financian- no le han servido para ocultar su mal carácter. “No sirvas a quién…..”

Los independentistas ocultan por su parte que más de la mitad del pueblo que habita en Cataluña no les apoya y que comienzan a caer gordos y aburrir. Pero los juicios les han dado nuevos bríos a pesar de que el president Torra y Puigdemont proceden de un partido neoliberal y corrupto hasta las trancas que representa a los intereses de sectores burgueses, inventen lo que inventen. Pero hay más independentismo e independentistas. A Oriol Junqueras, hombre tranquilo e inteligente de la situación los jueces españoles le piden más años que a Tejero. En el juicio Junqueras podrá hablar ante el mundo. Recordemos otros juicios famosos de personajes políticos que luego se han vuelto contra sus juzgadores. Además a una democracia, los juicios políticos le sientan muy mal.


El Gobierno Sánchez hace equilibrios imposibles y lo que es peor está situando a su partido es posición muy complicada. El socialismo es republicano histórico e ideológicamente y las y los socialistas de base son republicanos en su mayoría, esto también nos ha llevado a socialistas a abandonar el partido por su sumisión dinástica que jamás el socialismo. Pero el socialismo ha sido pensado al objeto de entre otras cuestiones realizar cambios legales imprescindibles al objeto de favorecer a la clase trabajadora incluidos cambios constituyentes y no ampararse en leyes injustas impuestas en el caso español por la derecha (UCD, AP, PP) o años atrás como consecuencia del golpe de estado del 23F por los tanques de la Acorada Brunete o los regimientos Vizcaya 21 y el Lusitania de caballería acorada en las calles de Valencia. Eso sí fue un golpe de estado y no empapelar con pegatinas un coche de la Guardia Civil.


El régimen se la juega en los juicios y más todavía con las sentencias que seguramente acabarán en Estrasburgo e incluso en La Haya y recordemos los graves revolcones de LLarena ante las justicias europeas. Igual no lo saben, pero los aparatos del estado llegan muy débiles y en lugar de ser inteligentes se reafirman en la represión politica que al final tan solo favorece a la extrema derecha, aunque tal vez más de un juez sea eso lo que pretenda. La fuerza nunca solucionará un problema de siglos. La realidad plurinacional española es muy tozuda.

A esto le hemos de añadir la continuidad del precariado, la pobreza laboral, los robos de las compañías eléctricas y las energéticas contra las clases populares que nadie frena, no solo no ayudan sino que demuestran que no se gobierna en favor de todas y todos. Esta pobreza social y la persistencia de leyes que solo favorecen a los ricos y a las multinacionales de la energía, también deslegitima al régimen.

Solo una acción socialista clara y democrática, la libre federación y la República pueden ser solución y punto de encuentro entre todas y todos, entre la mayoría. Quien reprime acaba llevando las de perder. Pero de este juego tan solo las derechas extremas y los neofascistas puede encontrar ventajas y el Gobierno Sánchez debe dejar de tener tantos temores a una derecha que jamás le apoyará ni le perdonará.

Carlos Martínez García

Politólogo y ex portuario. Miembro de la plataforma socialista pro PSF.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.