www.diariocritico.com
Foto cedida por 'Hora Punta' (TVE)
Foto cedida por 'Hora Punta' (TVE)

Javier Cárdenas, televisivo, radiofónico y 'centenario'

> Llega a los cien programas de “Hora Punta” ganando cada vez más audiencia

miércoles 29 de marzo de 2017, 07:43h

No es fácil trabajar en un medio tan competitivo como la televisión. He conocido profesionales famosos completamente histéricos por unas milésimas de audiencia, porque el “share” puede suponer para ellos importantes cantidades de dinero e, incluso, su propia supervivencia. No es nada fácil, ni siquiera cuando se trata de un programa en la “tele” pública Televisión Española. Por eso, es más de destacar que Javier Cárdenas, por quien algún agorero no daba ni un euro cuando empezó “Hora Punta” en octubre, haya cumplido la semana pasada sus cien primeros programas, y triunfando.

Aviso a navegantes: no conozco personalmente a Javier Cárdenas. Pero mantengo con él una comunicación indirecta desde hace meses. Si alguien cree que por eso voy a hacerle la pelota, es que no me conoce. Pero igualmente digo que quizás no sea “objetivo”. Por eso estas líneas reflejan exclusivamente mi opinión personal.

Javier Cárdenas (Barcelona, 1970) debería de estar acostumbrado ya a la popularidad, lograda a base de mucho esfuerzo y de haber marcado otros hitos anteriores. Sin embargo, no ha perdido sensibilidad, ni parece que se haya “endiosado” con ello. De otros “colegas” periodistas que han triunfado y se han hecho muy famosos no puedo decir lo mismo, lamentablemente.

Hoy, Javier Cárdenas compatibiliza la emisión de “Hora Punta” en La 1 de Televisión Española, por las noches de lunes a jueves, con “Levántate y Cárdenas”, en Europa FM cada mañana. Si se preguntan cómo es capaz de aparecer ante el micrófono de la radio a las seis de la mañana y terminar su jornada ante una cámara de TV al filo de las once de la noche, y de arrastrar consigo a una legión de incondicionales, les diré que “tiene truco”. Pero no seré yo quien lo revele. Sí que puedo decir que todo se resume en una palabra: trabajo.

En ambos programas de TV y radio, respectivamente, Javier Cárdenas es una voz que se hace escuchar alto y claro. De tono amable, cuando tiene que “cantar las cuarenta”, lo hace sin pelos en la lengua. Por eso me cae bien, aunque esto le ha granjeado involuntariamente cierta fama de polémico.

Cárdenas es un innovador nato. Quién iba a decirle a él cuando tenía nueve años y empezó a hacer sus primeros “pinitos” en “Peques Unic” (Radio Juventud de Barcelona) que, tras pasar por el mundo del deporte durante una buena temporada (Antena 3 Radio, Radio Club 25, M80 Radio…) iba a convertirse en pionero y referente de otra forma de hacer periodismo, mezclado con el espectáculo, el puro divertimento, las variedades…

No pretendo hacer una “hagiografía” de Cárdenas. Además, me consta que no le gusta y que cuando le alaban le da pudor divulgarlo en sus perfiles de las redes sociales. Sin embargo, frente a otros “monstruos” televisivos (y radiofónicos) de la misma franja horaria, Javier Cárdenas ha superado la barrera psicológica de los dos millones de audiencia en televisión en pocos meses, por no hablar de los incontables seguidores que tiene en la radio.

Enhorabuena, Javier. Tendrás tus defectos, como cada hijo de vecino. Pero quienes mejor te conocen destacan tus valores como profesional y como persona.

“Llegó, vio y venció”, como Julio César. A pesar de aquellos agoreros, hoy en silencio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios