www.diariocritico.com

El grueso error de Iván Redondo lo pagará el PSOE

viernes 28 de mayo de 2021, 08:03h

Las declaraciones de Pedro Sánchez usando la Constitución forzadamente para distinguir lo que es venganza de lo que es concordia, están siendo consideradas dentro y fuera del PSOE como una torpeza histórica. Sánchez ha recogido velas rápidamente para matizar esas afirmaciones, aunque manteniendo siempre su posición favorable a los indultos a los políticos presos condenados por el proces. Sobre todo, después de que el Tribunal Supremo haya emitido un informe tan rotundo en contra, que coloca al otorgamiento de tales indultos como una acción directamente lesiva para el Estado de Derecho.

Las declaraciones del asesor áulico de Pedro Sánchez, Iván Redondo, dos días después, hablando de que, para enfrentar los problemas graves, como el catalán, es necesario “liderazgos valientes” y su afirmación de que “estará al lado de Sánchez hasta el final”, han sido entendidas en dos direcciones. De una parte, pareciera que Redondo quisiera dejar claro subrepticiamente que la idea no es suya sino directamente del Presidente de Gobierno, aunque él la asuma y defienda. Pero también se interpreta como que la idea la han forjado juntos y que Redondo quiere tomar cierta distancia a la vista del rechazo que ha causado dentro y fuera del PSOE. Sin embargo, por ninguna de las dos vías Redondo reduce su responsabilidad en este espinoso asunto.

Si es cierto que la idea de lanzar la propuesta de los indultos es fundamentalmente de Sánchez, entonces Redondo está cometiendo un error profesional básico: se supone que un asesor está para prevenir los errores que un líder político pueda cometer. El asesor debe mantener la cabeza sobre sus hombros y no dejarse arrastrar por las audacias de su asesorado. Pero si, por el contrario, Redondo participó desde el origen de esta idea, entonces es tan responsable de la metedura de pata como su idolatrado jefe.

Varios miembros destacados del PSOE han subrayado que Sánchez ha cometido, en fondo y forma, un error histórico. No se puede lanzar una propuesta tan controversial al hilo de una derrota electoral tan sonada como la de Madrid. Desde el punto de vista de la dinámica de la opinión pública, pareciera que llueve sobre mojado. Algo que difícilmente tiene una explicación en un ser tan preocupado por su mantenimiento en el poder como Sánchez. Podría suceder que su intento por culminar la legislatura exija mantener los apoyos independentistas y prefiera enfrentarse con la opinión pública del resto de España. Total, siempre queda en sus manos adelantar o no las elecciones generales.

Por otra parte, esta audacia está mostrando el desgarro que supone la tensión entre las dos almas actuales del PSOE, que se han reflejado en las declaraciones a favor del expresidente Rodríguez Zapatero y la aparición en horario de máxima audiencia de Felipe González, para declararse en contra de los indultos. Pero incluso si Sánchez ganara esa apuesta dentro del partido, todos los observadores coinciden en que tendrá un alto costo electoral, sobre todo del sector moderado de su electorado. Algunos socialistas han señalado que tanto Sánchez como Redondo, vistos a sí mismos como expresidente y como exasesor, no tienen excesivo interés en lo que pueda sucederle al PSOE en un futuro. Por eso están dispuestos a jugarse ese futuro por su mantenimiento actual en la Moncloa hasta que concluya la legislatura. Mas vale pájaro en mano….

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios