www.diariocritico.com

Ganas de...

domingo 17 de mayo de 2020, 08:10h

Seguimos sumando días de este mes de Mayo y así llegamos a un nuevo Domingo.

Y después de descubrir hace más de dos meses que una cuarentena no eran exactamente 40 días, ya empezamos a pensar que puede ser infinita... Menudo lío entre fases, escaladas, desescaladas y Estado de Alarma. Parece que ya no tiene sentido eso que nos repetían una y otra vez al principio de este confinamiento: “un día más es un día menos”. Porque después de saber que el Estado de Alarma se puede prorrogar un mes más, cada día es un día más. Un día menos sería si supiéramos cuál es la fecha límite para empezar la cuenta atrás. Por eso, de momento, no sabemos restar días sólo somos capaces de sumar, que visto lo visto ¡No es poco!

Y Ya necesitamos mirar hacia delante. Es verdad que el futuro es incierto, pero ya soñamos con él. Ya estamos saturados de vivir el día a día. Cansados de que haya sólo hoy. Aburridos de un exceso de presente. Hartos de conformarnos con el pasar de los días. Hastiados de que hoy sea igual que ayer y pensando que no será muy diferente a mañana. Apáticos. Hartos de empezar el día deseando que llegue la noche... Cansados de tener la sensación de sobrevivir a los días.

Ya tenemos ganas de planes. Ganas de no tener miedo. Ganas de libertad. Ganas de quedar. Ganas de viajar. Ganas de amigos. Ganas de reencuentros. Ganas de vernos. Ganas de comidas familiares eternas. Ganas de los nuestros. Ganas de los que queremos. Ganas de abrazos. Ganas de besos. Ganas de tocarnos. Ganas de verano. Ganas de sol. Ganas de playa. Ganas de escapada. Ganas de fin de semana. Ganas de ir al cine. Ganas de ir al teatro. Ganas de concierto. Ganas de hotel. Ganas de restaurante. Ganas de terrazas. Ganas de comer y cenar fuera. Ganas de aperitivo que se junte con la cena. Ganas de bares. Ganas de cerrar esos bares. Ganas de feria. Ganas de compartir. Ganas de disfrutar. Ganas de celebrar. Ganas de reír. Ganas de salir y no entrar. Ganas de hablar de cualquier cosa. Ganas de ir de tiendas. Ganas de estrenar. Ganas de arreglarnos... ¡Ganas de tener Ganas!

El pasado ya lo conocemos y es el que nos ha hecho llegar hasta aquí. Por eso, ya tenemos ganas de empezar a escribir nuestro futuro. Empezar a buscar motivos y echarle más ganas que nunca. Saber que de nada sirve quedarnos con las ganas, y que si antes teníamos ganas y aún no lo habíamos hecho, a partir de ahora es el momento. Porque todo empieza por las ganas. Y estos días, hablemos con quien hablemos, al menos una vez en cada conversación sale la frase: “Qué ganas de...”

Y si, ¡Ya tenemos Ganas! Y eso es maravilloso. Tener ganas, es lo mejor que nos puede pasar.

Por eso cuando esto pase, que pasará... Recordaremos que hubo un virus que nos atemorizó y nos paralizó. Y que no nos dejaba pensar en el futuro, porque cada día era más incierto. Pero hubo un momento en el que nos dimos cuenta que, aunque fuera en tiempo de coronavirus, los días no podían ser simplemente “un día más”. Y que la vida no podía pasar por nosotros sin vivirla. Y fue entonces cuando nuestras conversaciones cambiaron y lo que antes era “ya veremos”, se convirtió en “¡qué ganas!” Y comenzamos a ilusionarnos y a planificar y a tener ganas de lo más pequeño hasta lo más grande. Y nuestras ganas se convirtieron en una necesidad vital, porque sentimos las ganas de vivir a manos llenas y no perdernos nada, ni un segundo. Fue entonces cuando descubrimos que el secreto estaba en las Ganas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios