www.diariocritico.com

Ortega endurece su dictadura en Nicaragua

jueves 10 de junio de 2021, 08:58h

Cada día nos encontramos con actitudes totalitarias inaceptables por parte de dictadores que han usurpado el control de todos los poderes del estado y los utilizan a su conveniencia con el mayor descaro posible y sin ningún tipo de escrúpulo. La dictadura del sandinista Daniel Ortega y su mujer Rosario Murillo no es nada nuevo.

Llevan varios años utilizando las herramientas que les pone a su disposición un supuesto estado democrático, como las elecciones, para consolidar su poder, beneficiarse con todo tipo de negocios, reprimir a los sectores opositores y, ahora, están poniendo en práctica una liquidación preventiva de sus posibles adversarios para las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre. De nada sirve que la organización implicada en un supuesto blanqueo de dinero por parte de Cristiana Chamorro niegue los hechos y acredite que se utilizaron para los fines previstos sin ningún tipo de desviación. Los jueces colocados en sus puestos por el entorno sandinista del presidente decidieron inhabilitar a la candidata que más posibilidades tenía de ganar a Daniel Ortega, y, por si fuera poco, decide su arresto domiciliario incomunicado.

Ortega tomó buena nota en 1999 cuando la madre de Cristiana, Violeta Barrios de Chamorro le ganó las elecciones, para sorpresa de todos, y se juramentó que no le volvería a pasar. En aquellos años, la mayoría de la población nicaragüense mostró su desafección a la gestión que realizaron los sandinistas tras derrocar al dictador Somoza. La corrupción, la ineficacia, la represión y la enorme precariedad económica, social y de empleo, frente a las riquezas y casas de los líderes sandinistas, fueron las razones del vuelco electoral. Ahora, la situación es muy parecida. Miseria, desempleo, coronavirus, desigualdad, corrupción y nepotismo de una familia que no conoce la más mínima ética política ni pudor para copar el poder judicial, el Consejo Supremo Electoral y el control de las Fuerzas Armadas para quitar de en medio a quienes pueden hacerle sombra electoral. La convocatoria ya tuvo su polémica al ampliarse el registro de nuevos partidos con una clara intención de dividir el voto antisandinista. Cristiana Chamorro no es la única afectada.

El académico y candidato Arturo Cruz fue arrestado este sábado cuando regresó a Managua tras realizar una gira por Estados Unidos. Otros aspirantes, Félix Madariagay Juan Sebastián Chamorro, fueron detenidos este pasado martes sin causa ni condición conocidas. Algunos expertos indican que Daniel Ortega pretende forzar con estos arrestos y la persecución y hostigamiento a otros candidatos, el levantamiento de sanciones económicas internacionales impuestas por Estados Unidos que sufre su familia y varios miembros de su entorno. Washington, junto con la ONU, la OEA y la UE, ha exigido la libertad de los arrestados y un proceso electoral limpio. La decisión de Washington ha sido imponer más sanciones a un régimen que únicamente se sostiene por el control de los resortes del poder y la corrupción, alineado con la corriente bolivariana propiciada desde hace años por Cuba y Venezuela, y tiene entre sus redes a la propia Nicaragua, Bolivia, Argentina, México, y se incorpora el Perú si se confirma el triunfo del comunista Castillo.

Además, intentan desestabilizar a Chile y Colombia. Los dictadores bolivarianos tienen el respaldo de Rusia e Irán. Una situación muy preocupante para el bienestar de los latinoamericanos y para todos en general, y en concreto, para las empresas españolas con intereses en estos países.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios