www.diariocritico.com

De fondo, más ruido

lunes 17 de febrero de 2020, 11:26h

El miedo tiene alas largas, pero también la ambición. Los mercados muestran reacciones contradictorias y quizá sospechen que no hay mucho que esperar de los gobiernos. Quizá tampoco de los bancos centrales.

LAS AUTORIDADES ADVIERTEN

“Un centenar de fondos españoles se encuentran en riesgo de iliquidez” Es lo que destacaba el presidente de la CNMV en su discurso en el II Observatorio del Ahorro y la Inversión en España. Dice estar preocupado, -afectaría a un patrimonio de 8.000 millones- pero cree que no se deberían adoptar medidas adicionales regulatorias o de supervisión. Iliquidez es la forma de referirse a lo que vulgarmente se denomina “corralito”, es decir, que no hay forma de sacar el dinero.

MÁS DAÑO A LOS MODESTOS

Son tiempos en los que de nuevo va a exigirse atención, porque el sonido de fondo es cada vez más ruido y menos melodía. Tenemos unos mercados que creían dejar atrás lo peor con la tregua comercial, y que ahora tratan de navegar en las aguas revueltas del coronavirus. El miedo tiene alas largas, pero también la ambición de mantener al valor del dinero las tiene, y los inversores más modestos, tienen más papeletas para salir perjudicados ante un evento imprevisto.

LO MAS GRANDE, LO MAS SEGURO

Lo que puede certificarse es que los mercados de renta variable más importantes están en niveles récord, los de bonos en mínimos, las materias primas han caído con fuerza y las divisas emergentes, a duras penas son capaces de recuperarse. Ni siquiera lo hace el euro, porque se prefiere algo más seguro como el dólar o el franco suizo. Se da un comportamiento singular, donde distintos activos responden de forma distinta, y mientras unos apuntarían a un entorno dulce, otros parecen comportarse conducidos por el miedo. La percepción es que hay desconfianza, se compra más lo que aparenta más grande, en la esperanza de que sea más seguro, como si se temiese que en el caso de apareciesen problemas, la capacidad de respuesta de las autoridades estuviese muy limitada. Es lo que manifiesta el presidente de la CNMV en versión doméstica: hay riesgo, lo advierto, pero no hacemos o no podemos hacer nada.

LA RESERVA FEDERAL AMENAZADA

Mientras, otro tipo de virus amenazan con inocularse. Estamos en pleno examen a los candidatos propuestos por el Presidente de EE.UU. a la Reserva Federal. La Comisión del Senado que analiza a los postulados presidenciales, compuesta por 13 republicanos y 12 demócratas, está tan dividida como el resto del país, pero en este caso hay un republicano que duda. Solo así podría frenarse la candidatura de una ex asesora de campaña del Presidente, cuya visión sobre los bancos centrales es tan singular como para calificar a la Reserva Federal como “poder soviético”. Partidaria del patrón oro y de intervenir en los mercados de divisas para combatir la ventaja cambiaria de otros países, cree que la Reserva Federal no habría de ser quién determinase el precio del dinero, y que los tipos de interés habrían de estar en profundo territorio negativo. Pero no es ninguna experta en política monetaria y es conocida por sus abruptos cambios de criterio y su escasa independencia de los postulados de Trump. El año pasado, dos candidatos de corte similar fueron rechazados por la Comisión, pero ahora hay más probabilidad de que los actuales superen el examen si finalmente el republicano con dudas se aviene con el resto. Si la demagogia entra en la Junta de Gobernadores, y la independencia de la Reserva Federal empieza a resquebrajarse, entonces ni lo dicho antes, ni lo que digamos ahora podrá mantenerse. Quizá haya suerte y nos libremos de nuevo, pero entonces la excusa para que el dólar se deprecie tendrá que esperar a que el miedo al Covid-19, se atenúe o desaparezca.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.