www.diariocritico.com

Lampando

lunes 03 de diciembre de 2018, 10:08h

Nos lo recuerda día a día la cotización del euro, pero está claro que el apetito por el riesgo europeo sigue siendo muy bajo y poco apunta a que los dos factores más destacados que lo motivan (Italia y Brexit) vayan a resolverse en breve. Sumemos a ello las evidencias de que institucionalmente estamos lejos de cerrar los pilares de la reforma del euro que se diseñaron para garantizar su supervivencia, y no nos quedará más remedio que aceptar que no estamos cerca de rampa de salida alguna.

“Nos lo recuerda día a día la cotización del euro, pero está claro que el apetito por el riesgo europeo sigue siendo muy bajo…”

Hoy lunes se reúne el Eurogrupo que habría de cerrar los detalles de la reforma del euro. De sus tres pilares, unión bancaria, presupuesto común y fondo de garantía de depósitos (FGD), muy poco hay consensuado. Si acaso la puesta en marcha del “cortafuegos” destinado a ampliar, cuando se agoten, los recursos del Fondo Único de Resolución para casos de quiebra, y el refuerzo de competencias del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en sus labores de supervisión y rescate. Quizá haya algo consensuado en las directrices a seguir en el caso de que un país se enfrente a una situación donde no pueda atender sus vencimientos de deuda pública, pero está muy lejos un acuerdo acerca del FGD o del lanzamiento de un presupuesto común que habría de orientarse a la estabilización en caso de crisis. La propuesta que consensuaron franceses y alemanes no tiene suficiente respaldo de modo que lo normal es que después del Eurogrupo, ni tan mal si las cosas no empeoran. Siempre queda la esperanza de un milagro, pero en medio de la refriega presupuestaria con Italia bastante será con salvar sin más la emisión del comunicado acerca del examen al que han sido sometidos los presupuestos nacionales evaluados por la Comisión y que tanto titular ha ocupado en España. Total para nada, porque tras el sorprendente resultado de las elecciones andaluzas, ya veremos ahora que pasa con los Presupuestos y si el resultado sirve para dar cohesión a los que se sienten perdedores y se retrasa así la convocatoria de nuevas elecciones generales que muchos daban por seguras en el mes de marzo. En cualquier caso, en mayo vendrán las demás. En fin, que si en medio de esto a algún organismo se le ocurre hablar de la necesidad de reformas de calado en España, las carcajadas seguro que llegan a Bruselas. La prórroga presupuestaria pasa ahora a la cola, y eso que ni siquiera prorrogando el Presupuesto se llegaría a los compromisos de reducción del déficit, porque aun sin aumentar los gastos (harto difícil cuando un gobierno está tan a la defensiva y tiene tan a mano los Reales Decretos en medio de una cascada electoral), la previsión de ingresos se ve comprometida más y más con cada revisión a la baja de la expectativa de crecimiento del PIB en 2018 y 2019, como acaban de hacerlo el FMI y la OCDE.

Con una visión más global, el ex político español que ocupa el cargo de Vicepresidente del BCE, advierte de los riesgos de los próximos dos años: “el entorno para la estabilidad financiera de la zona euro se ha vuelto más desafiante en los seis últimos meses”, volviendo a un asunto que repite cada vez que tiene ocasión, que no es otro que la amenaza de estrangulamiento de la liquidez de los fondos de inversión en el caso de un acusado descenso de los mercados. Se suspenden los reembolsos y listo. Esto no lo dice el Vicepresidente, lo decimos nosotros. Por eso que más de uno hemos revisado el volumen de liquidez de los fondos donde tenemos lo poco que ahorramos. Que menos que prestar un poco de atención a quien a tan alto cargo ha llegado. Aunque lo diga en inglés. En fin, que tampoco es tan extraño que el euro ande por ahí, lampando.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.