www.diariocritico.com

Quim Torra, el president chambelán

martes 15 de mayo de 2018, 11:56h

No voy a redundar más en los escritos de Torra porque son tantos, tan disparatados, hirientes y filonazis que no quiero manchar mi mente dejando que su tósigo se convierta en el disolvente de mis palabras.

Lo destacable hoy y para mí es que el hasta ayer más civilizado de los pueblos españoles se ha encerrado en una gruta de cavernícolas tan profunda que ya no encuentran más salida que la demolición.

Que Pujol Manoslargas nombrara a Artur Mas como su hijo bienamado y le tocara con el dedo de ungir presidentes ya me pareció mal y aquí mismo lo denunciamos. Que luego Artur Mas, ahorcado con el nudo de esparto biodegradable y ecológico de los integrantes de la CUP, esa cosa malnacida de una diarrea mental colectiva, nombrara a Puigdemont me pareció directamente un descojono: nadie conocía al gerundense e incluso el programa cómico de TV3 Polonia hizo una parodia en la que Artur Mas, para joder a la CUP, iba a nombrar a Puig Felip como sucesor pero al pulsar en su móvil el cursor se mueve y acaba llamando a Puig-demont Carles a quien ni conoce. (http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/polonia/polonia-16012016/video/5577814/# a partir del minuto 3:00).

El rizo del rizo de este tirabuzón acaracolado que es la politiquita independentista ha sido el señalamiento a dedo de un filonazi exterminador, un tipo con el síndrome de Don Quijote -sí, sí, ya sabemos que don Quijote, Cervantes, Teresa de Jesús y hasta el burgalés Rodrigo Díaz de Vivar eran catalanes y que el centralismo avasallador madrileño se los ha apropiado- solo que en vez de las novelas de caballerías a este caballerete lo que le ha mochado la sesera son las lecturas de Slobodan Milosevic a quien parafrasea cada vez que puede. Este supremacista con lecturas, monaguillo en beca y cura frustrado como muchos independentistas, véase a Mosén Junqueras, es un pequeño robotito accionado a distancia desde Berlín para allanar el camino hasta el advenimiento de Puigdemont el Deseado allá por los idus de octubre.

El problema realmente no es que Puigdemont se crea Fernando VII o que la presidencia de la Generalitat de la Molt Honorable e Inexistent República Catalana sea quasi hereditaria. El problema es que este pobre descriteriado con empacho de misales puede darse cuenta en cualquier momento que es el President y que no necesita el beneplácito de Puigdemont ni de la rubita gafudita en funciones de Maria Mandel para gobernar y decidir lo que le rote. Cuando ese día llegue, si llega porque tras las gafas del neopresi solo hay telarañas, volveremos a escuchar las soflamas de Milosevic en el 89. Y las de Franco en el 39 y las de Mussolini en el 22: la patria común, el enemigo exterior, la pureza de las esencias y la pequeñez de los cráneos castellanos como el mío.

La barahúnda indepe aplaudirá con esteladas superpower en la espalda, anudadas al cuello, la cara lavá y recién peiná, puño en alto y todos a una cantarán el virolai, se sentirán de Montserrat soldadets “Perquè siau sa estel.la salvadora / Déu vos posà de Catalunya al front / guiau al cel María qui us implora” y llenos de ratafía mental saldrán a cazar españoles.

Como las cavernas suelen ser vasos comunicantes, la bete noir del presidente gafapasta, esa luminaria del infierno conocida como Jiménez Losantos, ecce homo evolucionado desde el maoismo violento hasta el…, el…, el lo que sea que le ronda ahora por el queso gruyere que tiene por cerebro, echará espumarajos por la boca, pedirá que bombardeen Cataluña y luego escupirá el tabaco de Virginia que masca con la dureza del cowboy que desprecia al hombre blandengue, el Fary dixit.

-Oiga, que eso ya lo está haciendo el tal y desde un micro.

-Joer, ¿en serio? Yo creí que era una hipérbole que se me había ocurrido en una borrachera vieja.

Pues nada, esperemos que el president chambelán recuerde que su mentor Puigdemont está casado con una rumana nada catalana; que Artur Mas habla en castellano en su casa y que Pujol esquilmó las arcas catalanas en cinco idiomas. También puede serle útil recordar en estos tiempos aciagos que la pela es la pela y la manejan desde Madrid, perdón Madrit.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios