www.diariocritico.com

Y finalmente no pudieron

miércoles 20 de febrero de 2019, 13:40h

Unidos Podemos se está hundiendo en la más profunda sentina de la política, la del tramposo.

Unidas Podemas no es nada y siento decirlo porque fui uno de sus votantes y defensores, un ciudadano que les creyó; uno de los 5 millones de votos que van a salir corriendo en apenas unas semanas por más que saquen de gira a la rock and roll star hoy de baja por paternidad.

Anadas Padamas es una conjunción de grupúsculos aldeanos en su momento amalgamados por el pegamocos del 15-M, una antigualla de hace 8 años que no ha conseguido consolidarse. En realidad, son comunistas rancios y sin cultura pero liderados por un grupo de profesores universitarios que les daban una pátina de moderna intelectualidad que, a la postre, ha resultado tan falsa como cualquier otra pátina.

5 años después, toda su aportación a la historia política se reduce a una purga estalinista de cualquier talento político progresista, el cambio de la lucha de clases por la lucha de penes y vaginas y la fagocitación de Izquierda Unida que, por carambolas del miedo, acabó en manos de un incapaz obnubilado y deslumbrado por quienes enseñan en la universidad, ésa que a él tantos años le costó superar y solo para conseguir una licenciatura de chichinabo.

Ahora su posición débil es manifiesta y empiezan los prestidigitadores a mover el trile delante de los ojos del votante, esperando que no veamos lo más obvio: que no hay bolita que esconder. La penúltima del trilero está siendo montar una escandalera tan falsa como huera en el Pacto de Toledo con el único objetivo de ganar tiempo y espacio en los medios haciendo ver que trabajan y que son los defensores de no sé qué de los trabajadores. Pues no, es una bojiganga naïf, tanto como mandar a Miss Marple a que haga de telonera electoral del Gran Líder en la Sexta.

Votar a Podemos, en esta ocasión, es un error de principiante. Puedo entender que les voten todos los que tienen dudas de qué sean pero no de cómo lo que tienen en el cerebro depende en exclusiva de lo que se ven en las entrepiernas. Puede que en todo el censo electoral haya muchos en tan lamentable condición, pero no deberían ser estadísticamente relevantes.

En esta ocasión la convocatoria muestra una derecha que se ha fragmentado en los machotes de Vox que, efectivamente, hablan claro; los manilargos de Casado Blanco, el hombre con el ideario en los apellidos y que a todo lo que aspira se reduce a ser Abascal en lugar de Abascal; y los liberales antiimpuestos de Rivera, el hombre que se compra la ropa dos tallas más pequeñas que es en lo único que parece ser constante.

Esta derecha, desde la cuádriga manejada por Santiago Abascal, está consiguiendo movilizar a todos los votantes que están hasta los pelos del independentismo. Es una argamasa sorprendente que está reuniendo votantes de toda laya en una trasversalidad inimaginable: desde fachas de camisa azul y correajes al cinto hasta indepes lazis que bailan la conga, vomitan espaguetis y luego desinfectan el suelo que ha pisado Inés Arrimadas (si eso no es nazismo que venga su Führer y lo vea) y que están viendo en Vox la opción adecuada a sus intereses de cuanto peor mejor (corren decenas de videos de indepes pidiendo a los suyos que voten a Vox) porque “si los fachas ganan nos enviarán los tanques y será la guerra que nos llevará a la independencia”.

Así las cosas, no hay otra opción a votar: el PSOE. De grado o por fuerza; con entrega sacrificial de socialista viejo o con la nariz tapada, con los ojos tapados y con los oídos tapados pero con la mente despejada. El PSOE es la única y mejor opción si queremos solucionar las cosas con los levantiscos del noroeste sin dejar de avanzar en lo social y en lo tecnológico.

Nuestro país necesita algo más que cuatro tetonas (uyyyy lo que he dichoooo) hablanda can la latra a y pidiendo el voto para chuminadas tan importantes como prohibir Lolita de Nabokov. Necesitamos gente seria y centrada, no Adas Colau del Hortelano, que ni gobiernan Barcelona ni dejan gobernar España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.