www.diariocritico.com

El Acuerdo de Gobierno Alemán de 2021: un desafío federal para Europa

viernes 26 de noviembre de 2021, 08:02h

La presentación que acaba de hacerse del Acuerdo de Coalición entre socialdemócratas, liberales y verdes que posibilitará el nuevo gobierno de Alemania, tras las elecciones del 26 de septiembre de 2021, supone el anuncio de un nuevo tiempo para Europa, un tiempo marcado, sin duda, por la vuelta a la construcción federalista.

La Historia de la Unión Europea ha sido, hasta el presente, la historia de la confrontación de dos concepciones que, tras la II Guerra Mundial, se plantearon con toda su claridad en la Cumbre de la Haya de 1948 y que, inicialmente, sería dominada por los unionistas, con el establecimiento del Consejo de Europa, organización política de cooperación internacional europea. Apenas pasarían tres años, para que los federalistas, con Jean Monnet a la sombra de Schuman y Adenauer lograrían una primera victoria, con la creación de la Comunidad Económica del Carbón y del Acero.

La Declaración fundacional de la Unión Europea, la histórica Declaración de 9 de mayo de 1950, ya había incluido discretamente la palabra federal, al presentar aquel movimiento como una “primera etapa de la federación europea” en “una Europa que se ofrecía sin distinción del Este y el Oeste”. El Canciller de la República Federal Alemana, Konrad Adenauer, manifestaría que aquel proyecto partía “del deseo de los pueblos de Europa de dar forma conjunta a su destino político en el futuro. Están convencidos de que ha llegado la hora histórica de dar los pasos decisivos. Son conscientes de que la edad del nacionalismo está llegando a su fin y que ha amanecido la hora de los desarrollos que conducen a nuevas y mayores unidades. La compulsión impuesta a Europa a unirse no es, por tanto, un destino que sufra Europa. Es más bien un impulso creativo que es digno de la magnitud de la tradición europea, y por lo tanto está obligado para sobrevivir más allá de la hora del peligro agudo”.

Adenauer abogaría decididamente por atribuir parcelas de la soberanía de Alemania a una organización supranacional: “la Ley Fundamental de la República Federal contiene una disposición que permite transferir derechos soberanos a comunidades más grandes, y esto, al mismo tiempo, impone una tarea al Gobierno Federal (…) Está resuelto no sólo a no esperar la iniciativa de otros países para acercarse a él u obstruir de cualquier manera, pero participa activamente en estos esfuerzos”.

Años después, Willy Brandt, quien rompería la política de confrontación con el Este con la esperanza de lograr la recuperación de la identidad alemana, volvería a defender la vocación federalista europea al afirmar que “los lazos que se han forjado entre nosotros deben ser indisolubles y deben ser cada vez más estrechos. Si queremos lograr la armonización necesaria debemos apoyarnos mutuamente, es decir, debemos aplicar solidaridad en la práctica. En nombre del Gobierno alemán, declaro que estamos dispuestos a hacerlo. Y la opinión pública alemana nos respalda en esto”.

El federalista Altiero Spinelli trataría de dar un paso de gigante, desde el Parlamento Europeo recién constituido, desde el sufragio universal, con su proyecto de Constitución Europea. Durante las siguientes décadas, y a pesar de construirse con el Tratado de Maastricht una Unión Europea, con forma política y con base económica fundamentada en el euro, como moneda común e instrumento auténticamente federal. El Canciller Helmut Kohl manifestaría entonces que “el Tratado de la Unión Europea ... dentro de unos años conducirá a la creación de lo que los padres fundadores de la Europa moderna soñaron después de la guerra, los Estados Unidos de Europa”.

La vocación federalista parecía diluirse, sobre todo, con las adhesiones de los Estados del Este, que acaban de recuperar su identidad nacional y ante el poderoso y continuo freno de Gran Bretaña que jamás aceptó una construcción supranacional ambiciosa.

Alemania jamás perdería el referente federal para la construcción europea. Han sido numerosas las voces que desde Alemania reiteraban la necesidad de construir verdaderamente una Europa federal: Joschka Fischer, Gerhard Schroeder, Elmar Brok, Jo Leinen, Martin Schulz y la propia Canciller, Angela Merkel, quien tomaría bajo su dirección, sacar a la Unión Europea de la crisis motivada por el referéndum negativo de Francia y Países Bajos, sobre la Constitución Europea. Merkel que insistiría en la articulación federal, en un discurso muy recordado, declararía en 2017 que “Europa debía unirse políticamente porque ya no podemos confiar en nuestro principal aliado Estados Unidos” al referirse al giro proteccionista del Presidente Donald Trump.

Por su parte, el nuevo Presidente de Francia, Emanuel Macron, coincidiría con esta necesidad, desde el discurso “Iniciativa para Europa”, desde la Sorbona de Paris, pronunciado el 26 de septiembre de 2017, en el que propondría grandes reformas institucionales para la Unión Europea.

Ante aquella permanente voluntad federalista de Alemania, no extraña entender que es esa misma la voluntad del nuevo gobierno, que ahora se constituye para Alemania, con respecto al presente y al futuro de la Unión Europea. El documento Mehr fortschritt wagenbündnis für freiheit, gerechtigkeit und nachhaltigkeit -Atreverse a más progreso. Alianza para la libertad, la justicia y la sostenibilidad- nos da suficientes claves, para constatar que la voluntad de los tres grupos políticos que van a formar el nuevo gobierno, socialdemócratas, liberales y verdes, es la de caminar por la senda del federalismo europeo.

Así aparece claro en la página 132 de este documento en el que rubricando su compromiso europeo afirman que “nosotros actuamos desde la autoimagen europea, incrustada en el histórico proyecto de paz y libertad de Unión Europea”… “La Unión Europea es la base de nuestra paz y prosperidad. Estamos comprometidos con una UE que comparte sus valores y protege y defiende resueltamente el Estado de Derecho, tanto interna como externamente. Lo haremos formando un gobierno que defina los intereses alemanes a la luz de los intereses europeos”.

Tras esta declaración de principios, en la misma página 132, se incluye un claro compromiso federalista: “La Conferencia sobre el Futuro de la Unión Europea debe conducir a una Convención Constituyente y a un mayor desarrollo de un Estado federal europeo”… “Apoyaremos un sufragio europeo uniforme con listas trasnacionales”, “queremos hacer de Europa un continente de progreso sostenible e internacional”.

Del Acuerdo se destaca que la figura del Alto Representante debería convertirse en un Ministro de Asuntos Exteriores de la Unión Europea y en reforzar su Servicio de Acción Exterior, para amplificar la voz de la Unión en el mundo. Paralelamente, se da un especial valor a la Seguridad y la Defensa del Continente europeo, por lo que apuestan, en la página 136 y 137 “por una mayor cooperación entre los ejércitos nacionales. Miembros de la UE que deseen integrarse, especialmente en términos de formación, habilidades, misiones y equipos… queremos crear estructuras de mando comunes y un cuartel general cívico-militar común. Todos estos pasos deben involucrar interoperabilidad y complementariedad”. Ello supone una apuesta decidida en favor de la articulación de una política de Defensa Común.

En una palabra, el nuevo gobierno alemán se posiciona como abiertamente europeísta y decidido a fortalecer la integración en la vía de una Europa federal y, de este modo, se presentará ante el Bundestag para recibir el respaldo parlamentario. El próximo Canciller, Olaf Scholz, recogerá el viejo desafío que ante el Bundestag pronunciara Adenauer, el 5 de octubre de 1954, al mostrarse abiertamente partidario de la transferencia de derechos soberanos a una comunidad supranacional porque “si realmente queremos Europa, esta unidad debe seguir siendo nuestro objetivo” .

Rogelio Pérez Bustamante & Julio Guinea

Rogelio Pérez Bustamante es Catedrático Jean Monnet; Julio Guinea Bonillo es Profesor en la Universidad Rey Juan Carlos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios