www.diariocritico.com
El Mediterráneo sigue siendo un cementerio: 664 refugiados han muerto en lo que va de año
Ampliar
(Foto: EP)

El Mediterráneo sigue siendo un cementerio: 664 refugiados han muerto en lo que va de año

miércoles 12 de abril de 2017, 13:45h

El mar Mediterráneo es una de las principales vías de acceso a Europa para los migrantes y refugiados que huyen del terror de países como Siria, Bangladesh, Nigeria, Sudán del Sur, Libia o Yemen, entre otros. Las aguas de este mar han visto cómo se ahogaban decenas de miles de sueños, y sigue siendo una de las rutas migratorias más mortíferas del mundo. Hasta el 9 de abril de 2017, 664 personas han perdido la vida intentando llegar a Europa, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El informe de la OIM señala que en estos primeros meses de 2017, 31.993 migrantes y refugiados han entrado en Europa por vía marítima, de los que el 80% han llegado a Italia, y el resto, a España y Grecia. Esta cifra contrasta con las 172.774 llegadas del mismo periodo de 2016, una cifra que quintuplica la de este año.
Aunque la cifra de llegadas es mucho menor que la de 2016, la de muertes no se ha reducido tanto. Hasta el 9 de abril han muerto 664 personas en el Mediterráneo, mientras que en 2016, la cifra fue el doble, 1.217, debido al incidente ocurrido el 9 de abril de 2016 en la costa de Egipto, donde 459 migrantes fueron registrados como ahogados o desaparecidos. Quizás el escaso compromiso de acogida y reubicación de la Unión Europea sea uno de los motivos por los que se producen menos llegadas, de forma que también se reduce el número de muertes. El 90% de las muertes en el Mediterráneo en lo que va de 2017 han sido registradas en la ruta de Libia a Italia.

El portavoz de la OIM en Roma, Flavio Di Giacomo informó este martes de que más de 2.100 migrantes rescatados la semana pasada habían sido trasladados a Italia, después de que se publicara este informe. Entre ellos había más de 500 procedentes de Bangladesh y alrededor de 50 sirios; el resto procedían de África sub-sahariana.

Di Giacomo dijo que las cifras del Ministerio del Interior de Italia indican que más de 11.000 migrantes llegaron a Italia a través del Mediterráneo en marzo, más que la cantidad que llegaron tanto en marzo de 2016 como en marzo de 2015. Aproximadamente 27.000 migrantes este año han partido de Libia rumbo a Italia durante los 99 días del año – eso representa 7.000 más que la cantidad que llegaron en el mismo período el año pasado.

Las llegadas a Grecia continúan siendo bajas, poco más de 300 en lo que llevamos de mes, y 4.017 desde inicios del año. En 2016, 150.000 migrantes y refugiados llegaron a Grecia por vía marítima desde Turquía.

A nivel mundial, el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM informa que ha habido 1.183 muertes hasta el 9 de abril, siendo la región del Mediterráneo la que representa el mayor número de muertes, casi la mitad del total. Esto implica apenas 1.000 muertes menos que las que fueron reportadas en el mismo punto en 2016. Sin embargo, tal información no explica la totalidad de los reportes procedentes del norte de África y del Cuerno de África, dos corredores migratorios en donde la recopilación de datos tiende a ser más lenta que en otras regiones.

- La Comisión Europea exige a los gobiernos mano dura contra los 'sin papeles' mientras les expía las culpas por incumplir con los refugiados

- Unicef España: 'Para cumplir el compromiso, España tocaría a 2 refugiados por municipio'

- El increíble viaje de dos hermanos discapacitados que huyeron del infierno sirio

- Siria, 6 años en guerra: 3 millones de niños han nacido bajo las bombas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.