www.diariocritico.com

El increíble viaje de dos hermanos discapacitados que huyeron del infierno sirio

El increíble viaje de dos hermanos discapacitados que huyeron del infierno sirio
Ampliar
(Foto: Amnistía Internacional)
jueves 16 de marzo de 2017, 12:51h

Alan y Gyan Mohammad, de 31 y 28 años, son dos hermanos que sufren distrofia muscular desde su nacimiento, que emprendieron un increíble viaje como refugiados que huían del terror del Estado Islámico en Siria. Tras un largo y difícil periplo, estos dos hermanos han logrado reunirse con su familia en un centro para refugiados en Hanover (Alemania), según ha informado Amnistía Internacional, que documentó el emotivo reencuentro con un vídeo.

Además de la desesperación, el miedo, el frío, el hambre y las fronteras cerradas, estos hermanos han tenido que superar la dificultad añadida que supone realizar este viaje en silla de ruedas. Alan y Gyan vivían con su familia en Hasaka, ciudad situada al noreste de Siria, pero tuvieron que huir de su hogar cuando el Estado Islámico avanzó hacia esa zona.

Hasta en 3 ocasiones intentaron cruzar la frontera con Turquía, pero sólo encontraron los disparos de la policía turca. Probaron otra vía de escape en la frontera con Irak y permanecieron allí durante un añi y medio, hasta que el temido grupo terrorista se acercó a esa zona. A partir de ese momento, su padre siguió el camino con una de sus hijas y consiguió entrar en Alemania.

Los valientes hermanos cruzaron las montañas hasta Turquía, sujetos con correas a los costados de un caballo, acompañados por su madre, su hermano y una hermana menor, que iban detrás empujando sus pesadas sillas de ruedas. Una vez en Turquía, se vieron obligados como otros tantos refugiados, a pagar a traficantes de personas, que controlan los arriesgados trayectos en barco hacia las costas europeas. Se subieron a bordo de un barco abarratado con el que el consiguieron alcanzar la isla griega de Quíos. Desde allí, fueron trasladados a un campo de refugiados en Ritsona (Grecia), donde quedaron abandonados a su suerte en las terribles condiciones de estos campamentos.

En septiembre de 2016 tuvieron su primera entrevista con la Oficina de Asilo griega, y fueron trasladados a un hotel de Corinto, ciudad situada al norte de Atenas, con la ayuda del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Hace una semana recibieron la noticia que tanto esperaban: volarían a Múnich para reunirse con su padre y su hermana, a los que no veían desde hacía más de un año. La Oficina de Asilo les pidió hacer sus maletas para viajar a Alemania, donde el pasado jueves tuvo lugar el emotivo reencuentro familiar en un centro para refugiados situado a las afueras de Hanover.

Amnistía Internacional pudo ser testigo de este esperado momento familiar, y grabó unas imágenes en las que se ve a la familia unida, de nuevo:

- Siria, cifras de 6 años en guerra: 3 millones de niños han nacido bajo las bombas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.