www.diariocritico.com

¿Qué retos afrontan los partidos políticos en 2017?: los expertos responden

> Imma Aguilar, Begoña Gozalbes y Millán Fernández analizan los desafíos políticos de este año

viernes 13 de enero de 2017, 13:45h
2017 se antoja un año clave para los partidos políticos, que deben renovar o mantener sus direcciones y resolver sus crisis internas en los congresos previstos, así como fijar sus hojas de ruta. ¿Qué es lo que más les conviene a PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos? ¿Se renovarán los liderazgos? ¿Se superarán las crisis internas? ¿Estallará por los aires algún partido? ¿Entrarán a escena nuevos actores políticos? Dada la fragmentación del Parlamento, ¿conseguirá el Gobierno sacar adelante los Presupuestos? ¿Se alcanzarán pactos de Estado en materias como Educación, Sanidad o Empleo? Para responder a estas cuestiones, Diariocrítico ha recurrido al análisis de los expertos: Imma Aguilar, Millán Fernández y Begoña Gozalbes, revelan algunos retos a los que se enfrentarán los grandes partidos este año.
¿Qué retos afrontan los partidos políticos en 2017?: los expertos responden
Ampliar

Si analizamos la situación en la que se encuentran los grandes partidos de nuestro país, podemos ver cómo, en primer lugar, los partidos de izquierda o progresistas atraviesan crisis internas, de mayor y menor gravedad, mientras que la derecha permanece cohesionada, y aparentemente, sin discrepancias relevantes. Esta situación no es nueva, ya que si bien la izquierda vive en continuo enfrentamiento, no es menos cierto que la socialdemocracia, dentro y fuera de nuestras fronteras, sufre un retroceso que no cesa.

En segundo lugar, vemos que ha funcionado la estrategia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de permanecer inmóvil, ya que, no sólo le ha permitido formar gobierno y dar el pistoletazo de salida a la legislatura, sino que le ha servido para erigirse en líder del centro-derecha, diluyendo a Ciudadanos, que algunos sostienen que terminará siendo absorbido por el PP. Además, los 'populares' han podido mantener vivo el bipartidismo aprovechando la profunda fractura del PSOE, y situando a Podemos como una opción caótica. Por su parte, el PSOE y Podemos, que han combatido este último año por el 'control' de la izquierda, han terminado sumidos en crisis internas, de identidad en el caso de los socialistas, y de dirección en el caso de la formación 'morada'.

Con el PP en situación de superioridad ante una posible convocatoria de elecciones, el PSOE sin liderazgo y con una profunda fractura, Ciudadanos actuando como ‘bisagra’, y Podemos enzarzado en sus propias disputas de poder, surge la pregunta sobre lo que más conviene a los partidos en este momento.

Para la periodista y experta en comunicación política, Imma Aguilar, "2017 es el año de los huérfanos políticos en la izquierda". "Hace falta un partido con liderazgo y proyecto, y ese es el reto para el PSOE y Podemos". En cuanto a la derecha, "creo que el PP hace gestos para que parezca que hay una absorción de Ciudadanos, cuando si algo no son el PP y C´s es familia". "Ciudadanos representa una oferta electoral moderna en lo que se refiere a demanda de ética y eficacia, regeneración democrática y defensa de la unidad de España. Si C´s no quiere parecerse al PP debe ser muy exigente e inflexible con ellos".

"En este país tenemos un hándicap, y es que, estamos tan acostumbrados al bipartidismo que estamos obsesionados con el enemigo principal, tanto que cuesta identificar al enemigo natural. Es evidente que entre Ciudadanos y el PP hay un trasvase de votantes, pero no siempre el enemigo es el mismo. Si quieres un electorado propio y menos traspasable, tu oferta debe será única y diferenciadora. Eso es estrategia política, pero aquí en España andamos un poco en pañales en esto de la estrategia, las alianzas, la identificación de electores y lo que esperan de ti", señala Aguilar.

El politólogo Millán Fernández pone el acento en Vistalegre 2. "Creo que mucho de lo que vaya a pasar, dependerá de lo que ocurra en el congreso de Podemos, que coincide con el del PP. El PP tendrá que intentar renovarse, no podemos olvidar que aun estando en el Gobierno, han experimentado un retroceso electoral y se ha deteriorado su imagen, aunque creo que sabrán responder, y que tendrán un año tranquilo, salvo por los procesos judiciales relacionados con la corrupción. Podemos está en su batalla interna, que es interesante a nivel ideológico y no sólo de nombres, y en Vistalegre determinará su futuro. Tienen muchas cuestiones que resolver, gestionar mejor sus tiempos, pararse a pensar, tener más paciencia y trabajar desde abajo, en lugar de aparecer tanto en los medios. Al final, se trata de que hablen de política y no de políticos porque para los retos que tiene el país hace falta un proyecto, aunque la falta de contenido en las propuestas es un problema de todos los partidos. El PSOE hará su congreso, pero haga lo que haga está muy tocado en sus fundamentos, y no lo tendrán fácil salvo que Podemos se hunda del todo".

La asesora política, Begoña Gozalbes, coincide con sus compañeros en la idea de la posición de superior del PP, ya que "su planteamiento, a nivel de estrategia, funciona, y siguen teniendo fuerza para marcar las pautas del escenario político". Frente a la realidad del PP, nos encontramos a un PSOE, "que es como si no existe porque cuando no hay un liderazgo, el equipo se queda desorientado". "El PSOE tiene que volver a mirar su esencia y responder a preguntas que no se han cuestionado, es decir, necesitan un cambio de paradigma". Una situación algo similar atraviesa Ciudadanos "un partido 'bisagra', entre otras cosas, porque el PSOE les ha arrebatado el terreno de la oposición, ya que sin el apoyo de los socialistas, el Gobierno no puede hacer mucho. Si Ciudadanos no es capaz de ser un actor que marque las decisiones, se quedarán fuera. En el caso de Podemos, llama mucho la atención su situación porque se confunde polémica con debate, y debate con traición. El debate ofrece riqueza y genera valor, pero el problema es que los egos les están matando y han perdido el norte, y esos egos, si estuvieran bien liderados, son capaces de hacer mucho ruido. Ahora están vendidos emocionalmente".

Respecto a lo que ocurrirá en los congresos, Aguilar, Fernández y Gozalbes coinciden en la idea de que Mariano Rajoy, Pablo Iglesias y Albert Rivera mantendrán sus liderazgos, mientras que la única posible candidata a liderar un partido sería la socialista Susana Díaz, que aún no ha aclarado si se presentará o no."No parece que vaya a haber cambios en el PP porque, si con problemas no hacen nada, cuando no hay problemas, menos", apunta Aguilar. Para ella, en Ciudadanos no hay demanda de renovación y "Rivera no está amortizado todavía". "No hay discrepancias dentro de C’s aunque los medios y otros partidos se empeñen en decir que sí". En el caso de Podemos, si bien los tres creen que en este momento puede haber más ‘errejonistas’ que ‘pablistas’, consideran que se impondrá Iglesias. "Creo que finalmente irán juntos Iglesias y Errejón con un acuerdo de mínimos, pero está claro que la dirección debe ser más plural y negociada", apunta Fernández.

Respecto al liderazgo femenino, ya que la única posible candidata es Susana Díaz, Gozalbes ha explicado que "hay que tener en cuenta que para que las cosas sucedan tienen que alinearse tres cuestiones: querer, poder y saber. El problema del liderazgo femenino es que hay mujeres que quieren y saben, pero las estructuras son muy rígidas y se mueven lentamente, por lo que un pequeño cambio parece un tsunami, y por eso es difícil que las mujeres tomen las riendas".

En cuanto a Susana Díaz, Gozalbes ha querido explicar una de las claves de la comunicación política, la gestión de los tiempos. "Susana ha querido controlar el tiempo, y ha sido el tiempo el que le ha controlado a ella. No saber controlar los tiempos y ni saber dar el paso en el momento indicado, puede suponer que te quedes fuera". Sin embargo, ha recordado que una misma situación cambia según el líder, ya que si bien se critica a Rajoy por su gestión de los tiempos, "realmente es su mayor habilidad, aunque es algo que para otra persona podría ser un asunto a mejorar".

Un Parlamento tan fragmentado en el que será difícil aprobar grandes reformas

Otra de las ideas en las que coinciden estos expertos politólogos es la que se refiere a la aprobación del Presupuestos General del Estado para 2017. Aguilar, Fernández y Gozalbes creen que el Gobierno podrá sacar adelante las cuentas con el beneplácito de un PSOE débil, que no quiere ni oír hablar de elecciones. Más allá de los Presupuestos, que casi todos dan por hecho que se aprobarán, esta legislatura debería tener entre sus prioridades la consecución de pactos de Estado en materias como Educación, Sanidad o Empleo, y es que no podemos olvidar, que estas son las cuestiones que afectan directamente a los ciudadanos.
El problema es que con un Parlamento tan fragmentado, será difícil alcanzar consensos que respondan a las demandas de la sociedad. "Creo que será una legislatura de cuatro años en la que se consolidará esa gran coalición (PP-PSOE-C’s). Hay miedo a grandes reformas, por lo que creo que se harán cosillas pero es muy complicado que se consigan consensos en temas importantes", indica Millán Fernández.

Para Imma Aguilar, "una de las tendencias interesantes en 2017 es el protagonismo del Parlamento. Tengo la impresión de que el Gobierno se resistirá a ceder protagonismo al Parlamento porque saben que en el Congreso están en minoría, y para la oposición es más fácil llegar a acuerdos que vayan en contra del Gobierno. El PP, regularmente, va soltando cortinas de humo, mal llamadas ‘globos sonda’, como el tema del aborto, el copago sanitario o la conciliación, y así consiguen mantener el protagonismo en detrimento del Parlamento. Creo que será el gobierno el que marque la agenda legislativa, y no se aprobarán reformas que no convengan al PP".

Crisis en el PSOE y Podemos: ¿estallarán por los aires o superarán sus problemas?

Si nos referimos a las crisis del PSOE y Podemos, los expertos creen que ambos partidos lograrán superar sus baches y no terminarán desapareciendo. "La velocidad ha cambiado la política, y tanto la recuperación como la crisis se pueden acelerar. En el caso del PSOE, el problema es que se auto bloqueen porque necesitan renovarse y no pueden esperar a ver qué hace u opina Susana Díaz", explica Aguilar, para quien la situación de Podemos se debe, en parte, a "que se les ha ido de las manos la exposición mediática".

Para Fernández, aunque "cualquiera de los dos partidos podría estallar por los aires, no se dan los elementos suficientes. Quien tiene más problemas de fondo, estructurales, ideológicos y tiene dirigentes que no viven en la realidad actual es el PSOE, ya que Podemos tiene un problema de crecimiento por haberse creado desde arriba y no desde abajo. En Cataluña, la CUP tardó 15 años en presentarse a unas elecciones porque fueron tejiendo una red desde abajo y con trabajo de calle, mientras que Podemos es un castillo de naipes que se creó en torno a 5 o 6 dirigentes, y un partido no se sostiene así".

Begoña Gozalbes explica que "Podemos no se puede permitir saltar por los aires, pero deben pararse a pensar y analizar la situación para decidir qué son. Les pasa algo natural, que se veía venir, porque no puede ser todo tan abierto, en el sentido de que hay que poner ciertas normas o límites, pero como han nacido de la libertad, no se conciben las normas, y eso es un problema. Todo grupo necesita orden, y eso no se puede conseguir si todo el mundo habla a la vez. Creo que solucionarán sus problemas porque son listos y quieren solucionarlo, aunque, en este momento, no saben cómo hacerlo".

En cuanto a la situación del PSOE, Gozalbes cree que al partido no le queda otra opción que recomponerse, aunque tiene más posibilidades de romperse que Podemos. “Hay una parte que está deseando que se rompa del todo, y a veces hace falta romper con todo para empezar de cero y hacer algo mejor. También hay un lado rancio con el sabor amargo del PSOE de toda la vida. Si es Susana la que se pone al frente, el partido se caerá por amargor, y es que la gente verá que no se ha hecho nada por cambiar y no se ha reconducido la situación. Otro problema del partido es que necesitan precisamente eso, un líder que rompa, pero no dejan que se vea su cantera”.

Otro ‘globo sonda’ en estos días tiene que ver con el ex presidente del Gobierno, José María Aznar y la posibilidad de lanzar su propio partido. Aunque el mismo Aznar lo ha negado, y se ha limitado a recordarle a Rajoy que seguirá ‘ofreciendo’ su punto de vista desde la fundación FAES, ya se sabe que en política, lo que hoy es ‘no’, mañana puede ser ‘sí’.

Estos expertos no creen que Aznar se lance a formar un nuevo partido, pero, mientras Aguilar y Fernández consideran que la derecha está representada con el PP y no hay espacio ni demanda, Gozalbes piensa que "la derecha está hambienta de otra alternativa y con el traspaso de votos a Ciudadanos en las primeras elecciones del pasado diciembre 2015 así se demostró. Sin embargo perdió su oportunidad, por no escuchar, lo que denominamos en Coaching Político el síndrome de sillón orejero, y por su idea de pacto con el PSOE. España no es un país políticamente maduro para replicar modelos que en otros países están funcionando bien, aquí no funciona la centralidad, aún".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • ¿Qué retos afrontan los partidos políticos en 2017?: los expertos responden

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    43319 | Andrés y Olé - 15/01/2017 @ 13:49:47 (GMT+1)
    El mejor valorado puede ser Cs en cuanto a partido, pero falla y no llegará a nada por estar centralizado todo el poder en el Presidente. No es un partido participativo y sí dictatorial.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.