www.diariocritico.com
Sánchez marca distancias con Iglesias y le anuncia una 'contraoferta' en los próximos días
Ampliar
(Foto: EP)

Sánchez marca distancias con Iglesias y le anuncia una 'contraoferta' en los próximos días

> El líder socialista pone una zanahoria a los independentistas catalanes: negociar las 23 reivindicaciones de Artur Mas que Rajoy rechazó

martes 16 de febrero de 2016, 20:47h

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que "a lo largo de esta semana" enviará a Podemos una "propuesta revisada" de su programa de gobierno, en la que incluirán las medidas que compartan del documento que les ha remitido el partido morado. Asimismo, ha dicho que está dispuesto a reunirse con su líder, Pablo Iglesias, y a "hacerse la foto", pero cuando lleguen a un acuerdo. Tras sus reuniones con los independentistas catalanes de ERC y Democracia i Llibertad, la posición tajante del socialista contra su 'hoja de ruta' separatista ha ido acompañda de una zanahoria: el compromiso de que si es presidente del Gobierno retomará las famosas 23 reivindicaciones que hace dos años planteó Artur Mas a Mariano Rajoy y éste rechazó.

"Con Iglesias no me haré una foto sino las que hagan falta cuando lleguemos a un acuerdo, pero es el momento de trabajar y de negociar y eso es lo que esperan los españoles de nosotros", ha explicado en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras reunirse con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Democracia y Libertad (DL).

De este modo, Sánchez ha dado a entender que no se va a reunir con Iglesias para analizar el documento, tal y como ha pedido el partido morado. El procedimiento que va a seguir el PSOE es estudiar la oferta de Podemos, seleccionar las medidas que compartan, e incluirlas en su documento, que después remitirán a la formación de Iglesias.

"Estamos estudiando ese documento y en el momento en que lleguemos a un acuerdo, por supuesto que me haré la foto con Iglesias", ha reafirmado, para insistir en que lo que lo primero que hay que hacer es "negociar y trabajar".

Sánchez ha lamentado que, hasta ahora, la negociación con Iglesias se está haciendo a través de "ruedas de prensa" y ha llamado a su partido a sentarse ya a la mesa de negociación y a hablar de las propuestas de sus partidos.

Según ha dicho, hay "elementos comunes" sobre los que pueden llegar a acuerdos, aunque discrepan en algunos aspectos del documento de Podemos. En concreto, ha apuntado que no es "bueno crear tantas expectativas" como, a su juicio, hace el partido morado al hablar de 96.000 millones más de gasto en una legislatura.

Pero ha insistido en que hay que hablar de lo que les une y ha señalado que para eso precisamente sirven las negociaciones, como las que mantiene abiertas con otras formaciones políticas desde el momento en que el jefe del Estado le encargó la investidura.

De hecho, ha querido dar las "gracias" a Ciudadanos, IU-Unidad Popular, Compromís y Coalición Canaria por su disposición. "Estamos avanzando y creo que podemos llegar a un acuerdo", ha dicho Sánchez, que, en otro momento de la rueda de prensa, ha asegurado que es "razonablemente optimista" sobre la posibilidad de lograr ser investido.

sí lo ha dicho cuando se le ha preguntado por las palabras del portavoz de ERC, Joan Tarda, quien, tras reunirse con él ha dicho que le ha visto "preocupado". "No estoy preocupado, al contrario, soy razonablemente optimista", ha dicho, para después apuntar que "nadie dijo que esto iba a ser fácil". "Pero hoy estamos mucho más cerca de esos acuerdos que hace diez días", ha asegurado

Ciudadanos ha entendido el mensaje

En particular, cuando se le ha preguntado si podría anunciarse próximamente algún acuerdo con Ciudadanos, Sánchez ha agradecido "la disponibilidad y la disposición" de este partido y de su líder, Albert Rivera.

A su juicio, esta formación política "ha entendido lo que expresaron los españoles el pasado 20 de diciembre" y es que tienen que llegar a acuerdos en función de sus "ideas" y no de las siglas para "ayudar" a que España tenga gobierno y que sea "progresista y reformista".

"Tengo que agradecer a Rivera la disposición que tiene para negociar e intentar resolver la situación política que vive España y constituir un gobierno de manera urgente, que es lo que necesitan y quieren lo españoles", ha afirmado.

Mientras tanto, Sánchez ha reconocido que con Podemos las cosas son "más complicadas", porque la negociación "la hacen de otra forma", y ha admitido que le gustaría que fuera "más fácil". Eso sí, ha recalcado que a él le "pueden más las ganas de cambiar las cosas que las formas" y, por eso, se queda con "el fondo".

Y en el fondo, ha explicado, está "convencido" de que ambos partidos pueden "cambiar juntos" políticas para hacer frente, por ejemplo, a la emergencia social en España. Por eso precisamente, ha reiterado, responderán al documento de Podemos.

Eso sí, ha avanzado que en su respuesta no habrá mención a la estructura de gobierno que plantea Iglesias. Así, y aunque una vez más no se ha cerrado a la posibilidad de un gobierno de coalición --con Podemos u otros partidos, aunque sólo lo ha pedido el partido morado-- ha insistido en que en este momento toca hablar de la investidura.

"No me niego a hablar de sillones, pero primero quiero hablar de soluciones y del proyecto político que podamos compartir", ha recalcado Sánchez, que ha defendido que en toda negociación "lo honesto" es priorizar las políticas para, entre otras cosas, crear empleo.

Porque, ha recalcado, "en toda negociación para formar gobierno, de lo último que se habla es de qué puesto va a tener uno u otro". "Primero lo que tenemos que hablar es de cuáles son los espacios comunes", ha remachado.

Por lo que se refiere a la defensa del referéndum en Cataluña que hace Podemos, y a la exigencia del Comité Federal del PSOE de no negociar con quienes defiendan ese tipo de consultas, Sánchez ha defendido que no comparte el planteamiento del partido morado y ha insistido en que el objetivo del PSOE es reformar la Constitución.

Cuando se le ha reiterado que la resolución socialista considera "irrenunciable" la renuncia a esos postulados para empezar a hablar, ha recalcado que, hasta ahora, la negociación con Pablo Iglesias está siendo mediante ruedas de prensa, porque todavía no se han sentado a negociar.

En relación al referéndum, Sánchez ha insistido en que la Constitución no reconoce la fragmentación de la soberanía nacional y, por eso, cualquier consulta exigiría una reforma. Así, y ya que habría que reformar la Carta Magna, ha apostado por hacerlo para que todos los españoles voten una solución a la crisis y no para que los catalanes voten una división.

Las exigencias de Artur Mas

En cuanto a sus reuniones con ERC y Democracia i Llibertad, la gran novedad es la oferta de Sánchez para negociar con ellos, si es presidente del Gobierno, las 23 reivindicaciones de todo tipo, no sólo econonómicas, que Artur Mas planteó en el verano de 2014 a Mariano Rajoy.

El secretario general del PSOE ha propuesto este martes recuperar las 23 peticiones que hizo el expresidente de la Generalitat Artur Mas al Gobierno central como una manera de abrir una "puerta" al diálogo y al entendimiento entre ambas Administraciones. Así lo ha señalado el líder de los socialistas en una rueda de prensa en el Congreso tras reunirse con portavoces de ERC y Democracia y Libertad, con quienes ha terminado su ronda de contactos con dirigentes políticos de cara a la investidura.

Tras reiterar que en estas reuniones no ha pedido el apoyo de los independentistas para que pueda ser proclamado presidente del Gobierno, Sánchez ha insistido en que es importante "recuperar la normalidad en la vida democrática" y trabajar por resolver los problemas de los ciudadanos.

En este sentido, ha asegurado que, si llega a La Moncloa, tratará de recuperar esas 23 reivindicaciones que llevó Mas al ahora presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en julio de 2014, y entre las que había asuntos "tan importantes para la cohesión social" como la sanidad, la educación y las infraestructuras.

Además, ha explicado que el PSOE tiene el compromiso de reformar el sistema de financiación autonómica y "mejorar" la financiación de Cataluña y ha garantizado que, si puede liderar un gobierno "progresista y reformista" derogará leyes que han provocado malestar entre la opinión pública catalana, como la LOMCE.

Eso sí, Sánchez ha vuelto a reiterar que el PSOE no apoyará ni el proceso independentista que lidera la Generalitat ni el referéndum que plantea Podemos. Lo que hay que hacer, ha dicho, es reformar la Constitución para solucionar la crisis y que todos los españoles lo voten.

La Generalitat hizo público el 31 de julio de 2014 el documento con los 23 puntos que el presidente catalán, Artur Mas, entregó al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, con sus demandas al Estado en economía, cultura, educación e infraestructuras. Una de sus principales reivindicaciones era que se permitiese a la Generalitat un mayor objetivo de déficit en 2015 y que el Estado incremente sus aportaciones, porque el límite del 0,7% vigente se consideraba de "difícil cumplimiento". Los 23 puntos que Mas presentó a Rajoy incluían medidas económicas, culturales y sobre todo de invesiones en obra pública.

El Govern pedía ser compensado por el Estado tras la anulación del impuesto autonómico que grava los depósitos bancarios, y le exigía que cumpliese con los compromisos derivados de la Disposición Adicional Tercera del Estatut, que establecía que la inversión del Estado hasta 2014 en obras públicas catalanas debe equipararse a la contribución que hace Catalunya al Producto Interior Bruto (PIB) de toda España.

- PSOE y Podemos complican las negociaciones

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios