www.diariocritico.com

empresarios catalanes

En la clausura de la reunión del Círculo de Economía de Cataluña, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha pronunciado un largo discurso de carácter optimista, en el que ha eludido hacer referencias al conflicto catalán, a pesar de que el procés ha sido uno de los protagonistas del encuentro de empresarios catalanes. Si bien el presidente del Círculo de Empresarios ha reclamado un mayor "autogobierno" y "apostar por el diálogo, el encuentro y la convivencia", Sánchez ha optado por recuperar la idea de que es necesario cambiar el mundo y tatar de cambiar las cosas para mejorarlas. Entre esas mejoras, se sitúa la redacción de un nuevo Estatuto de los Trabajadores "para acomodar las normas a la realidad cambiante".

El presidente de la asociación Empresarios de Cataluña, Josep Bou, ha pedido este miércoles al Gobierno de Mariano Rajoy que pare la deriva independentista iniciada por el Parlament "con la ley en la mano", porque, según ha explicado, los empresarios están desesperados. "Si esto no se para sería una verdadera tragedia económica", ha expresado.

La mayoría de grandes empresarios catalanes consultados por PWC para el informe 'Temas candentes de la economía catalana: visión de los empresarios' han detectado ya un efecto negativo (47,8%) o muy negativo (19,6%) en las relaciones económicas y empresariales entre Cataluña y el resto de España por efecto del debate soberanista, aunque todavía sin impacto en sus actividades o cuentas de resultados ni en las inversiones externas en esta comunidad.

- ERC chafa la despedida a Duran acusándole de deslealtad hacia la consulta

> El Círculo de Economía pide al president que dé "una segunda oportunidad" a España

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, ha pedido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que dé una "segunda oportunidad" al diálogo con España, ya que "pequeños gestos por parte de todos pueden abrir un nuevo tiempo".

- Mas sostiene que no necesita un "acuerdo de legalidad" con el Gobierno para celebrar la consulta
  • 1

Empresaris de Catalunya considera que el acuerdo firmado entre JxCat y ERC tiene como objetivo provocar al Gobierno central y perpetuar el 155. "Las propuestas que se incluyen el acuerdo sobre la implementación de una supuesta 'república', el desarrollo de una agencia tributaria o el mantenimiento del Diplocat, no hacen más que seguir provocando desconfianza en nuestra economía y alentar la fuga de empresas", sostienen desde la asociación.

El Gobierno central está preocupado no solamente por el proceso secesionista catalán, sino también por la 'mala imagen' que algunos estamentos públicos catalanes ofrecen al resto de España. Esta preocupación, exacerbada ahora con la noticia de que el Estado ha perdido casi doce mil millones de pesetas con la venta de Catalunya Banc al BBVA, puede tener también un reflejo en el encuentro de la semana próxima entre Artur Mas y Mariano Rajoy, que tendría una nueva 'baza negociadora' en su mano a cuenta de la corrupción que se evidencia con excesiva frecuencia en la política y las finanzas catalanas.

- Los empresarios catalanes encienden la alerta: el soberanismo ya pasa factura económica
- ERC chafa la despedida a Duran acusándole de deslealtad hacia la consulta

Una independencia de Cataluña no acordada con el resto de España tendría un efecto negativo en una proporción similar para las dos economías al reducirse las relaciones comerciales bilaterales, según un informe de la Cámara de Comercio de Barcelona.

> El presidente de Freixenet, en declaraciones al prestigioso 'The New York Times'

Cada día está más claro que la aventura soberanista catalana, aunque tenga apoyo indudable en la calle, ha sido una apuesta de ciertos partidos políticos para congregar el voto catalanista. Primero fue el presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara, que dejaba claro que "la independencia es imposible y lo saben todos". Después, el presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España, Jaime Malet, dijo que la independencia "podría llevar a una deslocalización masiva de puestos de trabajo y de inversión" de muchas compañías extranjeras. Ahora se ha mojado el presidente de Freixenet.