www.diariocritico.com

Estado federal

El mismo PNV que ha optado por olvidar la línea roja del 155 para apoyar los Presupuestos Generales del Estado, ha aprobado con EH Bildu un preámbulo para el nuevo Estatuto vasco, que además de reconocer "la nación vasca" promueve el "derecho a decidir" y habla de cambiar el enfoque en el modelo de relación con el Estado, que debe ser "bilateral, de igual a igual, de naturaleza confederal". El texto del preámbulo ha sido rechazado por la oposición, y es que tanto el PP, como el PSE y Elkarrekin Podemos consideran que supone un desafío soberanista. A pesar de ello, el PNV defiende que "hay una mayoría que coincidimos en los planteamientos hoy avalados, pero espero que en los debates de los capítulos siguientes coincidamos más".

> Sale a la luz una teoría que apunta a que Moncloa y Casa Real fueron motores de la 'sublevación' interna

La crisis interna del PSOE que acabó con la dimisión de su secretario general, Pedro Sánchez, podría tratarse en realidad de una intriga de espías. Así lo apunta Diario 16 quien asegura que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Moncloa y la Casa Real estarían detrás de las maniobras que tumbaron al líder socialista por sus aspiraciones republicanas.

Ni el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ni la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, han recogido el guante de la propuesta del candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, que reclamó expresamente la "cocapitalidad" de ambas ciudades en un futuro Estado federal. Hubo incluso quien apuntó a que el Senado podría cambiar su ubicación por la ciudad condal, pero parece que los regidores de ambas ciudades de momento son reticentes a este tipo de cambios institucionales.

Pedro Sánchez, vicecoordinador de la Conferencia pasó por Guadalajara

El diputado y vicecoordinador de la Conferencia Política del PSOE, Pedro Sánchez, ha pasado por Guadalajara para explicar las líneas maestras de la Conferencia Política prevista para el próximo mes de noviembre y recoger opiniones de militantes y simpatizantes, con los que mantuvo un encuentro. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respondió hoy, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Senado, que tendrá una actitud "constructiva" con Cataluña y que ayudará en lo que pueda a esta y a todas las CCAA. El jefe del Ejecutivo también reclamó al PSOE, después de la petición de José Montilla de una reforma de la Constitución para un mejor "encaje" de Cataluña en España, que "concrete" qué entienden los socialistas por 'Estado federal'.

Crisis en el estado de las Autonomías

A Alfredo Pérez Rubalcaba no le ha quedado más remedio que asumir la defensa de un modelo de Estado federal para hacer frente al envite soberanista que ha acabado por monopolizar el debate político de Cataluña. «Habrá que ver si eso encaja en la Constitución y si no encaja -llegó a decir ayer- pues habrá que cambiar la Constitución porque no es inmutable». Más allá de la crisis actual, los movimientos independentistas catalanes, nuestro modelo autonómico hay que revisarlo. Voces en contra, como la de Cospedal y Pons, no han tardado en dar su opinión: es una irresponsabilidad.
  • 1

Los 'barones' del PSOE aprobarán este miércoles su propuesta de reforma de la Constitución con la que pretenden garantizar "la estabilidad política y la solidaridad territorial". Para ello, proponen introducir una "estructura federal", un sistema que "defiende la unidad del Estado", pero reconoce las "singularidades de los territorios de España". Así consta en el borrador del documento, al que ha tenido acceso Europa Press, que será sometido este miércoles al Consejo de Política Federal del PSOE, presidido por la jefa del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz, e integrado por los dirigentes territoriales del partido. El secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará después la propuesta con la que se presentará a las próximas elecciones generales.

Personas del mundo de la cultura, la universidad, distintos profesionales y antiguos políticos han lanzado este miércoles la declaración 'Una España federal en una Europa Federal', un documento en el que defienden una reforma federal de la Constitución, porque consideran que es el modo "natural" de culminar el Estado Autonómico que se creó en la Transición, y que llevaría a todos los españoles a ejercer su "derecho a codecidir" sobre cualquier acuerdo que se adopte en esta materia.

La propuesta requiere unos mecanismos que hacen casi imposible su aprobación

- Toca el artículo 1 de la Constitución y el Título VIII: requiere disolución de las Cortes

La propuesta para la reforma constitucional_federalista que propone el PSC -y a la que se suma el PSOE- es tan profunda que requiere la aplicación del artículo 168 de la Constitución, es decir, el que contempla mayorías de dos tercios, disolución de Cámaras, elecciones y referéndum posterior. Este documento, en el que se recoge una reforma completa del Estado español, incluido el Senado, ha sido presentado este miércoles en el Congreso de los Diputados por el secretario general de los socialistas catalanes, Pere Navarro, y representa un modo de frenar el nacionalismo secesionista que propugnan Artur Mas y ERC.

>> Lea la propuesta de reforma federal del PSC PINCHANDO AQUÍ

El PSOE no plantea una España federal, ni cambios en la Constitución en el documento que prevén llevar a la Conferencia Política prevista para el próximo mes de noviembre. En esta propuesta que estudiarán los socialistas se dice que el sistema autonómico requiere "revisiones eficientes, como el conjunto de los poderes públicos", pero deja claro que la España de las autonomías forma "parte indeleble de nuestra identidad como país y constituyen la mejor garantía de su convivencia en paz y de su progreso en libertad".

 

Registra una caída de cuatro puntos

Noviembre se está volviendo una pesadilla para el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, quien en menos de una semana, además de que su partido, el Republicano, perdió el control del Senado y de la Cámara de Representantes, según una encuesta de Princeton Survey Research Associates Internacional, el mandatario estadounidense registró un descenso en su popularidad al caer del 35 al 31por ciento.