www.diariocritico.com

Juan Mayorga

Antiguo mercado de la madrileña Puerta de Toledo, hoy una de las sedes de la Universidad pública Carlos III. Vaivén de estudiantes de posgrado entre las aulas y la cafetería y, justo al lado, en una de las clases, cerca de 40 alumnos asisten a una de las lecciones de Juan Mayorga (Madrid, 1965), uno de nuestros más celebrados dramaturgos, dentro y fuera de España. Son más mujeres que hombres y provienen de varias nacionalidades (españoles, latinoamericanos, ucranianos,…). Están sentados en círculo en torno al maestro. Me hacen un hueco y, de paso, me invitan a participar en la clase como uno más. Mayorga escucha atentamente la propuesta dramática de una de las alumnas, Paula, y los posteriores comentarios, sugerencias y matices que aportan varios de sus compañeros. Finalmente Mayorga repasa, analiza y sugiere, con sumo respeto, algunas ideas que los alumnos anotan atentos, especialmente Paula que, con estas nuevas orientaciones, es muy probable que acabe redondeando su propuesta dramática a la que, además, quiere dar forma de musical.
  • 1