www.diariocritico.com

Lucía Chamorro

Esta semana ha arrancado el juicio contra Fernando Blanco y Margarita Garau, los padres de Nadia Nerea, acusados de haber estafado más de un millón de euros con la excusa de tratar a la pequeña de una enfermedad rara, tricotiodistrofia. Mientras los médicos forenses han negado en el juicio que la vida Nadia corra peligro, tal y como aseguraban sus progenitores, la madre de una niña que falleció a causa de una enfermedad incurable ha escrito una demoledora carta en la que exige que "caiga todo el peso de la ley" sobre estos padres, por el daño que han hecho "a tantas familias de niños que luchan por vivir".

No es la primera, y por desgracia, no será la última persona que sufre acoso en las redes sociales. El anonimato permite conductas y comentarios terribles, que pueden ser constitutivos de delito, pero que, sobre todo, provocan miedo, ansiedad y sufrimiento a sus víctimas. Lamentablemente, Nieves Casado conoce el dolor que supone la pérdida de un hijo, y en este momento, además, está sufriendo un cruel acoso a través de Facebook por parte de alguien que se ensaña con el fallecimiento de su hija Lucía Chamorro, a los 8 años debido a un extraño e incurable tumor cerebral.

Lucía Chamorro es una niña leonesa de 7 años a la que le diagnosticaron glioma de tronco cerebral difuso (DIPG diffuse intrinsic pontine glioma, por sus siglas en inglés) el pasado mes de agosto. Se trata de un tipo de cáncer cerebral infantil muy raro y agresivo (más del 90% de los afectados muere en los 24 meses posteriores al diagnóstico), para el que a día de hoy no hay cura. En España se diagnostican entre 15 y 20 casos al año. Pese al desolador diagnóstico, los padres de la pequeña, Nieves Casado y Luis Ángel Chamorro, han encontrado un rayo de esperanza: El Hospital San Joan de Déu ha desarrollado el primer ensayo clínico del mundo para pacientes con DIPG. El ensayo está basado en la inmunoterapia, y pretende enseñar a las defensas del paciente a identificar a las células del DIPG para que puedan destruirlas. Este ensayo clínico es resultado de 10 años de investigación, que han sido posibles gracias, entre otros, a la aportación del Fondo Alicia Pueyo, creado en honor a una niña que falleció a causa de esta enfermedad. Diariocrítico ha charlado con Nieves Casado para conocer la historia de su pequeña luchadora.
  • 1