www.diariocritico.com
     28 de enero de 2022

Padilla

El toricantano hizo lo más torero ante una floja corrida de Del Río

Cinco toros de VICTORIANO DEL RÍO y 5º de CORTÉS, desiguales de presencia, con 1º y 2º chicos. Todos flojos, nobles y mansotes y manejables. ENRIQUE PONCE: silencio; ovación tras aviso. SEBASTIÁN CASTELLA: silencio; silencio. DAVID GALÁN, que confirmaba alternativa: silencio; ovación tras aviso. Plaza de Las Ventas, 15 de mayo. 7ª de la feria de San Isidro. Lleno con cartel de 'no hay billetes'. Observaciones: Javier Ambel, de la cuadrilla de Castella, saludó tras banderillear al 5º.

Mal Padilla, Escribano los de la Palmosilla y el usía

Tres toros de LA PALMOSILLA, justos de presencia, mansos e inváidos; 3º, sobrero de TORREALTA, con trapío, manejable; 4º, sobrero de GONZÁLEZ SÁNCHEZ-DALP, escaso d etrapío y flojo; 5º, sobrero de LA ROSALEDA, de justa presencia, flojo. JUAN JOSÉ PADILLA; silencio; silencio. MANUEL ESCRIBANO, que confirmaba alternativa: silencio; silencio. JOSELITO ADAME: vuelta tras aviso; silencio tras dos avisos. Plaza de Las Ventas, 14 de mayo. 6ª de la feria de San Isidro. Tres cuartos de entrada. Incidencias: Padilla y Adame brindaron el segundo de sus respectivos lotes a la Infante Elena, que ocupaba una barrera del tendido 1.

Se busca un milagro laico para Juan José Padilla. El coletudo herido gravísimamente en la cara el pasado viernes en Zaragoza, con pérdida de la movilidad facial y del ojo del lado izquierdo, deberá sufrir nuevas intervenciones quirúrgicas intentando que mejore esa zona y que al menos pueda tener globo ocular aunque sea sin visión.

Casi tragedia, intenso drama, esperanzas, despertar optimista y con moral... y, ahora la realidad, la terca y fea realidad. Son los estados por los que ha ido pasando el coletudo Juan José Padilla -y sus familiares y allegados-, que este viernes sufrió una gravísima cornada en Zaragoza, hasta ahora en que los médicos le han sacado de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Miguel Servet de la capital maña. 

Se confirma la pérdida de visión y de movimiento facial por la cornada en Zaragoza

Auténticos superhombres. Héroes de verdad de verdad de la buena. No sólo con una increíble fuerza para la recuperación física, sino también moral. Es el caso de Juan José Padilla, herido de máxima gravedad en la cara, con pérdida de visión en el ojo izquierdo y de movimiento en esa parte del rostro, y cuyas primeras palabras no dejan lugar a dudas sobre la catadura de los espadas: "Volveré a torear aunque sea con un parche en el ojo".

El pitón le entró por el pómulo y le salió por el ojo

La tragedia de la Fiesta se ha vestido este viernes casi de negro en Zaragoza, donde el diestro Juan José Padilla ha sufrido una cornada en la cara, con importantes destrozos internos, de pronóstico muy grave.
  • 1