www.diariocritico.com

Crónica

El modelo catalán, Xavier Serrano se ha convertido en el protagonista de los nuevos rumores de romance en torno a la 'triunfita' Aitana Ocaña, tras haber puesto fin a su relación con su compañero de 'OT', Luis Cepeda. Aunque apenas han pasado unos días de la ruptura de 'Aiteda', o al menos desde que lo confirmaron en público, los rumores hablan de una nueva ilusión de la joven cantante.

El Gobierno de Castilla-La Mancha incluirá la Enfermedad Renal Crónica como una de las patologías susceptibles de contar con talleres dentro de la Escuela de Salud y Cuidados, tal y como ha avanzado hoy la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal.

Alejandro Escovedo volvió a demostrar este lunes en la Sala El Sol de Madrid que es uno de los músicos más infravalorados de la historia, volviendo a derrochar entrega y presumiendo de un cancionero realmente espectacular en el que el rock de raíces se da la mano con el glam y el punk, dando como resultado una verdadera clase de Rock con mayúsculas.

El rock and roll es la música más maravillosa que ha existido, capaz de con la mayor simplicidad hacer que el pulso se acelere y el cuerpo se libere de las restricciones de la lógica, también es una música con más de 60 años de vida y miles de ramificaciones que muchos han intentado matar por obsoleto o por intentar domesticarlo convirtiéndolo en pieza de museo. Lo bueno de un grupo como Hinds es ver como el rock se mantiene vivo en su más pura esencia, pasando de tecnicismos y buscando la diversión, la espontaneidad y las ganas de juerga. Algo que no está mal viniendo de un grupo que ha tocado más de 300 veces en el último año y medio.

> Crónica del concierto

31 canciones y casi tres horas de duración, frías cifras que no desvelan, más allá de un concierto inusualmente largo (hasta en parámetros Cure), el éxtasis vivido la noche del domingo en el Palacio de los Deportes de Madrid. Y es que, a pesar de llevar 8 años sin publicar un disco y más de 20 sin sacar uno realmente notable, la gente sigue respondiendo a la llamada, con un recinto a reventar para poder ver a una leyenda como Robert Smith repasar una selección con lo mejor de su repertorio acompañado de una banda de altos vuelos.

- Las 10 mejores canciones de The Cure

Dice la canción más famosa de los Cero que la vida que mala es pero el grupo se contradice a sí mismo regalando a sus seguidores momentos de felicidad como los de su concierto de despedida de Madrid en La Riviera. Citando al gran Andrés Montes la vida puede ser maravillosa y en noches en los que la luna brilla sobre el cielo negro se pueden encontrar rayos de esperanza, sobre todo cuando un grupo es capaz de encender una sala de conciertos cerrando su concierto con la primera canción que grabaron como si el tiempo no hubiera corrido y fueran los mismos chavales dispuestos a comerse el mundo de hace 33 años.

Volvían los Jayhawks a Madrid con nuevo disco bajo el brazo, 'Paging Mr. Proust', y tras el nuevo abandono de Mark Olson. El cartel de no hay entradas en la Joy Eslava demostraba el cariño que se les tiene por aquí, algo que se ha notado desde el principio al ritmo de 'Waiting for the sun', la canción que abría la primera de las dos grandes obras de la banda, 'Hollywood Town Hall'. El sonido era envidiable y Gary Louris volvía a demostrar que es mejor cantante que Olson. Todo parecía ir sobre ruedas pero fallaba algo. Teníamos una gran canción, una banda sonando bien y un cantante a la altura pero, sin embargo faltaba algo de empuje por parte de una banda que parecía ir con el piloto automático, más que en un concierto de rock, parecía que estuviéramos fichando en la oficina. Pero esa sensación no ha durado mucho y el concierto, y la banda, se han ido viniendo arriba gracias al público que abarrotaba la Joy y ha contagiado a la banda con su entrega.

Hace menos de un año Elvis Costello presentaba al mundo su autobiografía, 'Unfaithful Music & Disappearing Ink', un hecho que parece que ha influído, y mucho, a su última gira, Detour. Un espectáculo que recaló este domingo en el Teatro Monumental de Madrid y en el que Costello aprovecha para ir intercalando anécdotas sobre su vida y milagros entre medias de un repertorio espectacular interpretado de forma austera, con la única ayuda de la guitarra o el piano. Un formato espartano que crea una atmósfera íntima con el espectador perfecta para un espectáculo a medio camino entre concierto y monólogo.

Este domingo terminó el festival Tomavistas con buena nota, con una buena entrada de público y una mejora sustancial del sonido con respecto a la jornada inaugural. El parque Tierno Galván se ha mostrado como un escenario ideal para la celebración de este tipo de eventos con lo que sería una estupenda noticia que el festival tuviera continuidad. En lo musical las grandes estrellas de la tarde noche fueron Australian Blonde y Neuman, aunque el mejor concierto llegó con Luis Brea y el Miedo.

El sabio refranero español siempre acierta. Sí, hombre, si: por ejemplo con aquello de 'días de mucho, vísperas de ‘na’. Que se cumplió en grado máximo en el cierre del ciclo otoñal, merced a una descastada y floja corrida de Adolfo Martín, que acabó con las ilusiones de una terna sin ninguna opción de triunfo, en cuyo balance de silencios sólo se salvó la ovación a Curro Díaz por los destellos de clase ante su segundo.

Aunque Paco Ureña volvía al lugar del drama, el percance de hace un año que le costó perder la visión del ojo izquierdo, y la plaza se volcó con él, sus fallos a espadas y su pésimo lote le mpidieron el triunfo que deseaba de forma parigual a los albaceteños. El éxito fue para un Castella inspirado, que cortó dos excesivas orejas, y el fracaso gordo fue, una vez más, para la divisa, como en casi todo el abono, en este caso de Montalvo, mientras que Aguado pasó de puntillas.

Suspendido por la lluvia el festejo del viernes con El Juli, Manzanares y Ureña en el cartel

Cara y cruz de la fiesta, a medias. Porque, aunque el local José Fernando Molina salió a hombros tras cortar dos orejas (una y una), tampoco fue la suya una actuación maciza y para tirar cohetes. Porque, aunque el mexicano San Román sufrió el escuchar los tres avisos en su último bicorne, bien presentado como el resto a excepción del sexto, no fue por inútil –bueno, un poco sí- con el estoque, sino por confiarse esperando que doblara el bicorne sin entrar a matar una segunda vez para cortar otra oreja que le abriera también la puerta grande y amontonarse a toda prisa con el verduguillo. Por su parte, la corrida del viernes, para la que había enorme expectación, se suspendió por la lluvia. Formaban el cartel, con toros de Garcigrande, los matadores El Juli, Manzanares y Paco Ureña, que volvía a Albacete un año después del percance que sufrió en este coso y por el que perdió la visión del ojo izquierdo.

Ya se sabe que como tantas veces, demasiadas veces, el peor de los tópicos se cumple. Sí, aquel que espeta lo de corrida de expectación, corrida de decepción. Y, orejitas aparte, es un resumen perfecto de lo que aconteció este martes en Albacete, con dos consagradas figuras en el cartel, Enrique Ponce -que sustituía a Roca Rey- y El Juli, y uno de los casi nuevos, Álvaro Lorenzo, que defraudaron a partes iguales. Eso sí, la única noticia positiva fue que tras muchos años de desafueros, el ganadero Daniel Ruiz echó una corrida presentable.

El Cid volvió a campear como en sus mejores tiempos con dos excelentes faenas que en esta ocasión también fueron rubricadas con la tizona que tantos triunfos le ha hecho perder en su dilatada carrera. En su teórico adiós a Colmenar, con un interesante encierro de Adolfo Martín -a cuyo 5º burel se le premió con la vuelta al ruedo- Manuel Jesús dejó su vitola de torero en poso, lo que no hicieron Curro Díaz, que se conformó con detalles, y Ángel Sánchez, entregado pero pésimo a espadas.

En Londres

Parece que el evento más importante este verano en Londres no van a ser únicamente los Juegos Olímpicos. Victoria's Secret va a abrir su primera tienda en la capital británica. Así lo ha confirmado la modelo autraliana Miranda Kerr.

Gritos de "¡Torero, torero!" al término de la faena a su segundo, al que cortó las orejas

Petardo de los vulgares pegapasistas Sebastián Castella y 'el Rey' Roca, al que se une la mansada de Victoriano del Río

Paco Ureña, por fin, vio cumplido su sueño de salir a hombros de Las Ventas entre lágrimas. Y lo hizo también a lo grande, con el toreo más puro, en capote y muleta. Una lección para las figuras, Roca Rey -actual número uno- y Sebastián Castella, que pegaron muchos pases, y malos. Al petardo de ambos es menester, justo y necesario añadir otro nombre: Victoriano del Río. Que envió un encierro manso y descastado, anque nobilísimo en general. Frente a semejantes bicornes sólo cabía la calidad máxima: la de Paco Ureña.

Un encierro de bella estampa en general pero nula casta y bravura

Sólo López Chaves pudo sacar algo de lucimiento en los de su lote mientras Rafaelillo y Chacón se estrellaron con sus bueyes

Es magnífico criador de toros bravos, siempre en la línea de la máxima independencia y pensando en la afición y nunca en los enjuagues e intereses de los taurinos, que es Fernando Cuadri, además de una de las mejores pesonas dentro de la Fiesta, no tuvo la despedida que se merecía. En su última tarde en San Isidro como representante de una divisa que tanta gloria ha dado, sus pupilos, eso sí, de preciosas láminas, se rebelaron y le traicionaron con un pésimo juego que impidió el lucimiento da la tena compuesta por Rafaelillo, López Chaves -el único que destacó algo- y Chacón.

El peligroso 3º le cogió brutalmente cuando el valenciano se tiró a matar como un jabato

Cornalón muy grave de 30 cm. en la pierna derecha para Román en una dura corrida de 'ibanes', Curro Díaz se llevó una orejita y Pepe Moral anduvo perdido

Tras una operación urgente en la enfermería de Las Ventas, el matador Román, hubo de ser intervenido de nuevo en la madrugada de este lunes, ya en el Hospital San Francisco de Asís, al comprobar que tenía seccionada la femoral de su pierna derecha. Tras la nueva intervención, el valenciano permanece en la UCI "con buena irrigación vascular, drenajes funcionando, afebril y buena movilidad del miembro afectado", según los doctores. Esta es la crónica del festejo: Un tremendo cornalón en la pierna derecha sufrió Román -que sustituía al herido Emilio de Justo- al entrar a matar al tercero de la tarde, un peligrosísimo toro de Baltasar Ibán, con el que había estado muy valiente. Desde un princpio se vio que el brutal percance tenía aspecto de máxima gravedad, como así se confirmó, porque el animal sacó el pitón derecho ensangrentado de las entrañas del coletudo. El público, cariacontecido, pidió la oreja para el torero, que su cuadrilla le llevó a la enfermería. En una bronca corrida de 'ibanes', Curro Díaz cortó otra oreja y Pepe Moral anduvo espeso.

Este tercero de la tarde, bravo y encastado, habría merecido una vuelta al ruedo

Cristián Escribano, muy molestado con el viento, cumplió a secas ante 'Carasucia', como Robleño en su lote, y no Iván Vicente

Todo un regalo para los aficionados fue 'Carasucia', el tercer toro de la tarde, bravo y encastado, cuya lidia transcurrió con enorme emoción mientras le hacía frente con dignidad y arrestos Cristián Escribano, que hubiera estado mejor de no ser por el más que molesto viento, pero que lo mató a la última. 'Carasucia' recibió en el arrastre la mayor ovación dedicada hasta ahora a los bicornes durante el abono. También gustaron los siguientes funos, a diferencia de los dos primeros. Robleño anduvo con oficio e Iván Vicente desdibujado.

Defraudan Ferrera, Perera y los toros de Puerto, y se salva López Simón

Es un tópico, pero por desgracia se cumple en demasiadas ocasiones. Sí, aquello de tarde de expectación, tarde de decepción. Que es lo que sucedió en el festejo de este jueves, con demasiado viento otra vez, en el que repetían dos de los matadores que han salido a hombros hasta ahora, Antonio Ferrera (merecidamente) y Miguel Ángel Perera (de regalo). Pero ambos, que fueron silenciados, anduvieron mal. No tanto como el pésimo y descastadísimo encierro de Puerto de San Lorenzo, auténticos mulos con cuernos. Se salvó un voluntarioso López Simón, que nos sacó del aburrimiento, con una buena faena y una paliza tras ser volteado por el tercero, ganándose la única ovación.

A Del Álamo se le fue el único toro encastado y Morenito pechó con un lote imposible

El extremeño, valentísimo, quedó colgado del pecho de un pitón del tercero que afortunadamente no penetró

Momentos de terrible angustia se pasaron en los tendidos cuando el tercer toro de la tarde, cornalón y astifino, metió uno de sus pitones en el chaleco de Tomás Campos durante varios larguísimos segundos. Por fortuna, no le hirió y el chaval siguió porfiando ante el burel -que ya se lo había colgado del glúteo minutos antes igualmente sin herirle (foto)-, con un auténtico derroche de testosterona que impresionó al cotarro en un festejo en el que el flojo encierro de Las Ramblas poco permitió a la terna, sobre todo a Morenito de Aranda, con un lote infumable. Con una excepción, el bravo y encastado segundo, que se le fue a Juan del Álamo sin el triunfo que le ofrecía el bicorne.

Metallica regresó este viernes a Madrid, tan solo un año después de su vuelta a la capital, para llevar a cabo un repaso por su amplia discografía y hacer las delicias de los asistentes al Recinto Ferial de Ifema con un espectacular show.

La revista 'Lecturas' ha publicado este miércoles, a modo de exclusiva, la que podría haber sido la gran sorpresa amorosa de este otoño en el panorama del corazón: David Bustamante y Ares Teixidó; aunque podría tratarse de un fiasco, después de que uno de los supuestos 'tortolitos' se pronunciara al respecto.

Investigadores españoles se unen a las más recientes líneas de investigación sobre Síndrome de Fatiga Crónica

Los Dandy Warhols tuvieron su momento de gloria a finales de los 90 y comienzos de los años 2000, fueron, por un momento, más 'cool' que Kim Deal y 'hipsters' antes de que el término ni siquiera existiese. Poco a poco su fama fue decayendo, principalmente por dos motivos, el documental 'Dig!' que les ponía como el reverso tenebroso (en este caso comercial) de The Brian Jonestown Massacre y el hecho de que la Biblia 'hipster', Pitchfork, decidiera que no valían nada (un 'hipster' siempre reniega de otro). El caso es que más allá de eso sus discos se fueron haciendo menos buenos hasta llegar a 'Distortland', lo más potable que habían grabado en bastante tiempo. Había ganas de verles en directo y ver si eran capaces de reverdecer viejos laureles pero el resultado ha sido de decepción, con un sonido muy bajo, poca entrega y un concierto corto para una banda con 10 discos a sus espaldas.

Nick Lowe comenzó su carrera junto a Brinsley Schwarz a finales de los 60, en palabras del propio Lowe querían ser como los Beatles, posteriormente, se subió a bordo de la electrizante 'Nueva Ola' y se convirtió en el 'Jesús de lo cool'. Pero el Nick Lowe actual ha emprendido un viaje a la música anterior a la aparición de los de Liverpool, con fuertes raíces en el rockabilly y acompañado por la banda de rock instrumental Los Straitjackets nos hizo viajar a otro tiempo, en una nueva demostración de clase de este superlativo compositor e intérprete.

En un año que nos ha quitado a Bowie, Prince o Leonard Cohen ver a Paul Simon tiene todavía más miga, sobre todo si lleva 25 años sin pisar estos lares. Y es que uno comprende que las oportunidades de ver a un gigante (no va con segundas) cantar varias de esas canciones capaces de unir a varias generaciones no tiene precio. Si encima está de buenas y viene presentando su mejor disco en años, todavía mejor.

El concierto se anunciaba como Ghostface Killah & Killah Priest pero era evidente quién era el gran nombre de la noche, el miembro original de Wu Tang Clan y, según se ha confirmado, el hombre al que RZA ha colocado los galones como jefe del grupo para su siguiente disco. Algo que, como se comprobó ayer no puede ser más acertado pues Dennis Coles es el miembro del grupo más en forma desde hace tiempo y el que ha entregado los mejores discos del entorno Wu-Tang en el Siglo XXI. Aunque ayer decidió revivir la gloria del grupo que ahora lidera, en vez de indagar en su obra en solitario, con varias paradas en aquella obra maestra que revolucionó el mundo del rap en el ya lejano 1993, 'Enter the Wu-Tang (36 Chambers).

Este jueves Graham Nash ofreció un concierto lleno de clase y saber hacer en Madrid, dentro del Ciclo 1906, con la inestimable colaboración del guitarrista Shayne Fontayne. Es increíble como mantiene su increíble voz intacta a los 74 años y lo bien que se adapta su repertorio al austero formato de dos únicas personas en el escenario. Se le ve cómodo al ex Crosby, Stills, Nash & Young siendo el único foco y pudiendo tocar varias joyas de un repertorio que no está lo suficientemente valorado, princialmente entre las nuevas generaciones.

Sobre Paul McCartney corre uno de los mitos más estúpidos y, a la vez divertidos, de la historia del rock. Es aquel que dice que McCartney falleció en 1966 y fue sustituido por un doble para no romper al grupo más famoso de la historia. Lo interesante del mito es ue establece que a McCartney lo sustituyó un tipo, no solo igual físicamente, sino con la misma facilidad melódica, habilidad para tocar varios instrumentos y un registro vocal escandaloso. Según esta leyenda este jueves el doble con más talento de la historia dio un concierto de 3 horas y 40 canciones poco antes de cumplir 74 años (diez años más que sus icónicos 64) pero, como esto no es el Oeste, ni una película de John Ford, a pesar de un escenario propicio para los indios, no se crean las leyendas, Paul está vivo y coleando, o como diría Peret, no estaba muerto que estaba de parranda.

La segunda jornada del Festival Tomavistas era claramente el día grande y, por fin, respondió a las expectativas. Hubo más gente que en la jornada inaugural y, lo que es más importante, se superaron los problemas de sonido lo que dejó dos claros triunfadores, la veteranía y el saber hacer de The Wedding Present y la confirmación de Triángulo de Amor Bizarro como el grupo más en forma de la música española.

El oficio de matador de toros, como su nombre indica, obliga a eso, a matarlos. Que es lo que llevó a cabo Paco Ureña tras una faena de mucha pureza, cerrada con un gran espadazo para echar en su esportón una oreja de mucha fuerza. Y la tizona privó a Perera de premio tras una labor espectacular a su último burel, un ‘cuvillo’ que fue el único encastado de un encierro de divisas comerciales que dejó mucho que desear.

Una de las características de los festejos en Albacete, además de lo esencial que es la presencia del toro, es el descanso entre el tercero y el cuarto para degustar las buenas viandas de la gastronomía paisana. Y el lunes, Emilio de Justo, con una gran faena en el último que le valió para salir a hombros, participó a su manera en la merienda, comiéndose profesionalmente a dos figuras Ponce, en mayor medida, y Perera, que se habían traído un encierro de una de sus divisas favoritas, la de Juan Pedro Domecq. La misma que había pegado un petardazo el año pasado. La misma que seguramente nos tragaremos el próximo. Y no olé.

La gélida tarde climatológica que sufrió el cotarro lo fue en idéntica proporción, o más, en cuanto al espectáculo reseñable. Hasta el punto de que salvo algunos atisbos de interés por parte de los bicornes, o bicornazos, de Alcurrucén, y de Román y Ginés Marín –que cortó una oreja de escaso peso- el resto no dejó poso ni huella en el público. Y casi tampoco en el que suscribe, que salva su profesionalidad merced a un recurso tan antiguo como el bloc de papel y el bolígrafo.

No figuraba oficialmente en la cartelería, y sin embargo, al margen de trofeos cortados por la terna local, el triunfador del festejo fue ‘El Juli’, propietario de la divisa de El Freixo, que debutaba en una Feria de exigencias toristas como Albacete. Y es que el conjunto de novillos que envió Julián López a la capital manchega tenía un extraordinario trapío, muy superior a las reses que se lidian como toros en cualquier plaza de segunda, como la bella neomudéjar albaceteña, Y, además, con un juego desigual, su comportamiento general, a excepción del segundo, mantuvo el interés de los aficionados con los ojos avizor de lo que sucedía o podía suceder sobre la arena.

Repetición de la jugada del lunes: Paco Ureña hizo lo más torero, aunque con algunos altibajos pero siempre con un alto nivel artístico con el que superó a un Perera ventajista que cortó una oreja -ambos ante un encierro muy flojo de Puerto de San Lorenzo-, como un día antes estuvo muy por encima de El Juli y Ferrera. En este festejo mixto que cerró las corridas del abono colmenareño de 2019 también actuó el rejoneador Diego Ventura, que con dos faenas vulgares que le valieron sendas orejas acompañó al lorquino en la salida por a Puerta Grande de La Corredera.

Paco Ureña, en su gran temporada, sigue en racha y conquistando públicos y plazas. Como este lunes en su debut en Colmenar Viejo, donde con su toreo puro y pasional superó con creces a El Juli y Antonio Ferrera, plenos de vulgaridad. Catadura ésta que tuvo un decepcionante encierro de Parladé en cuanto a presencia y juego en general.

La diva del pop Lady Gaga se ha desnudado para la revista 'V Magazine' en unas imágenes divulgadas a través de las redes sociales para promocionar su nuevo disco, 'ARTPOP', que saldrá a la venta el próximo 11 de noviembre.

Destacó el toreo de seda de Pablo Aguado en el único que mató

El granadino y López Simón desaprovecharon sus manejables toros y Aguado sufrió una cornada en la pierna derecha al entrar a matar

El que hace lo que sabe no está obligado a más, como dice el refrán. Pero es una lástima que el burel que mejor juego ha dado en el caballo en toda la Feria, por cierto el que la cerraba, 'Zahareño', tuviera la desgracia de corresponderle a El Fandi, en sustitución de Pablo Aguado, herido grave al matar a su primer enemigo. Y, claro, el granadino, que dio espectáculo en banderillas, lo dejó escapar sin lo que se entiende por toreo. Como en menor medida le ocurrió en los de su lote, así como a López Simón en un encierro de Santiago Domecq noble y que ofrecía triunfo. El único que se acercó al éxito con su toreo de seda fue Pablo Aguado, que acabó en la enfermería.

Aburrido festejo por culpa de los coletudos

Pepe Moral y José Garrido fracasaron con sus respectivos y toreables lotes, y Morenito, al que le tocó el único descastado, lo hizo con el otro

Lo resumió a la perfección un aficionado madrileño, castizo y cañi él, que se marchaba de la plaza con idéntica decepción al resto de los asistentes: "Qué quedrán". En referencia a como Pepe Moral y José Garrido, por partida doble, y Morenito de Aranda en su segundo, desaprovecharon unos bicornes de Fuente Ymbro y el sobrero de Mayalde que no eran la séptima maravilla, pero que ofrecieron muchas opciones de triunfo. Si no son capaces con este ganado, "qué quedrán", para triunfar, dicho en lenguaje tan cheli como exacto.

Felipe VI presidió desde el Palco Real un festejo entretenido

Diego Ventura cortó la única oreja de un festejo en el que hay que lamentar la grave cogida en un glúteo del banderillero Víctor Hugo

Felipe VI, y, claro, todos los espectadores, pudieron presenciar en la tradicional corrida de Beneficencia las dos facetas en que se desarrolla la Fiesta. De un lado la minoritaria -¡ay! del toreo de siempre, el inmarcesible toreo clásico y puro (y olé), que cascabeleó Diego Urdiales pero que no remató a espadas, y el mayoritario toreo posmoderno ventajista y superficial que obró El Juli (y no olé). No faltó el actual número uno del toreo a caballo, Diego Ventura, quien volvió a demostrarlo y cortó la única oreja de la tarde. Desigual corrida de Nuñez del Cuvillo, para los de a pie, escasa de casta savo el tercero. Habrá ampliación. Lo peor de la tarde fue la cornada de 35 centímetros en el glúteo izquierdo que el tercer toro infirió al subalterno Víctor Hugo 'Pirri'.

Seria corrida de El Ventorrillo pero muy descastada en general

Al colombiano, con una herida de 20 cm. en pierna derecha, le correspondía el 5º, único toro que dio juego, y que aprovechó De Mora

Han llegado los peores momentos en cuanto a percances en la Feria: al gravísimo del domingo de Román sucedió sólo un día después otro, de pronóstico grave, para el colombiano Sebastián Ritter, herido en la pierna derecha. La cara del festejo fue para Eugenio de Mora que con un toreo reposado y ligado cortó una oreja del burel que le habría correspondido a Ritter. Así son los juguetones hados del destino. Todo en una corrida de seria presencia y descastada en general de El Ventorrillo.

El encastado primero y muy poco el quinto se salvaron del petardo ganadero

Ferrera no aprovechó del todo a 'Zambombo' y Urdiales en el 2º y Ginés Marín en su lote se estrellaron

Es raro que una ganadería tan larga como la de Alcurrucén pegue dos petardos seguidos. Pero ya lo ha conseguido y a sus propietarios, los Lozano, hay que darles la 'enhoramala'. Porque si hace exactamente una semana el juego de los bureles fue penoso, este viernes fue peor: una auténtica moruchada general con una excepción, la del primero. Ante ellos se estrelló la terna de forma desigual. Porque únicamente el buen concepto clásico de Diego Urdiales pudo dejar algunos detalles, volutas de su estilo, ante su segundo. Ferrera, sin estar mal, no sacó todo lo que le ofrecía el que abrió festejo y Ginés Marín no tuvo opciones. El sábado, en la tercera y última de rejoneo, con toros reglamentariamente despuntados de El Capea y Carmen Lorenzo, salieron a hombros, tras cortar dos orejas cada uno, Pablo Hermoso de Mendoza y Lea Vicens, que actuaban mano a mano.

El jerezano se llevó el único lote que embistió con algo de codicia

Mal presentada y de escaso juego general la corridita de Garcigrande/Domingo Hernández remendada con uno de Buenavista similar

Un Ginés Marín que parece haber vuelto por sus fueros, los que le abrieron la Puerta Grande de Las Ventas hace un par de años, estuvo a punto de logralo de nuevo aunque no reuniera méritos para ello. Con un público facilón, aprovechó los dos de su lote, que se salvaron de la mala corrida remendada de Garcigrande/Domingo Hernández, para sendas faenas de corte artístico pero no en lo que le exigían los bureles, que le valieron para cortar una oreja del tercero -que puede ser importane en su actual campaña- y camino iba de repetir en el último, pero, además, marró a espadas. En cambio Castella y Álvaro Lorenzo, tristes y apagados al margen del poco juego de sus toros, fracasaron.

El escaso juego del encierro lidiado condicionó un festejo gris

El mexicano fue un ejemplo de pundonor mientras Juanito y Antonio Grande pasaron casi desapercibidos

La serie de festejos en los que siempre ocurre algo positivo, que están dando lugar, orejas aparte, a la mejor Feria de San Isidro de los últimos años, se cortó este lunes con una novillada plana por la sosería de las reses de Fuente Ymbro, antítesis de la bravura. Pero que salvo el peligroso lote de mexicano Diego San Román (en la foto), que anduvo sobrado de valor, eran manifiestamente bonancibles y toreables, lo que, a excepción de leves apuntes, no lograron en ningún momento sus compañeros de terna Juanito y Antonio Grande.