www.diariocritico.com

Trump, más polémico y peligroso: cesa a la Fiscal General por oponerse a su decreto contra los inmigrantes

Trump, más polémico y peligroso: cesa a la Fiscal General por oponerse a su decreto contra los inmigrantes
martes 31 de enero de 2017, 08:48h
No hay día en que Donald Trump, erre que erre, no monte alguna relativa sorpresa -relativa porque simplemente está cumpliendo lo que adelantó en su programa. Y quien se la hace, según él, claro, se la paga. Como su última víctima, este martes, la secretaria de Justicia -cargo similar al de Fiscal General en España-, Sally Yates, a la que ha cesado "por traición", porque ella, dentro de la autonomía de su cargo, adelantó que no iba a defender profesionalmente la expulsión de refugiados e inmigrantes o la no aceptación de los que lleguen de determinados países. Trump, inasequible al desaliento, como se decía en nuestro país durante el franquismo.

La Fiscal, de ideas más o menos progresistas, había sido nombrada por Obama, el antecesor de Trump en la presidencia de Estados Unidos, y saltó de inmediato en su oposición a ese polémico decreto de este último, también sabiendo que estaba en el cargo de manera interina hasta que el Senado confirme a su sustituto, el duro republicano Jeff Sessions en los próximos días. Tras su cese, el cargo está vacío.

El insólito enfrentamiento público sobre la decisión de política más crítica de Trump hasta la fecha pone al descubierto la polémica y el enorme número de opiniones en contra del famoso decreto de Trumpque rodea la orden ejecutiva, la cual suspende temporalmente todo el programa de refugiados de Estados Unidos e impide durante 90 días la entrada al país de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

El despido ocurre horas después de que Yates ordenó a abogados del Departamento de Justicia no defender el decreto presidencial y de que dijo que no estaba convencida de que fuera legal o congruente con "la obligación de la agencia de buscar siempre la justicia y defender lo que es correcto".

En un comunicado, Trump dijo que Yates "ha traicionado al Departamento de Justicia al negarse a la aplicación de un decreto jurídico diseñado para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos". El mandatario nombró en su lugar a Dana Boente, quien ha sido fiscal federal durante mucho tiempo.

Boente juramentó en una ceremonia improvisada la noche del lunes a la que no fueron invitados reporteros.

La abrupta decisión de Yates refleja el desacuerdo sobre el decreto y el distanciamiento entre funcionarios de gobierno y dicha política.

Mientras estallaban manifestaciones en varios aeropuertos durante el fin de semana y la confusión ocasionaba trastornos en muchas partes del mundo, algunos asesores de alto nivel de Trump y colegas republicanos señalaban en privado que no fueron consultados sobre la orden ejecutiva.

Al menos tres funcionarios de seguridad nacional de primer nivel —el secretario de Defensa Jim Mattis, el de Seguridad Nacional John Kelly y Rex Tillerson, quien está esperando la confirmación al cargo de secretario de Estado— han dicho a asociados que se enteraron de detalles de la directriz hasta cerca del momento en que fue firmada por Trump. Altos funcionarios de Inteligencia tampoco estaban enterados con anterioridad, según funcionarios federales.

El senador Bob Corker, el republicano de mayor rango en la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara alta, dijo que a pesar de la promesa de la Casa Blanca de que los líderes del Congreso serían consultados, él se enteró del decreto a través de la prensa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios