www.diariocritico.com

El padre de la fallecida conocía las agresiones pero "nunca" pensó que la mataría

La mujer asesinada en Pruna recibió varias decenas de puñaladas con un cuchillo de 20 centímetros

La mujer asesinada en Pruna recibió varias decenas de puñaladas con un cuchillo de 20 centímetros

G.B.M., la mujer de 41 años de edad que falleció en la mañana de hoy lunes a manos supuestamente de su pareja sentimental, F.M.P.R. de 35 años, recibió varias decenas de puñaladas asestadas con un cuchillo de cocina de 20 centímetros de longitud, el cual ya ha sido recuperado, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

   En este sentido, las mismas fuentes señalaron que la mujer habría llegado a su domicilio en torno a las 4,00 horas de la madrugada de hoy lunes, mientras que el presunto autor del crimen se entregó en el cuartel de la Guardia Civil en torno a las 7,00 horas, de lo que se concluye, según las fuentes, que el asesinato se habría producido en esa franja horaria.

   De igual modo, las mismas fuentes reseñaron que la mujer asesinada no había presentado con anterioridad a los hechos denuncias por malos tratos contra el presunto homicida, con el que había tenido una relación de varios meses, aunque desde hacía dos o tres meses la pareja estaba separada y no convivía en el mismo domicilio.

   Los hechos sucedieron sobre las 7,00 horas de hoy lunes en una vivienda del número 24 de la calle Algámitas, cuando, según las primeras investigaciones e indicios, este hombre de 35 años de edad y vecino de la localidad habría acabado con la vida de su pareja sentimental para, a continuación, entregarse en el cuartel de la Guardia Civil del municipio, donde habría confesado los hechos.

   El detenido se encuentra en dependencias policiales a la espera de sea puesto a disposición judicial, algo que sucederá entre mañana martes y el miércoles. El Equipo de Mujer-Menor (Emume) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla se ha hecho cargo de la investigación.

ALGUNOS FAMILIARES CONOCIAN LAS AGRESIONES

El padre de G.B.M. aseguró que algunos familiares conocían las agresiones que sufría su hija pero "nunca" se esperaron este trágico final. Además, afirmó que había acudido a la Guardia Civil del municipio a denunciar los hechos.

   En declaraciones a los periodistas, el padre de la victima, Fernando B., explicó que su hija había mantenido una relación sentimental con el presunto agresor de "unos dos o tres meses" de duración y "cuando él quiso volver con ella comenzaron las agresiones", ya que como dijo, "ella no quiso volver con él".

   En este sentido, aseguró que su hija hasta "en tres ocasiones" se personó en el cuartel de la Guardia Civil del municipio para denunciar las agresiones que sufría por parte de su ex pareja, si bien afirmó que en una de ellas "le dijeron que la próxima vez que la agrediera que lo denunciara y lo encerrarían".

   "Ahora a la que van a encerrar para toda la vida es a mi hija", sentenció, a lo que sumó que "desgraciadamente en España se denuncian los casos y no se hace justicia hasta que no ocurre una desgracia. La Justicia hace justicia cuando ya han pasado los hechos", criticó.

    No obstante, recordó que en una ocasión el presunto autor de este asesinato "abordó con el coche" a la victima "en la calle" e, incluso, comentó que "de madrugada la esperaba en la puerta de su casa, queriendo entrar" en la vivienda "pero ella no lo dejaba entrar".

   El padre de la víctima dijo que, aunque sabía que su ex pareja "la acosaba", nunca se había enfrentado a él porque, dijo, "está enfermo de los riñones" y le iba "a costar el dinero". Sin embargo, admitió que no se esperaba "esto tan fuerte" porque, como señaló, su hija "no se merecía que la matara".

"ABUELO YO VOY CONTIGO A VER A MI MADRE".

   Al hilo, aseguró que están "hechos polvo", sobre todo su mujer y madre de la víctima que "está deshecha". "¿Cómo le decimos ahora a la niña que tiene cuatro añitos que su madre no existe?", se preguntó, porque la víctima tenía tres hijos, dos que viven con su padre en Salou (Tarragona) y la menor, fruto de otra relación, que vive con los abuelos paternos.

   Además, Fernando comentó que "esta mañana" cuando la Guardia Civil se personó en su vivienda "sobre las 7.00 horas" para comunicarle que a su hija "la habían agredido" y que se pusiera "en lo peor", la hija de la víctima le dijo: "abuelo yo voy contigo a ver a mi madre".

   Sobre su hija, recordó que era "muy alegre, siempre riéndose", a lo que sumó que "trabajaba de camarera" en el bar que regentaba su hermano. Por el contrario, sobre el presunto asesino de la víctima, sólo pudo decir que "es soltero y que trabajaba dando portes" con un vehículo.

   Por su parte, una amiga de la fallecida, María del Carmen, indicó, visiblemente afectada, que "no sabía nada" de las agresiones que sufría la víctima y "nunca" le había contado que le tuviera "miedo" a su ex pareja. "Esto es increíble. No me lo puedo creer porque ayer estuvo conmigo riéndose en el bar", lamentó.

   Por último, otra amiga de la víctima y vecina del municipio, Margarita, admitió que la muerte de G.B.M. "ha sido un golpe gordo para el pueblo y para ella más que ha sido la que ha perdido la vida". Además, aseguró que la fallecida, de la que "era buena amiga", le había contado en alguna ocasión que su ex pareja "la acosaba".

   De hecho, indicó que "él llegaba al bar --en el que trabajaba la víctima-- pero ella no le echaba cuenta". "La buscaba mucho pero nunca presenciamos ninguna agresión", admitió, al tiempo que sumó que "él era buena gente hasta que ha demostrado lo contrario".

29  MUERTES EN LO QUE VA DE AÑO

Con los dos  mujeres asesinadas, presuntamente, por sus parejas, en Pruna (Sevilla) y Salt (Girona), elevan a 29 el número de víctimas de la violencia machista en los cinco primeros meses del año y confirman a Andalucía, con ocho mujeres muertas por sus parejas o ex parejas, al frente de esta siniestra estadística.

En los dos casos de hoy coincide que los agresores se entregaron a las fuerzas de seguridad tras el asesinato y que las mujeres no habían presentado denuncia previa por malos tratos.

De hecho, el último caso computado, descontando el de hoy,  tuvo lugar el 17 de mayo también en Sevilla, donde una mujer 50 años murió apuñalada en plena calle por su ex pareja, un hombre que fue detenido.

Horas después del asesinato de Pruna, una mujer marroquí de 46 años moría en Salt (Girona) tras ser apuñalada en plena calle presuntamente por su marido, quien se entregó a la policía local. Se trata de la cuarta mujer muerta por violencia machista en Cataluña en los cinco primeros meses del año, con lo que esta comunidad ocupa el segundo puesto, tras Andalucía, en la estadística de asesinatos de mujeres por sus parejas o ex parejas.

Tres mujeres perecieron en cada una de las comunidades de Castilla y León, Madrid, Asturias y Comunidad Valenciana, mientras que el resto de las víctimas se produjeron en Canarias (2), Islas Baleares, Aragón y Murcia.

Los sucesos de hoy elevarían a seis el número de mujeres muertas en mayo, frente a las diez víctimas contabilizadas durante ese mismo mes de 2009.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.