www.diariocritico.com

Ernesto Alba (IU): "La confluencia con Podemos es la mejor decisión que podíamos haber tomado"

> Diariocrítico entrevista al responsable de acción política de IU en pleno debate sobre lo ocurrido el 26-J

viernes 01 de julio de 2016, 18:11h
Ernesto Alba (IU): 'La confluencia con Podemos es la mejor decisión que podíamos haber tomado'
Ampliar
(Foto: Unidad Popular)
Ernesto Alba (Cádiz, 1982) es el responsable de Acción Política de la nueva ejecutiva de IU liderada por Alberto Garzón. Entre sus funciones se encuentra la de coordinar la relación con otros actores políticos y sociales, por lo que será una figura clave para encauzar la alianza con Podemos, criticada interna y externamente por la pérdida de más de un millón de votos en las elecciones del 26-J. En una entrevista con Diariocrítico, Alba apuesta por continuar con la coalición y reconstruir el espacio político de Unidos Podemos desde abajo. Sobre las negociaciones de Gobierno, el dirigente adelanta que intentarán evitar que gobierne el PP y no descarta alguna fórmula que cuente con la abstención de Ciudadanos para que Pedro Sánchez sea el presidente.

La suma de IU y Podemos ha perdido más de un millón de votos desde el 20-D. La primera pregunta es casi obligada: ¿qué ha pasado?

Lo más importante que ha pasado el 26-J es que la derecha ha ganado el país después del ciclo de ataque brutal que ha hecho contra la mayoría social en derechos y después de que ha instaurado la corrupción como forma de gobierno de manera estructural.

Sobre lo que seguro que te interesa, que es el millón de votos mágico de IU y Podemos, nosotros estamos estudiando los datos. Decidimos en la ejecutiva federal ver un poco de forma empírica a dónde han podido ir los votos y no tenemos nada claro por ahora. Sería jugar un poco con las especulaciones. Nos podemos encontrar que el millón de votos fue de IU, que fue de Podemos,... Yo creo que es entrar en un debate que no es sano. Al final, el millón de votos es de todos, más allá de lo empírico o de lo que podamos estudiar. Habrá habido gente que no entendiera la confluencia, gente de IU que no votó la coalición o gente que votó a Podemos el 20-D como castigo a otras fuerzas políticas,... Estamos hablando de especulaciones.

Pero, ¿qué elementos se están barajando para analizar esa pérdida de votos?

No te lo puedo decir ahora mismo, porque si de algo poco sé es de movimientos demoscópicos. Pero yo lo que creo es que hace falta serenidad y esperar a que los compañeros que están haciendo el análisis nos den los resultados. Pero ahora no te puedo decir ningún tipo de dato porque te estaría engañando a ti y me estaría engañando a mí mismo.

Aunque sea en su opinión personal, ¿cree que la propia coalición con Podemos ha sido uno de los factores que ha influido en los resultados?

No, para nada. La confluencia con Podemos es la mejor decisión que podía haber tomado IU en un momento tan determinante como el que nos encontrábamos. A veces hay que tener memoria, hace un año IU se encontraba con un 1% en la mayoría de las encuestas. Aunque el 20-D fuímos capaces de sacar (dos escaños), incluso ante la invisibilidad que nos encontramos en los medios de comunicación. Hay que saber que, antes del 20-D, nuestro líder Alberto Garzón no apareció en ningún debate y eso que éramos la tercera fuerza política. Los espacios se repartían en función de los datos que daban las encuestas a Ciudadanos y a Podemos, que iba de forma individual. Como tercera fuerza no nos daban espacio en la tele.

Luego tenemos que valorar cómo se ha gestionado la coalición y en qué nos hemos equivocado y en qué no. Pero tenemos muy clara la convicción como coalición y como comunidad. Si preguntas por ese millón de votos, pues como te decía antes: habrá gente enfadada de IU y gente enfadada de Podemos que no habrán votado o gente que votó por castigo a otras fuerzas y que ahora no han votado. Pero con respecto a la decisión de la confluencia, fue la más importante y las más responsable en aquel momento.

Hablando precisamente de especulaciones, ¿qué os hace asegurar que si os hubierais presentado por separado hubierais tenido peor resultado?

Claro, pues, para IU, en primer lugar la invisibilidad que hubieramos tenido. Sabes que ahora mismo estamos en la política del espectáculo, todo lo que no sale por la televisión no existe. Y, si nosotros éramos tercera fuerza política antes del 20-D y para nada ocupamos los medios de comunicación -hay que recordar que era nuestra mayor denuncia, que no nos daban espacio mientras que a fuerzas que no tenían representación le daban toda la cobertura-, pues después del 20-D y con dos diputados esa falta de visibilidad era una cuestión importante.

Ante una crisis de gobernabilidad, donde nadie se ponía de acuerdo, si hubiéramos ido solos se hubiera polarizar el discurso del voto útil. Y ahí IU salía perdiendo porque se iba a polarizar entre otras fuerzas en las que no nos encontrábamos. Así que yo creo que la decisión fue la más acertada.

¿Fue un error, por ejemplo, que ni siquiera se debatiera ni se votara internamente la candidatura de Pablo Iglesias a la presidencia del Gobierno?

Quizás, pero es que no había tiempo. Los tiempos políticos son los tiempos políticos. Si abres un proceso de primarias para los candidatos, al final terminas abriendo un debate en todos los sentidos y en todo tipo de candidatura, tanto al Senado como al Congreso. Y era inviable. ¿Que deberíamos haber hecho unas primarias? Pues claro, nosotros somos los primeros que lo decimos, que llevábamos a Alberto Garzón como quinto. Pero también hay que tener un poco de cabeza y reconocer que los tiempos políticos no daban para más. Hay que partir de que fue todo muy aprisa, de que había que negociar distintos acuerdos y poner en marcha una campaña conjunta, que era complicado.

¿Usted cree que Garzón, por su valoración, debería haber tenido mayor visibilidad en la candidatura?

No, no he dicho eso. Me has preguntado por el tema de las primarias, y yo he dicho que sí, que hubiera sido lo más recomendable pero que era inviable. Otra cosa es la visibilización en la candidatura. Antes del 20-D, IU como tal no tenía visibilización, pero ahora Alberto e IU han tenido más visibilización que yendo por sí solos. ¿Por qué? Nada más hay que ver la campaña. Los actos unitarios entre Alberto y Pablo han estado en todos los medios, Alberto ha ido al debate más importante que fue el de economía, los medios han estado muy detrás de él, yo creo que partiendo de que era el candidato mejor valorado. La visibilidad que ha tenido Alberto es incuestionable en esta campaña.

Al margen de que no estén claras las causas de los resultados, ¿qué cree que se podría haber hecho mejor en la campaña?

La pregunta del millón. Pues estamos todavía digiriendo un poco qué se podría haber hecho mejor. Lo más importante -más que cuestiones técnicas de modelo de campaña, creo- son las cuestiones políticas. Quizás ha sido todo muy precipitado, el potencial que te da la candidatura unitaria tiene que venir desde abajo y desde las bases y habría que ir casando más esos espacios unitarios desde abajo. Con las prisas y con los tiempos que eran, iba costando todo un poco. Al final de lo que estamos hablando es de gente que no se conocía y de pronto tenían que montar una campaña electoral de esas características. Por ponerte un ejemplo. Habrá que entrar luego en el modelo de campaña, pero en eso estamos ahora.

¿Cómo vais a determinar exáctamente que ha fallado? ¿Vais a hacer un estudio como Podemos?

Sí, tenemos compañeros que van a estudiar un poco la historia. Pero como todavía no tenemos datos, son especulaciones. Nosotros queremos dar todos los datos con la mayor rigurosidad posible y ahora mismo es inviable dar esa información.

Ernesto Alba (i) junto a Alberto Garzón durante la XI Asamblea Federal de IU/José Camó (IU)

Ahora que ya ha pasado la cita electoral, ¿vais a apostar por la continuidad de la fórmula Unidos Podemos?

Una de las grandes ventajas que tiene IU es que antes incluso de la decisión de la confluencia ya teníamos aprobados los documentos y la estrategia política. Hemos afrontado una campaña electoral con una asamblea federal cerrada. ¿Qué significa eso? Que tenemos proyecto. Creo que somos la única fuerza política en nuestro país que tiene proyecto y no nos han pillado las elecciones con el paso cambiado en ese sentido.

Nosotros antes del 26-J ya decíamos que había que ir a la construcción de unidad popular desde abajo, desde la gente. La gente lo está pasando mal y siente día a día las contradicciones que le genera el sistema capitalista, de injusticia, de falta de derechos y de libertad. Y, ante eso, nosotros plantemos ir consiguiendo poco a poco un bloque político y social unitario en la calle que sea capaz de convertirse en el bloque contra-hegemónico cultural y político alternativo a la derecha.

En este camino -que es a la largo plazo- nos han pillado unas elecciones y ahí ha estado la coalición electoral de manera táctica con Podemos. Nosotros la hemos aprovechado porque, por convicción, creíamos que debía ser así. Pero tenemos que seguir trabajando de aquí a las siguientes elecciones.

Sobre si vamos a seguir en la coalición con Podemos, parte de IU, de momento tenemos toda la voluntad política del mundo porque entendemos que es necesaria. No es cuestión de analizarla desde el punto de vista electoralista, de si te da un diputado más o un diputado menos. Nosotros lo entendemos desde el punto de vista de la izquierda tradicional, como nos llaman. La unidad como concepto clásico de la izquierda, como convicción, como proyecto político que es capaz de sumar para derrotar a la derecha. En ese sentido, apostamos por la construcción de movimiento político social unitario en la calle y, si para ello hay que seguir con la coalición electoral, pues por supuesto y hay voluntad política.

Otra cosa es que cuando lleguen otras elecciones no se den las condiciones, lo que implicaría que algo hemos hecho mal. La idea es llegar a las próximas elecciones mucho más fuertes, con mucha más gente y que seamos capaces de derrotar al PP. Porque se puede. Dentro de los resultados que tenemos, con haber aumentado más la proporción del voto, los resultados habrían sido totalmente distintos, nos habríamos colocados al menos como alternativa. Sabemos que para las siguientes no nos va a pillar el PP en bragas con un millón de votos en el extranjero solicitados de los que nada más que han votado 200.000. Es decir, que creemos que hay que tomar todas las medidas para que ese millón de votos se movilice, porque parte de ese voto era nuestro. Y la abstención también creemos que tenemos que trabajarla porque ese caldo de cultivo que está viviendo la crisis tiene que estar con nosotros. Hay condiciones para eso y para mucho más.

¿Lo que se está debatiendo en IU es si en la próxima cita electoral continúa la coalición electoral con Podemos o si se construye un espacio conjunto que vaya más allá del ámbito electoral?

Eso está ya debatido y aprobado. Nosotros queremos un proyecto político que sea unitario y que vaya más del ámbito electoral. Eso es algo que es incuestionable en estos momentos.

O sea, que no se va a volver a consultar a la militancia

No sé, no tiene sentido consultar a la militancia porque no estamos ante unas posibles elecciones ya. Nuestra hoja de ruta es la construcción del movimiento político y social en la calle y no salirnos de ahí. Otros debates nos despistan. Salirnos de un debate que no sea unitario ahora mismo nos despista. Por sentido común, si la derecha ha salido fortalecida, ¿cómo nos vamos a dividir en el sector de la izquierda después del esfuerzo y de lo que ha costado la propia unidad? Sí que hay voces dentro de IU que están diciendo lo contrario, pero se equivocan y no han sido capaces de superar el debate que ya se dio en la asamblea.

¿Cómo vais a proponer que esa unión se traduzca a nivel orgánico, digamos?

¿Entre Podemos e IU?

Sí, en el sentido de si se va a construir algún tipo de estructura conjunta

No, en esas no estamos todavía. Cada organización tiene su independencia y su autonomía. Otra cosa es que estuviéramos hablando de un frente amplio, tipo Uruguay, pero eso habrá que discutirlo y no estamos en eso ahora mismo porque ya la parte electoral no está. Ahora lo fundamental es ver si nos podemos poner de acuerdo para crear un bloque político y social en la calle. Con respecto al Congreso y a la coalición electoral, los tiempos nos van a ir diciendo. De momento tenemos un grupo de 71 diputados, que se consolida en el Congreso como la izquierda alternativa frente al PSOE y al PP.

Dentro del debate interno que se ha abierto en Podemos, es destacable cómo los postulados de Errejón a favor de la transversalidad y en contra de la confluencia contrastan tanto con el análisis que hace Garzón. ¿Qué pensáis cuando Errejón asegura que desde la etiqueta clásica de la izquierda no se pueden construir mayorías?

Errejón es coherente con lo que ha dicho antes y con lo que dice ahora. Yo no voy a entrar ahí, ni en el debate interno de Podemos. No me corresponde. Yo te puedo hablar de lo nuestro, de lo de IU, que con eso ya tenemos muchísimo para hablar. Pero los problemas internos de Podemos son sus problemas internos y sería una falta de respeto por mi parte entrar ahí.

Pero, ¿os preocupa que esa idea de la transversalidad esta vez sí que cale dentro de Podemos y eso afecte a la coalición?

No me preocupa absolutamente nada porque nuestro proyecto político lo tenemos absolutamente claro, que es el aprobado por la asamblea de IU. Nosotros tenemos proyecto político, el problema lo tendrán los que quizás no lo encuentren. Estamos fuertes en ese sentido porque nos hemos cohesionado y tenemos nuestra representación y gente con ganas de construir lo que hace meses para nosotros era completamente inviable. Y ahora estamos en una situación en la que decimos que el ciclo político no se hace sólo en este país, que existe un bipartidismo que se sigue debilitanto y que somos capaces de meter una cuña si somos inteligentes y si somos capaces de construir desde abajo.

Ahora, el PP tendrá que empezar a ejecutar los 8.000 millones de euros que tiene presupuestado de recortes, el PSOE se tendrá que posicionar y alguien tiene que salir a la calle para decir 'no'. Ahí vamos a estar nosotros.

Alberto Garzón y Erenesto Alba conversan durante la XI Asamblea Federal de IU/ José Camó (IU)

Una de las críticas que hacía el PSOE es que cuatro años más de Rajoy os beneficiaba electoralmente (por la supuesta pinza)

Cuatro años de Rajoy no beneficia a nadie porque ahora nos van a apretar las tuercas y ahora va a conocer la gente la cara del PP, si no la conocía ya. Lo que viene va a ser brutal. El modelo europeo está en crisis después de la salida de Inglaterra con el tema del Brexit va a ser fundamental voces críticas dentro de la Unión Europea porque va a haber una gran inestabilidad. Y el azote que va a meter el PP en nuestro país va a ser muy fuerte y no va a beneficiar a nadie. Aquí hay que ser claro y no utilizar las cuestiones de forma partidaria. Los buenos resultados de IU o de Unidos Podemos dentro de 4 años no van a depender del PP ni del PSOE, va a depender de nosotros mismos, de cómo lo trabajemos, de cómo nos marquemos nuestra estrategia y de que seamos audaces. Con las dificultades que habrá, claro, porque IU o Unidos Podemos tiene que afrontar campañas electorales contra un regimen como el que tenemos enfrente y un IBEX 35 que te va marcando que si el miedo, que si Venezuela, que si el comunismo,... Que ya parece que hay papel higiénico en Venezuela, porque no se escucha en los medios de comunicación.

¿Cómo valoráis que el PP sea el único partido que ha crecido respecto al 20-D?

Nos parece un disparate, es lo que consideramos más negativo de los resultados. Que después de todas las medidas que han llevado a cabo, después de la corrupción -como forma de Gobierno, vamos- y todas las medidas de austeridad, que salga fortalecido para nosotros es muy preocupante. Estamos otra vez de alguna manera en la misma situación del 2011, pero con una pérdida de voto tanto del PP como del PSOE.

¿Contempláis algún tipo fórmula alternativa a la de un Gobierno del PP o ya aceptáis que esto será inevitable?

Pues ahora empezarán las mesas de negociaciones y nosotros a todo espacio con los que nos reunamos le vamos a decir: queremos impedir un Gobierno del PP. Creo que así te respondo.

¿Cuál sería la fórmula o la suma alternativa?

Bueno, el PP no suma y por el otro bando tiene que haber fórmulas que sumen. Yo creo que el PSOE tendría que hacer el intento y, con una abstención de Ciudadanos, cabría la posibilidad. Habría que verlo.

Entonces, ¿estaríais dispuesto a algún tipo de fórmula que incluya a PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos? Eso sí sumaría

¿De Gobierno?

Cualquier tipo de fórmula

Ahora mismo no la contemplo, pero sí hay capacidad porque se suma. De Gobierno no, pero en las distintas combinatorias hay fuerzas que asbteniéndose pueden dar la presidencia a Pedro Sánchez.

¿Pediríais a Ciudadanos que se abstuvieran? No hay muchas más posibilidades de suma

Sí. Bueno, habría que ver programa, ahora no te puedo decir. Lo que sí te digo contundentemente es que nos vamos a oponer a un Gobierno del PP y que, siempre que esté en nuestras manos, así lo vamos a manifestar en los distintos espacios de negociación. Ahora, habría que ver qué capacidades de alianza habría.

¿Estaríais dispuestos a no poner ninguna condición o a dejar que gobernaran PSOE y Ciudadanos con tal de que no hubiera unas terceras elecciones o un Gobierno del PP?

Responder a esa pregunta sería engañarte a ti y a mi. Al final vamos a poner condiciones porque las cosas no se regalan en política y hay una base programática. Yo no le puedo decir a mi electorado que voy a apoyar un Gobierno del PSOE con Ciudadanos si no van a derogar la reforma laboral, por ejemplo. No sería leal a la gente que defiendo y represento. Las condiciones se ponen porque estamos en política. Programa, programa, pograma. Vamos, eso está claro.

Al margen del ciclo electoral , ¿cuáles diría que son los principales retos de la nueva dirección de IU?

Construir un proyecto político e ir organizándonos para que en el nuevo curso existan los planes de trabajo suficiente. Luego para que se vaya construyendo ya ese movimiento político social desde abajo. En eso es lo que nos tenemos que centrar, más allá de lo electoralista que ya va de paso.

Lea también:

- Garzón se posiciona a favor de la confluencia antes de la cumbre de Unidos Podemos

- Podemos aplaza la autocrítica y defiende la validez de la coalición con IU

- Errejón abre el debate sobre la continuidad de Unidos Podemos al asegurar que no ha funcionado

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios