www.diariocritico.com

José Ramón Valbuena, experto en empleo, liderazgo y coach directivo: "Hay oportunidades crecientes para los que decidan renovarse, explorar y liderar este cambio digital"

De Guacimara Acosta El futuro que unos años atrás nos parecía ciencia ficción es el presente.

domingo 18 de junio de 2017, 12:19h
José Ramón Valbuena, experto en empleo, liderazgo y coach directivo: 'Hay oportunidades crecientes para los que decidan renovarse, explorar y liderar este cambio digital'

Hoy podemos ver normalizadas muchas profesiones que hace diez años hubiéramos considerado una utopía. Un buen ejemplo de ello son los expertos en Big Data o los pilotos de drones. Pero esto es sólo el principio, los expertos vaticinan muchos otros puestos de trabajo que surgirán en los próximos años: minimizadores de la crítica, optimizadores de transmisión de datos, tridimensionalistas o auditores de estilo de vida, son sólo algunos de los más curiosos. Preguntamos a José Ramón Valbuena, experto en empleo, liderazgo y coach directivo con una larga carrera en dirección de recursos humanos.


-- ¿Cómo crees que las sociedades gestionarán el cambio y lo que ello supone para el empleo?

La vida de las Organizaciones es corta. En mi opinión, debido a que no se adaptan al cambio.

Las empresas demandan nuevas habilidades, aptitudes y destrezas. Los viejos paradigmas ya no son aplicables.

En mi opinión el cambio tiene una base que se asentará en los vértices de la confianza y el compromiso.

Hay que repensar nuevos modelos. Cambiar el chip, hacer cosas nuevas y convertir el error en aprendizaje.

Las organizaciones tienen asumida la necesidad del cambio y además ha de ser rápido, ya que si no su éxito será limitado.



- ¿Y qué supone para el empleo?

Se destruye empleo, pero también se generan nuevas oportunidades que no podemos dejar escapar.

Hay oportunidades crecientes para los que decidan renovarse, explorar y liderar este cambio digital. Aunque hay una mala noticia: estas transformaciones podrían dejar a muchos fuera, por lo que tomar medidas es urgente.

Mi consejo: ser realista. No empecinarse en aquello para lo que uno no está realmente dotado: Experimenta con aquello a lo que quieres dedicarte. Busca lo que te apasiona y deshazte de prejuicios.



- ¿Cuáles son los principales retos a los que la juventud debe hacer frente hoy en su transición al mundo laboral?

Por un lado, el desempleo es un viejo problema…

Por otro lado, tenemos el problema de escucha de las escuelas. No están escuchando y atendiendo a las nuevas necesidades de las empresas.
Quizá ese es el gran reto: escuchar, entender y atender las necesidades y habilidades que requiere el empleador.

Además, las empresas cada vez demandan mayor experiencia de los candidatos a un puesto de trabajo. La solución implica no sólo tocar la puerta de los grandes corporativos, sino abrir ventanas a través de los emprendedores.



- La revolución tecnológica lo está cambiando todo, desde cómo vivimos, pasando por cómo nos relacionamos y también cómo trabajamos. ¿Esta revolución nos impulsará hacia puestos de trabajo con “mayores prestaciones”? ¿O por el contrario tener el ahora tan preciado contrato fijo será excepcional en un mundo en el que predominarán autónomos o freelancers?

Nuestro siglo destaca por los sorprendentes avances en ciencia y tecnología, de ahí que cada vez surjan nuevas carreras y especializaciones.
Todas ellas exigen perfiles muy cualificados y una gran habilidad para adaptarse a los nuevos entornos de trabajo.

La transformación digital de las compañías, la importancia que están ganando las habilidades, muchas veces más valoradas que los conocimientos técnicos, y las necesidades de una sociedad cada vez más global son los principales factores del rumbo que está tomando el mercado laboral.

Pienso que la automatización destruirá empleos en la misma medida que los creará.

Los Millennials, futuro del mercado laboral: perfiles tecnológicos altamente preparados con mentalidad disruptiva. Buscan participar en la toma de decisiones, exigen transparencia en la gestión, no son partidarios de jerarquías y creen en un sistema basado en la conciliación y la búsqueda de la felicidad.

Una generación que primará un entorno laboral donde se “desee” trabajar, no donde se “necesite” trabajar.



- Tras la aparición del polémico Botón Rojo de Google, que permitirá apagar toda la inteligencia artificial en caso de que ésta se revele contra la humanidad, no puedo dejar pasar esta oportunidad sin hacerte la pregunta del millón: ¿nos quitarán los robots el empleo?

Seamos OPTIMISTAS. La tecnología nos ha ayudado a configurar una sociedad más próspera sin encontrar señal alguna de esa pérdida de trabajo por culpa de las máquinas, sino más bien lo contrario. La próxima vez que vea un reportaje sobre cómo los coches sin conductor van a dejar sin trabajo a los taxistas, los drones a los repartidores y los robots a la mayor parte de las profesiones cualificadas, tómeselo con optimismo.



- ¿Qué consejo le darías a alguien que ha terminado su formación y está a punto de incorporarse por primera vez al mundo laboral?

En mi experiencia profesional y personal he comprobado que lo que realmente te lleva a conseguir el éxito no es sólo la formación o la experiencia, sino que LA GRAN CLAVE es la ACTITUD que decidas tomar. Una actitud proactiva es la llave capaz de abrir muchas puertas que pueden parecer blindadas.



- ¿Y a un emprendedor que se quiere lanzar a la aventura de convertir su idea en un negocio?

En 2006 motivado por dificultades en la empresa en la que trabajaba y la recomendación de un amigo, tomé contacto por primera vez con el coaching. Descubrí mi pasión. Pero entonces no tenía disponibilidad; ni personal ni profesional: horarios; viajes, y sobre todo la infancia que no me quería perder de mi hijo. Tenía que esperar mejor ocasión.

En 2012, con 50 años, ERE y a la calle. No fue un día triste. Fue el comienzo del comienzo del camino hacia mi sueño: hacerme Formador y Coach Profesional.

Decidí reinventarme e invertir en formarme. Le he puesto toda la pasión que llevo dentro, dedicación, tiempo y dinero. Y poco a poco se fueron abriendo nuevas posibilidades.

Creo que la mayor dificultad que he tenido he sido YO mismo.

He tenido que aprender muchas cosas que me daban pavor… Para enfrentarlas, de nuevo la actitud ha sido determinante.



-Sólo tú elijes qué haces con lo que te pasa, cómo te enfrentas a ello; y eso es lo que marca la diferencia en los resultados que vas a conseguir.





¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

21 comentarios