www.diariocritico.com
El Gobierno Sánchez ya admite que quizás no pueda acabar la legislatura
Ampliar
(Foto: Moncloa)

El Gobierno Sánchez ya admite que quizás no pueda acabar la legislatura

> "Nadie va a resistir más allá de lo razonable", explica la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá

martes 24 de julio de 2018, 11:38h
La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, admite en público lo que ya es más que una simple reflexión sobre el futuro: quizás Pedro Sánchez no pueda ni acabar la legislatura ante la dificultad de entenderse con algunos de los partidos que son necesarios para mantener la mayoría parlamentaria, especialmente el PDeCAT, ahora en manos de Carles Puigdemont.

"Nadie va a resistir más allá de lo razonable", admitió Celaá en un desayuno político en Madrid organizado por Nueva Economía Fórum. La portavoz del Gobierno reconoce que quizás Pedro Sánchez no pueda finalizar la legislatura y que tenga que adelantar las elecciones. El PSOE no olvida las encuestas, que en estos momentos le colocan como partido más votado, aunque con necesidad de buscar apoyos parlamentarios.

La amenaza-chantaje del nuevo PDeCAT, ya lejos de las tesis más moderadas de los tiempos de Artur Mas y sus sucesores, puede traducirse casi de inmediato en una retirada parcial o incluso total del apoyo parlamentario al Gobierno. Un ejemplo, el aviso de que no se apoyará el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única de RTVE. De fondo, como explicación, la presión creciente sin ningún interés más que boicotear a Madrid desde Cataluña, casi como venganza por lo sucedido en los últimos meses.

El nuevo PDeCAT, ya controlado por Carles Puigdemont al cien por cien, presionará desde la plataforma Crida Nacional para constituir la República catalana y convocar un nuevo referéndum como posibilidad. Algo que supondrá otra negativa desde Moncloa y, por tanto, la respuesta de retirada de apoyo parlamentario por parte de los nacionalistas catalanes, que ni siquiera se corresponde con la postura más pragmática de Esquerra Republicana.

Celaá, en respuesta a las preguntas de la prensa presente en el desayuno, recordó que "convocar elecciones es una facultad del presidente del Gobierno", ya hablando en términos de posible espantada prematura, aunque añadiendo que "nadie está pensando" en ello todavía desde el Gobierno sanchista.

Se insiste en la vía del diálogo con el PDeCAT, pero parece que desde Barcelona sólo admitirán dar pasos hacia la independencia como hoja de ruta. Y es que, hoy por hoy, son totalmente imprescindibles los 8 diputados de la formación catalana para sacar adelante cualquier iniciativa parlamentaria, ya que sin ellos sólo se podrían alcanzar, teóricamente, los 172 votos de tales diputados, insuficientes. Son precisos 176 como mínimo.

Gobierno inviable

La portavoz del Govern catalán, Elsa Artadi, recordó ayer que "Pedro Sánchez no podría ser presidente sin el apoyo del PDECat y eso se traslada en que sus votos son cruciales y se tienen que hacer valer, siendo coherentes con las relaciones entre Cataluña y el Estado". Artadi confirmó "las discrepancias políticas". "Nos sorprende esta línea de razonamiento. Negar que exista el derecho a la autodeterminación es negar en sí mismo la existencia del derecho internacional", dijo.

El nuevo presidente del PDeCAT, David Bonvehí, declaró ayer en TV3: "A Sánchez cada día le será más difícil el apoyo del PDECat si no da pasos, avances, hacia el derecho a la autodeterminación o para encontrar una solución política al problema catalán".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios