www.diariocritico.com

adelanto electoral

El president de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha defendido su decisión de adelantar las elecciones autonómicas al 28 de abril coincidiendo con las generales argumentando que así más votantes acudirán a las urnas. Una justificación que no convenció a sus socios de gobierno.

El presidente valenciano, Ximo Puig ha confirmado el adelanto de las elecciones valencianas al 28 de abril, coincidiendo con las generales. Pese al rechazo de la vicepresidenta Mónica Oltra y los consejeros de Compromís al adelanto electoral, Puig ha defendido que el adelanto sitúa a los valencianos "como actores de primera fila".

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a las elecciones generales, Pedro Sánchez ha presentado el lema para la campaña electoral del 28-A, una llamada a configurar "la España que quieres" en las urnas. Sánchez ha vuelto a erigirse en la alternativa frente a quienes "nos quieren colocar un cordón sanitario", en alusión a los anunciados vetos de Pablo Casado y Albert Rivera.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio ha reafirmado su intención de aprobar algunos "retoques" en la reforma laboral de 2012 antes de las elecciones generales del 28 de abril. Así lo ha confirmado en una entrevista en 'El Programa de Ana Rosa', donde ha hablado de reformar el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores, la ultraactividad de los convenios colectivos,o la primacía del convenio de sector frente a los convenios de empresa en algunos aspectos, así como la aprobación del registro del horario laboral.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado al Gobierno y se ha desentendido del batacazo que le auguran las encuestas asegurando que su partido volverá a la Moncloa para deshacer los errores de un "gobierno caprichoso". Casado acusó al ejecutivo de legislar en base a los gustos de los ministros prohibiendo por "la caza, los toros, la pesca o los motores diésel".

El veterano socialista Alfonso Guerra se somete este domingo a las preguntas de Jordi Évole en 'Salvados', en las que además de temas de actualidad como la crisis en Venezuela o el juicio del procés, deberá responder sobre el adelanto electoral de Pedro Sánchez. Guerra, habituado a desatar la polémica con sus declaraciones, hablará sin pelos en la lengua y revelerá si votará o no al PSOE de Sánchez el próximo 28-A.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha anunciado este viernes que habrá elecciones generales el próximo 28 de abril. Días después de que el Congreso, con los votos del PP, Cs y los independentistas, tumbaran el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, Sánchez ha decidido tirar la toalla ante la imposibilidad de gobernar. En su intervención desde La Moncloa, ha hecho repaso de los "logros" del Gobierno en estos ocho meses, y ha cargado contra 'populares', 'naranjas' y soberanistas, por "anteponer su interés al general".

La campaña electoral ha acaparado el debate parlamentario en las Cortes, y en el primer pleno del Senado tras el adelanto, se han vivido momentos de tensión entre el presidente del Gobierno y los portavoces de ERC y el PP, Quim Ayats e Ignacio Cosidó. Además, el presidente del Senado, el 'popular' Pío García Escudero ha llamado al orden en varias ocasiones y ha llegado a decir que "estamos en el Senado, no en un estadio de fútbol", por los abucheos e interrupciones de los senadores.

"Nuestra aspiración es conseguir un Gobierno monocolor", ha proclamado el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos. A su juicio, las encuestas coinciden en el "liderazgo" de los socialistas, por lo que aunque no descarta pactos poselectorales, confía en que Pedro Sánchez se mantenga en La Moncloa gobernando en solitario.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha arrancado su campaña de cara al 28-A orientando su discurso a Cataluña con un lapsus incluido. "Estas elecciones tratan de España. No es bueno, ojalá no fuera así", se lamentó el líder de los populares obviando la palabra 'unidad' en su frase y dando al final un extraño resultado.

> Advierte a Ciudadanos: "Con la misma cuerda que hacen el cordón sanitario al PSOE, se atan a la ultraderecha"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alertó desde Extremadura de la amenaza de la ultraderecha en las elecciones generales del próximo 28 de abril. Sánchez hizo un llamamiento a la movilización ante los datos de las encuestas que colocan al nivel de participación como la clave para que gobierne el tripartito PP, Cs y Vox o haya una alternativa de izquierdas en la Moncloa.

Pedro Sánchez desveló el gran secreto a voces en torno al adelanto electoral y confirmó que los comicios generales se celebrarán el domingo 28 de abril. ¿Qué nos jugamos en estas elecciones?, ¿qué panorama político dibujarán las urnas?, ¿volverá a haber un Gobierno monocolor o los pactos serán imprescindibles?, ¿qué papel desempeñará la extrema derecha en un país con dos bloques claramente definidos? Estas son algunas de las preguntas que se abren con la convocatoria de elecciones, que ahondarán más si cabe en la división entre los dos bloques políticos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha anunciado este viernes la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril. Antes y después de su declaración, Sánchez se ha reunido con su Consejo de Ministros, que ha seguido con "emoción" su discurso y ha ovacionado al presidente. Los ministros también han publicado mensajes de despedida en los que subrayan el "orgullo" de haber formado parte del Ejecutivo, a pesar de su breve mandato.

Finalmente no pudo más y el presidente ha tirado la toalla. Pedro Sánchez ha decidido adelantar las elecciones generales y poner fin a la legislatura a partir del domingo 28 de abril, día en que se celebrarán los comicios. El rechazo parlamentario a sus Presupuestos terminó de tumbar al líder socialista y ha dado el paso de dejar Moncloa para someterse a las urnas, por mucho que las encuestas adelantan una victoria de una gran alianza de las derechas, conformada por PP, Ciudadanos y Vox.