www.diariocritico.com

El juez Pablo de la Rubia aceptó en 2015 el recurso del imán de Ripoll contra su orden de expulsión de España y la dejó sin efecto

El juez Pablo de la Rubia aceptó en 2015 el recurso del imán de Ripoll contra su orden de expulsión de España y la dejó sin efecto
miércoles 23 de agosto de 2017, 08:12h
Es fácil sacar deducciones 'a toro pasado', en expresión tan taurina como acertada. Así ocurrió con el descubrimiento de las bombonas de butano en la casa de Alcanar, que tras la explosión los Mosso no consideraron algo sospechosos de posibles terroristas islámicos, los mismos que horas después cometían los atentados en Barcelona y Cambrils. Y así acontece con lo que este miércoles desvela El Mundo: un juez revocó en marzo de 2015 la orden de expulsión que existía contra el imán de Ripoll, cabecilla de la célula terrorista "porque no era una amenaza real para el orden". Es fácil sacar deducciones 'a toro pasado', pero...

Según Pablo de la Rubia, magistrado titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Castellón, además de no considerar a Albdelbaki es Satty -en el montaje de la foto, junto al Audi que utilizaron los teroristas inlfluenciados por él-, que había cumplido una condena de cuatro años por tráfico de drogas, consideraba que gozaba de un "evidente arraigo laboral en España". Tambiñen en su sentencia, aceptando el recurso del abogado del imán contra la orden de expulsión que iba a aplicar la Subdelegación de Gobierno de Castellón,afirmaba que su hecho delictivo era lejano.

Aunque no era tan lejana había sido su salida de la cárcel, solo un año escaso antes, en abrl de 2014, tras haber sido condenado a cuatro años y un mes -sólo estuvo 28 meses en la prisión de Ceuta- por tráfico de drogas, un delito por el que fue detenido en enero de 2010. El caso es que, como informa El Mundo, el abogado de Es Satty recurrió ante la Subdelegación de Gobierno de Castellón la orden de expulsión.

Pero el recurso fue denegado, por lo que el abogado lo intentó de nuevo porque, según él, a su clliente sufría una desprotección de derechos internacionales, lo que fue aceptado por el juez De la Rubia. Ello permitió al imán no solo terner libertad de movimientos en España, sino poder moverse libremente por los países de la Unión Europea, entre ellos Bélgica, como se ha sabido ahora.

En las declaraciones de los detenidos ante la Audiencia Nacional, se confirmó que el imán, que era su líder, quería inmolarse, y asimismo, entre los restos de la casa de Alcanar se encontró un libro con su nombre, Abdelbaki Es Satty, que guardaba una hoja manuscrita en árabe. "En el nombre de Alá, El Misericordioso, El Compasivo. Breve carta a los Soldados del Estado Islámico en la tierra del Ándalus para los cruzados, los pecadores, los injustos los corruptores", rezaba la nota.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios