www.diariocritico.com
Amnistía Internacional tacha de 'claro crimen de guerra' el ataque al teatro de Mariúpol, Ucrania
(Foto: Google Maps)

Amnistía Internacional tacha de "claro crimen de guerra" el ataque al teatro de Mariúpol, Ucrania

jueves 30 de junio de 2022, 13:47h

Una exhaustiva investigación de Amnistía Internacional ha llegado a la conclusión de que fuerzas militares rusas cometieron un crimen de guerra cuando atacaron en marzo el teatro de Mariúpol, en Ucrania, y causaron la muerte de al menos una decena de personas, y probablemente de muchas más.

En su informe, la organización documenta cómo probablemente los militares rusos atacaron de forma deliberada el teatro el 16 de marzo aunque sabían que cientos de civiles se refugiaban allí, lo que convierte el ataque en un claro crimen de guerra.

El equipo de Respuesta a las Crisis de Amnistía Internacional entrevistó a numerosos supervivientes y recopiló abundantes datos digitales y llegó a la conclusión de que, casi con toda seguridad, el ataque lo llevaron a cabo aeronaves de combate rusas que lanzaron dos bombas de 500 kilos que cayeron una cerca de la otra y detonaron simultáneamente.

“Después de meses de rigurosa investigación, análisis de imágenes de satélite y entrevistas con decenas de testigos, llegamos a la conclusión de que el ataque fue un claro crimen de guerra cometido por fuerzas rusas”, ha afirmado Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

“Muchas personas resultaron heridas o perdieron la vida en este despiadado ataque. Es probable que sus muertes fueran causadas por el ataque deliberado de fuerzas rusas a civiles ucranianos.

“La Corte Penal Internacional y todas las demás instancias que tienen competencia en materia de crímenes cometidos durante este conflicto deben investigar este ataque como crimen de guerra. Todos los responsables deben rendir cuentas por causar tanta muerte y destrucción".

Informe técnico

Amnistía Internacional encargó a un físico la creación de un modelo matemático de la detonación, para determinar el peso explosivo neto de la detonación que sería necesario para causar el nivel de destrucción que se observó en el teatro. La conclusión fue que las bombas tenían un peso explosivo neto de 400-800 kilos. Basándose en los datos disponible en relación con las bombas aéreas del arsenal de Rusia, Amnistía Internacional cree que las armas fueron con toda probabilidad dos bombas de 500 kilos del mismo modelo, lo que arrojaría un peso explosivo neto total de entre 440 y 600 kilos.

Las aeronaves rusas que con mayor probabilidad llevaron a cabo el ataque fueron aviones de combate multifunción —como el Su-25, el Su-30 o el Su-34— con base en aeródromos rusos cercanos y que con frecuencia pueden verse operando en el sur de Ucrania.

Amnistía Internacional examinó varias teorías alternativas acerca de quién fue responsable del ataque y qué armas podrían haberse usado. A partir de los datos creíbles disponibles, la investigación llegó finalmente a la conclusión de que un ataque aéreo deliberado contra un objetivo civil era la explicación más verosímil.

Las bombas rusas cayeron en el teatro poco después de las 10 de la mañana del 16 de marzo y produjeron una gran explosión que causó el derrumbe del tejado y de enormes partes de dos muros maestros. En el momento del ataque había cientos de civiles en el teatro y sus alrededores.

Amnistía Internacional cree que al menos una decena de personas murieron a causa del ataque —probablemente muchas más— y que muchas otras resultaron gravemente heridas. Esta estimación es inferior a los recuentos anteriores y refleja el hecho de que un gran número de personas habían abandonado el teatro durante los dos días previos al ataque, y que la mayoría de quienes se quedaron estaban en el sótano del teatro y en otras zonas protegidas del impacto directo de la explosión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios