www.diariocritico.com
La Iglesia admite haber destruido archivos sobre abusos sexuales
(Foto: Vatican News)

La Iglesia admite haber destruido archivos sobre abusos sexuales

domingo 24 de febrero de 2019, 11:25h
El influyente cardenal alemán Reinhard Marx reconoció el sábado que la Iglesia católica destruyó archivos sobre los autores de abusos sexuales. Lo hizo durante la histórica cumbre en el Vaticano sobre la lucha contra la pederastia, que culmina este domingo con las conclusiones del Papa.

Desde el pasado jueves, el Vaticano ha acogido una histórica cumbre sobre la pederastia. En un momento en el que las víctimas han dado un paso al frente, y ha caído el secretismo en torno a la pederastia en la Iglesia, el Vaticano busca concretar una respuesta común.

En la inauguración el Papa Francisco llamó a "escuchar el grito de las víctimas" y concretar medidas para combatir esta lacra. En su intervención en la cumbre, el influyente cardenal alemán Reinhard Marx reconoció el sábado que la Iglesia católica destruyó archivos sobre los autores de abusos sexuales:

"El abuso sexual de niños y jóvenes se debe, en gran medida, al abuso de poder en el ámbito de la administración. En este sentido, la administración no ha ayudado a cumplir la misión de la Iglesia, sino que, por el contrario, la ha oscurecido, la ha desacreditado y la ha hecho imposible", ha dicho el cardenal Reinhard Marx

El presidente de la Conferencia Episcopal alemana recuerda que al drama de los abusos se agregan otras lacerantes heridas: "Los archivos que podrían documentar los hechos terribles e indicar los nombres de los responsables han sido destruidos o ni siquiera se han creado. En vez de los culpables, fueron amonestadas las víctimas y se les impuso el silencio".

El cardenal subraya que "los procesos y procedimientos establecidos para procesar los delitos fueron deliberadamente ignorados, e incluso cancelados o anulados. Los derechos de las víctimas han sido pisoteados y dejados a merced de cada individuo. Son todos eventos que contradicen claramente lo que la Iglesia debería representar. El modo en el que se ha estructurado y desarrollado la administración de la Iglesia no ha contribuido a unir a todo el género humano y a acercar más a los hombres a Dios, sino que, al contrario, ha violado esos objetivos".

El arzobispo de Múnich defiende que la "transparencia no significa aceptación acrítica y difusión no regulada de noticias de acusaciones de abuso. El fin es un proceso transparente que aclare y especifique las acusaciones, y que siga los estándares generalmente aceptados con respecto a cuándo y cómo el público, las autoridades y la Curia romana deben ser informados. Estos procedimientos estándar harán entender con claridad que no es la transparencia lo que daña a la Iglesia, sino los actos de abuso cometidos, la falta de transparencia o el encubrimiento consiguiente".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios