www.diariocritico.com

Indignación en Francia por el "Que se vuelva a África" de un parlamentario ultraderechista a otro negro

Indignación en Francia por el 'Que se vuelva a África' de un parlamentario ultraderechista a otro negro
Ampliar
viernes 04 de noviembre de 2022, 08:12h

Un diputado del partido ultraderechista de Marine Le Pen, Gregoire de Fournas, exclamó un "que se vuelva a África" en plena sesión de la Asamblea Nacional francesa, originando una fuerte polémica e indignación por su actitud racista y xenófoba.

En concreto, este comentario lo hizo cuando intervenía desde su escaño Carlos Mertens Bilongo, un diputado negro del partido izquierdista Francia Insumisa, aunque De Fournas aseguró después que no se estaba refiriendo al parlamentario, sino a los inmigrantes rescatados en 3 barcos por una ONG, asunto que estaba siendo debatido en ese momento en la Asamblea.

A nadie le convenció sus excusas, entre otras porque cambiaba un presunto ataque racista a un rival parlamentario por un comentario xenófobo hacia estos inmigrantes.

Francia está afrontando esta crisis migratoria después de que cerca de un millar de migrantes fueran rescatados por barcos de varias ONG y que buscan un puerto seguro para desembarcar.

Qué dijo De Fournas

La discusión está en si De Fournas dijo "que se vuelvan a África" o "que se vuelva a África", es decir, si se lo decía directamente a Mertens Bilongo o a los migrantes, porque nadie se pone de acuerdo si lo dijo en plural o singular. Los compañeros de Bilongo aseguran que se lo dijo a este parlamentario por motivos racistas.

Tampoco está claro si fue De Fournas, pero son muchos los que apuntan a este parlamentario ultra del partido de Le Pen. Este diputado se defendió acusando al partido Francia Insumisa de manipular y crear "problemas estériles".

Sin embargo, el incidente no fue nada leve ya que incluso la presidenta de la Asamblea, Yaël Braun-Pivot, tuvo que suspender la sesión.

Mertens Bilongo, tras la suspensión, criticó lo ocurrido y dijo que era "realmente triste ser insultado... es vergonzoso".

El Gobierno de Macron condenó lo ocurrido y su primera ministra, Élisabeth Borne, consideró que "no hay espacio para el racismo en democracia", defendiendo que el diputado ultra sea sancionado o incluso apartado de la Asamblea si se demuestra que fue el autor de ese comentario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios