www.diariocritico.com
Las 4 estaciones de los 4 principales partidos: así preparan su futuro PP, PSOE, Podemos y C's
Ampliar

Las 4 estaciones de los 4 principales partidos: así preparan su futuro PP, PSOE, Podemos y C's

lunes 09 de enero de 2017, 08:22h

Como estaciones del año, invierno, primavera, verano y otoño, así están viviéndose los tiempos actuales en los 4 principales partidos del país. Con distintos climas, sentimientos y expectativas. PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos afrontarán en los próximos meses las celebraciones de sus congresos, con el reto de actualizar sus estrategias políticas y renovar sus cargos.

En el PP el liderazgo de Mariano Rajoy parece indiscutible, mientras que PSOE y Podemos luchan por evitar que la elección de sus respectivos secretarios generales agudice la división interna que parecen vivir en los meses previos a sus cónclaves. En Ciudadanos, aunque la presidencia de Albert Rivera no es cuestionada por el momento, aumentan quienes desde dentro del partido cuestionan su gestión.

Repasemos uno por uno.

El verano hace sonreír a Rajoy

Como repasa hoy el diario 'ABC', el PP afrontará los días 10, 11 y 12 de febrero un congreso de unidad absoluta en torno a Rajoy como líder, con la única incógnita de si Dolores de Cospedal seguirá siendo la secretaria general del partido. Con el reto de renovarse para recuperar el electorado perdido en los últimos años, los populares afrontarán su cónclave sin José María Aznar como presidente de honor, lo que, según el citado diario, les obligará a sellar posibles fugas por la derecha. Sin embargo, según informa LA RAZÓN, en la dirección del PP ven con indiferencia la reaparición política de Aznar, que abre hoy una semana de actos para presentar su ideario político para España.

No todo podía ser perfecto, pero son buenos tiempos para un PP tras 4 años en una primera legislatura donde los escándalos de corrupción -caso Gürtel y caso Bárcenas al frente- han golpeado al partido. Ahora lo peor ya ha pasado y la nueva victoria electoral, siempre parece que ampliable en caso de repetición, dan garantías a Rajoy para sostener el poder y la legitimidad al frente de Génova.

El PSOE busca su renacer primaveral

Los socialistas buscan más que nadie renacer tras un último año desastroso, perdiendo en las urnas su sueño de hacerse con el poder y caer de nuevo en votos en las segundas elecciones, las de junio de 2016. Ya sin líder y con una gestora que lleva los mando de Ferraz, no se puede caer más bajo. El PSOE arranca el año sin haber fijado todavía fecha para la celebración del congreso extraordinario y sin que nadie haya presentado formalmente su candidatura para ocupar el cargo de secretario general del partido. A juicio del diario 'ABC', los socialistas necesitan aprovechar su cónclave para pacificarse, crear un nuevo liderazgo que cierre heridas, devuelva al partido a su condición de alternativa de gobierno y selle la fuga de votos a Podemos.

Por su parte, 'El País' destaca que la gestora que dirige el PSOE cumple 100 días desde la dimisión de Pedro Sánchez como secretario sin haber fijado una fecha para la celebración del congreso, aunque todo hace pensar que sea en junio. Mientras los críticos con la gestora y las plataformas de militantes creadas tras la dimisión de Sánchez reclaman que el cónclave se celebre cuanto antes, en la dirección del PSOE piensan cómo obtener el máximo rendimiento en el Parlamento de la posición en minoría en que se encuentra el PP, según el citado diario.

En relación a la lucha por el liderazgo en el PSOE, 'La Razón' asegura que Pedro Sánchez está sopesando no presentar su candidatura a la Secretaría General y volcar su apoyo en otro candidato que se mida con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

El otoño llega al partido de la ilusión: Podemos

Hasta no hace mucho tiempo todo eran alegrías para el partido de la ilusión, el que se llevó los votos del fenómeno conocido como 15-M. No exactamente una revolución social, pero sí un despertar de las conciencias y una agitación para el electorado de izquierdas, tradicionalmente dormido ante la decepción de los partidos que debían representarla. Pero Podemos fue un sueño, parece que pasajero. A sus buenos resultados electorales de 2015 y 2016, en parte decepcionantes porque se pretendía el 'sorpasso' y acercarse al máximo al PP, le han seguido divisiones y guerras internas que amenazan con acabar con el propio partido.

Pese a las llamadas a la unidad de su dirigentes, Podemos afronta la Asamblea Estatal Ciudadana que celebrará los próximos 10, 11 y 12 de febrero dividido en 3 grandes familias: la que lidera el secretario general, Pablo Iglesias, la que encabeza el número dos del partido, Íñigo Errejón, y la que representa el sector anticapitalista, representada por Miguel Urbán. Según informa EL PAÍS, Iglesias y Errejón abrirán en las próximas semanas la negociación para buscar un acuerdo que evite la confrontación en la cita de Vistalegre II. En la misma línea, ABC señala que solo un pacto entre el líder de Podemos y su número dos puede lograr que la línea oficial sea respaldada ampliamente por la militancia.

Los sectores de Iglesias y Errejón ven con escepticismo la posibilidad de alcanzar un acuerdo antes de la cita de Vistalegre. Según EL PAÍS, con los resultados de la última consulta a la militancia, Errejón lograría casi la mitad de los puestos de la dirección de Podemos en el próximo congreso si concurriese con una lista por separado. Con esta premisa, su sector afrontará una dura negociación con Iglesias en busca de una lista conjunta. Los errejonistas exigirán secretarías clave para marcar el rumbo político.

Según informa LA VANGUARDIA, el enfrentamiento que mantienen Pablo Iglesias e Íñigo Errejón por el control político de Podemos se ha extendido a Cataluña. El equipo del secretario general ha activado un grupo catalán con el objetivo de buscar votos para el congreso de Vistalegre II. Los pablistas apenas tienen apoyos en Cataluña, una comunidad que califican como "territorio comanche" en manos de los anticapitalistas, que controlan la dirección autonómica del partido, y de Errejón, que ha tejido una red de alianzas personales de la que carece Iglesias

El invierno se ceba con el frío partido Ciudadanos

Ciudadanos es un caso aparte. Condenado a cuarto partido tras la ilusión inicial, que incluso hacía acompañar a Albert Rivera de la expectativa de ser en algún momento el próximo presidente del Gobierno, ahora Ciudadanos se conforma con lo que tiene. Sus escaños en el Congreso le valen para negociar algunas cosas, pero ha conocido la realidad: para negociar, el PP prefiere incluso al PSOE, así que nisiquiera son necesarios para la derecha. A la espera de 4 años, sus actuales logros no le valen para ser más influyentes en la política nacional.

Ciudadanos afrontará también pronto su asamblea general, el fin de semana del 4 al 5 de febrero, con el reto de consolidar su implantación en toda España. Está previsto que días antes Rivera haya revalidado sin problemas su presidencia, en unas primarias que podrían no celebrarse si no aparece algún otro candidato. ABC destaca que, pese a la unidad en torno a Rivera como líder, las críticas al presidente dentro del partido han aumentado en las últimas semanas acusándole de demasiada cercanía al PP o poniendo en duda su estrategia en Cataluña.

En relación al próximo congreso de Ciudadanos, EL MUNDO informa de que TranC'sparencia, un grupo crítico dentro del partido que dice representar a cientos de militantes, califica de "fiasco" el sistema de votación de las enmiendas presentadas por las distintas agrupaciones a las tres ponencias que se debatirán y votarán. Desde el grupo crítico aseguran que a los militantes se les han explicado al menos tres métodos distintos, de manera que las agrupaciones han aplicado "criterios dispares" en el proceso de votación y contabilización, que generarían, a su vez, resultados diferentes respecto a las enmiendas que resultarían elegidas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios