www.diariocritico.com

Bernardo Montoya confiesa el crimen: mató a Laura Luelmo

miércoles 19 de diciembre de 2018, 07:57h
Bernardo Montoya, el detenido como sospechoso de la muerte de Laura Luelmo, confiesa ser el autor del crimen. La Guardia Civil adelantó su detención el pasado martes, al intentar huir del pueblo El Campillo, donde apareció el cuerpo de la joven. En el momento en el que fue detenido, iba conduciendo un coche ya a las afueras de la localidad, al sospechar que lo estaban investigando.

Según se ha podido conocer esta mañana, el detenido por la muerte de Laura Luelmo, Bernardo Montoya Navarro, habría confesado el crimen: asesinato. El ex presidiario lo habría confirmado, según adelanta el diario 'El País'. El sospechoso habría estado desde ayer mintiendo y negando toda implicación en el interrogatorio de los agentes de la Guardia Civil y en presencia de su abogado.

Pero tras una noche y madrugada aún con interrogatorios, ha terminado confesando el crimen, y aunque aún no es definitivo, parece que "no estuvo secuestrada", sino que la mató poco tiempo después de retenerla a la fuerza.

El único sospechoso de momento era el detenido, Bernardo Montoya Navarro, un ex presidiario con antecedentes con delitos contra las mujeres y asesinato. La joven había alertado a su novio y otras personas sobre que un vecino se la quedaba mirando fijamente y que le preocupaba. La duda ahora es si ese hombre era Bernardo Montoya o su hermano Luciano, ya que son gemelos.

El día de la desaparición de Luelmo, el miércoles 12, Luciano Montoya estaba interno en el centro penitenciario de Ocaña (Toledo), aunque se le concedió un permiso para salir este lunes día 17, día en que fue encontrado el cuerpo con señales de violencia. No hay pruebas definitivas de su implicación. Sin embargo, Bernardo sí estaba libre, desde hace 2 meses, tras cumplir su pena.

Su padre reniega de él

El padre de Bernardo Montoya, ha confesado en el programa 'Herrera en COPE' que sus hijas y él están "destrozados": "Lo sentimos igual que la familia de Laura", explicó Manuel Montoya a los micrófonos de la emisora.

Afirma que desde que conocieron la noticia “no comemos ni dormimos” y declara que “si mi hijo lo ha hecho, que lo pague porque ha acabado con la vida de una persona”. Manuel Montoya ha pedido en varias ocasiones “perdón a la familia de Laura, lo sentimos de corazón y renuncio de mi hijo”. Declara que no tenía mucho contacto con su hijo después de salir de prisión: "Quería hacer su vida y yo estaba tranquilo porque lo había visto muy cambiado".

Autopsia de Laura

Además, ya han comenzado a conocerse algunos datos de la autopsia practicada al cuerpo de la joven profesora, encontrada muerta este lunes tras haber desaparecido la pasada semana en el entorno de El Campillo, Huelva. La zamorana murió entre 2 y 3 días después de su desaparición, según esos datos, relatados por la 'Cadena SER'.

Luelmo falleció en último término a raiz de un golpe contundente en la frente, el cual le produjo un traumatismo craneoencefálico grave a través de un objeto contundente, "un palo o una piedra", afirma la SER.

Los forenses, según esos datos, creen que el fallecimiento se produjo entre el 14 y el 15 de diciembre, entre 2 y 3 días después de su desaparición, por tanto, ya que su rastro se perdió el miércoles 12 por la tarde-noche. Por lo tanto, las investigaciones barajan que Laura estuviera retenida y que en algún momento entre el 14 y el 15 fuera golpeada. También se piensa que pudo seguir viva tras el golpe pero que muriera después por las consecuencias del trauma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.