www.diariocritico.com

El alcalde de Ermua, sin tapujos en el homenaje a Miguel Ángel Blanco: ETA debe disolverse y EH Bildu pedir perdón

martes 11 de julio de 2017, 18:23h
Usando el tópico, viene perfecta la frase de que "más alto se puede, más fuerte no". Porque Carlos Tortorika, el alcalde socialista de Ermua, que también lo era hace 20 años cuando ETA asesinó al concejal Miguel Ángel Blanco, no ha tenido pelos en la lengua en el homenaje que a primeras horas de esta tarde se dio al concejal, con todos los grupos políticos presentes, incluyendo EH Bildu. Con estos últimos poniendo cara de circunstancias, Tortorika ha exigido a la banda que se disuelva de una vez y a la izquierda abertzale que representa EH Bildu que pida perdón y "condenen su pasado".

Los tres representantes de EH Bildu, Peio Urizar, Maddalen Iriarte y Julen Arzuaga, al menos dieron la cara y se sumaron por primera vez a este homenaje, aguantando el chaparrón de Tortorika, y algún otro del resto de los que hablaron, en primera fila y sin ningún gesto especial, aunque seguro que la procesión iría por dentro. Pero el más agresivo en sus palabras, de verdades como puños ha sido el alcalde actual, que también ocupaba este cargo cuando el secuestro y asesinato a sangre fría de Miguel Ángel Blanco.

Porque Tortorika no se ha ido por las ramas y ha cogido el toro por los cuernos al denominar a los etarras y su apoyadores y justificadores -eran los que informaban a la banda de las personas a que había que matar- de formar parte de "una red mafiosa" que tenía el control del su pueblo. Algo no muy distinto a lo que acontecía en todos los demás de Euskadi, como tan bien refleja Fernando Aramburu en su novela 'Patria'.

Mutiladores de la libertad y de la vida

No ha acabado ahí el discurso del alcalde en las narices de los concejales de EH Bildu, indudables herederos de Batasuna, porque ha continuado con la exigencia de que pidan perdón: "Es necesario que ETA y Batasuna critiquen su pasado, que afirmen que aquello estuvo mal, que lo hagan porque la verdad histórica es que a través de la violencia mutilaron la vida de muchos y la libertad de todos los que no pensaban como ellos".

Un sonoro y cerrado aplauso ha sido la reacción del público asistente, incluyendo una representación política mucho más amplia que en años precedentes, destacando la presencia del exlehendakari Patxi López, al que acompañaba la tambén socialista Idoia Mendía, el secretario de Guipuzcoa, Eneko Andueza, y otros militantes del PSE y del PSOE. La representación del PNV la llevaba Itsaso Atutxa.

Por parte del PP, estaba su presidente en el País Vasco, Alfonso Alonso, y en representación de Podemos Euskadi, Nagua Alba. Otros personajes que estaban presentes entre el público, además de dirigentes sindicales, empresariales y de las fuerzas policales, la consejera de Seguridad del Gobierno vasco, Estefanía Beltrán de Heredia; el secretario de Convivencia, Jonan Fernández, y la presidenta del Parlamento de Esukadi, Bakartxo Tejería.

Entre las intervenciones de los políticos destacaron las de Eneko Andueza, que ha instado a recordar a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas del terrorismo y ha apuntado que, también hace 20 años, la ciudadanía "perdió su miedo a ETA" y le pidió "que le devolviera la paz y la libertad". Y la de la de Itxaso Atutxa, que ha destacado la "unidad" demostrada en el homenaje a Miguel Ángel Blanco en Ermua, "importante" para "afianzar la paz y convivencia" en Euskadi.

También fue muy duro con EH Bildu Alfonso Alonso, ya que aprovechó sus palabras para acusar al parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, que estaba a escasos metros suyos, de asistir al homenaje "para blanquear su imagen".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios