www.diariocritico.com

Un año del estado de alarma: así entró España entera en pánico con la pandemia del coronavirus

Un año del estado de alarma: así entró España entera en pánico con la pandemia del coronavirus
Ampliar
(Foto: Chema Barroso / MDO)
sábado 13 de marzo de 2021, 11:03h

Era la mañana del viernes 13 de marzo de 2020 y los rumores se disparaban: la pandemia de coronavirus se había extendido demasiado en el territorio nacional y era necesaria una medida extrema.

España fue pionera en Europa y decretó un estado de alarma, cerrando fronteras y siguiendo las indicaciones de los técnicos del Ministerio de Sanidad. Entraba en vigor legalmente el sábado 14.

Se hacía historia. Ahora ha pasado un año, pero seguimos igual, al menos hasta el 9 de mayo, cuando finaliza el siguiente plazo de este estado de alarma por la pandemia.

El Ejecutivo de coalición decretaba ese estado de alarma y tuvo una primera vigencia de 15 días, lo que marca la ley al ser por decreto gubernamental, a la espera de que fuera refrendado por el Congreso.

Toda España quedaba confinada en sus hogares, y sólo se podía salir a la calle a actividades imprescindibles, con medidas que fueron continuamente mejoradas o ampliadas. Los militares circulaban por las calles en labores de apoyo y todo el país se centró en la sanidad y el mantenimiento de las funciones básicas de la nación.

En una esperada comparecencia, ante tal expectación, el presidente Pedro Sánchez anunciaba la activación de este mecanismo para enfrentar la "emergencia social y sanitaria" del coronavirus.

Por entonces sólo había 121 fallecidos y 4.231 contagiados. Ahora estamos hablando de 72.000 muertos y 3,1 contagiados. Seguramente las cifras son mayores, como en todos los países, más allá de la estadística oficial.

La comparecencia de Sánchez

"Acabo de comunicar al Jefe del Estado, la celebración mañana de un Consejo de Ministros extraordinario para decretar el 'estado de alarma' en todo nuestro país durante los próximos quince días. En la reunión de mañana, el Consejo de Ministros adoptará decisiones excepcionales orientadas a movilizar todos los recursos del Estado para proteger mejor la salud de los ciudadanos", señalaba Sánchez ese tenso día.

"Me gustaría apelar a todos los compatriotas, la victoria depende de cada uno de nosotros, el heroísmo es también lavarse las manos, quedarse en casa, protegerse y proteger a los demás. Tardaremos semanas, va a ser muy duro y difícil, pero vamos a parar el virus, superaremos la emergencia amparándonos en el consejo de la ciencia y los recursos del Estado, pero tardaremos menos tiempo y los daños serán menores si lo hacemos unidos, con responsabilidad y disciplina social", zanjó.

Por segunda vez en la historia de nuestra democracia, España se encontraba en 'estado de alarma' para tratar de frenar la propagación del coronavirus. La primera fue en diciembre de 2010 por la ya famosa huelga de controladores aéreos, que tuvo que enfrentarse por parte del Estado con este mecanismo constitucional para garantizar las comunicaciones e intervenir los puestos de control con controladores militares.

Qué es y qué implica el estado de alarma

El objetivo de decretar el estado de alarma por parte del Gobierno era mantener la calma pero maximizar la concienciación ciudadana de que había que contener los contagios, quedándose en casa y saliendo a la calle para lo más absolutamente imprescindible. En nuestro orden jurídico, el estado de alarma es un régimen excepcional que se declara para asegurar el restablecimiento de la normalidad de los poderes en una sociedad democrática.

El Gobierno, en uso de las facultades que le otorga el artículo 116.2 de la Constitución, puede declarar el estado de alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzca alguna de las siguientes alteraciones graves de la normalidad: Grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud / Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves / Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad / Paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad y concurra alguna de las circunstancias o situaciones anteriores.

El estado de alarma es declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de 15 días de vigencia, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo, y establecerá el alcance y condiciones vigentes durante la prórroga. El decreto determina el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios