www.diariocritico.com
Carolina Bescansa y Nacho Álvarez en la presentación del programa de Podemos para el 26J
Carolina Bescansa y Nacho Álvarez en la presentación del programa de Podemos para el 26J (Foto: Dani Gago/Podemos)

Carolina Bescansa pide un pacto contra la desobediencia a la futura dirección de Podemos

> Junto a Nacho Álvarez, propone regular el uso de los medios y las redes sociales por parte de los cargos orgánicos

lunes 16 de enero de 2017, 11:16h
La secretaria de análisis político de Podemos, Carolina Bescansa, y el secretario de economía, Nacho Álvarez, han demandado un acuerdo previo a Vistalegre II para dejar claras las reglas del juego sobre la toma de decisiones orgánicas una vez se forme la nueva dirección del partido. Ante la perspectiva de contar con unos órganos más plurales, los dos dirigentes proponen en un artículo en 'eldiario' prever posibles incumplimientos de miembros del partido y además señalan la necesidad de regular el uso que los cargos orgánicos de Podemos hacen de los medios de comunicación y de las redes sociales.

Los impulsores del Colectivo Mayo-2011, Carolina Bescansa y Nacho Álvarez, quieren que el compromiso de la unidad interna en Podemos esté asegurado después de Vistalegre II. Los responsables de las áreas de análisis político y de economía han publicado un artículo en 'eldiario' en el que piden una regulación sobre el alcance de las decisiones que tomen los nuevos órganos del partido que salgan de la Asamblea.

Bescansa y Álvarez prevén que el resultado de Vistalegre II dejará "una mayoría, más o menos mayoritaria, y varias minorías" dentro del partido y asumen que las diferencias no desaparecerán ni siquiera en el caso de que el equipo de Íñigo Errejón decida unirse al de Pablo Iglesias.

Los dos dirigentes señalan en el texto que, antes de buscar un acuerdo en cuestiones programáticas u organizativas, se debería resolver la cuestión de las "reglas democráticas" con las que tendrán que trabajar cotidianamente. Así, señalan como ejemplos la necesidad de consensuar las competencias de todos los órganos y todos los niveles territoriales para decidir cuestiones como las alianzas políticas y la definición de qué tipo de mayoría es necesaria para adoptar las decisiones.

También piden unificar los sistemas electorales internos y la aparición de nuevas áreas y secretarías en los diferentes niveles de la estructura de Podemos. "Promoveremos al menos la formación de acuerdos sobre las reglas del juego, sobre qué órganos y con qué reglas se tomarán las decisiones dentro de la organización después de Vistalegre", resumen.

Pero además, Bescansa y Álvarez proponen que haya una previsión en caso de que un "dirigente o un órgano" decida contravenir o no acatar las decisiones del partido. Según acalaran desde el equipo de la secretaria de análisis político, se trataría de lograr un pacto que comprometa a respetar y llevar a efecto lo que se decida en los órganos que salgan de Vistalegre II.

Entre las medidas que incluiría este acuerdo, también se señala la necesidad de regular el uso que hacen los cargos orgánicos y los responsables políticos de los medios de comunicación y de las redes sociales, como Twitter.

Con un reglamento o un acuerdo previo de este tipo, la formación evitaría repetir episodios como el de Podemos en la Comunidad de Madrid, donde se levantó una polémica por la decisión de Ramón Espinar de sustituir a José Manuel López como portavoz parlamentario. Al equipo oficialista no le sentó nada bien que López y otros dirigentes errejonistas -como el propio número dos de Podemos- utilizaran los medios y las redes sociales para cuestionar una decisión de la nueva dirección del partido. A su vez, dirigentes cercanos a Iglesias utilizaron las redes para afear la actitud de Errejón con la campaña 'Íñigo así no'.

En el caso de la nueva dirección estatal de Podemos, se da ya por hecho que también habrá que lidiar con un nuevo equilibrio de corrientes, ya que se prevé que también puedan entrar esa vez representantes del sector anticapitalista. A la espera de ver si es posible algún acuerdo previo para presentar una candidatura conjunta entre algunos de los sectores y en qué términos se produce, Vistalegre II se dibuja sólo como el principio de una nueva etapa organizativa en la que será determinante la relación de fuerzas en el Consejo Ciudadano, pues el puesto de Iglesias sigue sin estar en cuestión.

Según destacan, Bescansa y Ávarez han puesto esta propuesta sobre la mesa con la vista puesta en que, decidan lo que decidan los inscritos de Podemos, se garantice la funcionalidad del proyecto. Esta es el segundo llamamiento que hacen los dirigentes bajo el nombre Colectivo Mayo-2011 -que desaparecerá tras Vistalegre II, según dicen- después de un artículo de presentación en 'Infolibre' en el que abogaban por evitar el "choque de trenes" que supondría una confrontación entre Iglesias y Errejón.

Bescansa ha estado participando activamente en el equipo de Iglesias, 'Podemos para todas', y en su documento político, mientras que Álvarez ha preferido mantener un papel más neutral con respecto a las corrientes y un perfil más discreto a nivel mediático.

Lea también:

- Iglesias y Errejón presentan sus respectivas propuestas políticas para Vistalegre II

- Anticapitalistas propone un programa rupturista para Podemos y una organización descentralizada

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.